Análisis

Análisis de Code of Princess para 3DS

Por Laura Gómez
-

Los beat ‘em up son cada vez más escasos y ha sido todo un acierto incluir este título en la eShop. Cada vez tenemos más variedad. Al igual que su predecesor espiritual, Guardian Heroes, este es un arcade en el que los combates cuerpo a cuerpo marcan la pauta, con un montón de enemigos a superar.  

Los beat ‘em up son cada vez más escasos y ha sido todo un acierto incluir este título en la eShop. Cada vez tenemos más variedad. Al igual que su predecesor espiritual, Guardian Heroes, este es un arcade en el que los combates cuerpo a cuerpo marcan la pauta, con un montón de enemigos a superar. Code of Princess nos pone en la piel de una princesa que debe defender su reino, ahora poblado por múltiples monstruos, empuñando una espada mágica. Hasta aquí todo es muy típico, pero cuidado...

Una trama clásica para un título muy noventero. Sus gráficos respiran el encanto de lo “retro” y, aunque estemos rodeados de clichés del género, es de agradecer el tono irónico que se le añade. Nuestra princesa Solange va ligerita de ropa y en nuestro equipo tenemos a una zombie o a una monja que se hace llamar Sister Hel. El tono de humor hace la aventura mucho más llevadera si tenemos en cuenta que los mamporros a diestro y siniestro son lo más relevante. Y de eso va muy bien surtido Code of Princess.

Innovaciones refrescantes

Tiene 50 personajes disponibles y cada uno cuenta con sus propios movimientos, armas y habilidades particulares. Con tanto personaje en pantalla haciendo lo suyo, se le pueden reprochar caídas del ratio de frames. Otro clásico de este tipo de juegos son los jefes finales, gigantescos y muy complicados de matar. Hasta que nos enfrentamos a ellos, nos cruzamos con un buen elenco de enemigos variados, algo muy de agradecer en el género. Su sistema de combate es bastante atractivo, haciendo de cada lucha una tarea muy divertida.

Y entre tanto guantazo, aparece el toque RPG que evita que el juego sea un beat ‘em up convencional: a medida que progresamos recogemos complementos o armaduras y estos ítems se pueden incorporar a nuestros personajes. Cuando hemos acabado de vestirlos de punta en blanco, en cada nivel superado elegimos qué habilidades potenciarles por un sistema de adquisición de puntos de experiencia (ataque, velocidad, vitalidad, defensa…).

Mutijugador online fallido

Una de sus características más llamativas era el multijugador local y online. Hasta cuatro personajes pueden adentrarse en la aventura, aunque la vertiente online es algo inestable en cuanto a detalles técnicos y entorpece un poco la experiencia. Por otro lado, el modo Campaña dura unas 3 o 4 horas, aunque los desarrolladores han intentado aportar contenido adicional con un Tutorial, un modo de Juego Libre y otro llamado Misiones de Bonus. Estos modos extra y la cantidad de personajes que podemos desbloquear alargan la vida del título.

Cada personaje tiene un diseño bastante chulo (a pesar de que apenas cuenta con soporte estereoscópico) y esto se puede ver mejor en las animaciones, al estilo anime japonés. Hasta el enemigo más fugaz tiene un cuidado brutal en su concepción 3D. El control es muy sencillo: hay tres tipos de intensidad de golpe divididos en tres botones y el cuarto activa el modo mágico del personaje. La pantalla superior nos muestra la acción y la inferior las estadísticas y el glosario de combos.

Se podrían haber corregido los tirones y el multijugador online, pero aun así es un gran juego de peleas y vale la pena saborear los años 90 otra vez. La sensación final es muy dulce y se nota el esfuerzo que ha llevado su desarrollo. ¿Otro fallo? El juego solo nos llega en versión digital y en la lengua de Shakespeare sin traducción. Sus fallos modifican ligeramente la experiencia de juego, sobre todo el multijugador online, pero el aire retro que respira deja una buena sensación. A pesar de los malos comentarios acerca del juego en los grandes medios (seguramente excesivamente incisivos), creemos que el título es muy necesario para la eShop.

Valoración

A pesar de sus defectos deja un sabor de boca bastante dulce. Rezuma un aroma clásico muy agradable y está claro que su desarrollo ha supuesto un gran esfuerzo.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Perfecto para los nostálgicos de los beat 'em up más clásicos del estilo Guardian Heroes. Su humor.

Lo peor

El online defectuoso le resta atractivo. Tenía un gran potencial que ha acabado algo desperdiciado.

Lecturas recomendadas