Análisis

Análisis de Company of Heroes 2 para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Por fin está aquí uno de los títulos de estrategia más esperados del año. Ya hace más de un lustro desde que los chicos de Relic lanzaron Company of Heroes, y sus seguidores están impacientes por conocer por fin lo que puede dar de sí, en lugar de tantas noticias, avances y alguna que otra Beta, que por fin ha sido abierta hasta hace pocos días.

El género de los juegos de estrategia y bélicos ya tiene bastante recorrido en el mundo del PC. A mediados de los 90, una saga de Microsoft llamada Close Combat, hacía las delicias de los aficionados a la estrategia, como un servidor, con una forma de jugar que no era muy común por entonces. Hablamos de una estrategia sin turnos, ambientada en la segunda guerra mundial y que incorporaba un sonido y animaciones de lo más punteras para la época.

Más de diez años después, los chicos de Relic lanzaron Company Of Heroes, sentando las bases hacia dónde iban evolucionar los juegos de este género, con una mecánica de juego que distaba mucho de aquel Close Combat, pero que ofrecía mucho más que combates en tiempo real. Ahora, con el título de Relic, podíamos no sólo ordenar a nuestros soldados a quien atacar, sino que además podían dedicarse a mejorar las instalaciones y prepararlas para su defensa.

Y ahora nos llega Company of Heroes 2, con dos características que destacan sobre todas las demás, su nuevo y potente motor gráfico Essence 3.0, que complementado por la joya de esta secuela, el motor meteorológico Coldtech, prometen meternos de lleno en el fragor de la batalla. También vamos a ver qué nos trae de nuevo Company of Heroes 2 en lo que a modos de juego se refiere y características de evolución y personalización de las tropas. 

El frente oriental

La gran seña de identidad de Company of Heroes 2 es el look soviético que impregna a todo su artwork. Y es que esta nueva entrega del clásico de Relic se desarrolla de manera íntegra en el frente oriental de la segunda guerra mundial, allá por el año 1941. Un frente que tuvo como uno de sus episodios más sonados la operación Barbarossa, de la que este sábado 22 de Junio se cumple su aniversario, para lo cual se ha organizado un evento online, que recordará en forma de gran partida multijugador aquella batalla, que supuso el comienzo de las hostilidades entre las tropas alemanas y soviéticas.

Como consecuencia de este frente, en Company of Heroes 2 nos veremos inmersos en una batalla donde la climatología será la clave de su desarrollo. Nunca antes un juego había mostrado de esta manera su influencia sobre el desgaste de las tropas o el resultado de la batalla. El gran reto de Company of Heroes 2 es que los nazis sigan sin poder romper esa maldición que ha perseguido a los frentes orientales a lo largo de la historia, desde Napoleón a Hitler. Ninguno pudo vencer al peor de los enemigos, el crudo invierno ruso.

Coldtech a toda máquina

Este es el epicentro de Company of Heroes 2 sin ninguna duda. Los chicos de Relic han querido dar una vuelta de tuerca de verdad ya no sólo a la saga, sino al género estratégico en general. Ya no basta con desplegar nuestras unidades en un escenario de color blanco, que emule la nieve y en el mejor de los casos penalice a las distintas unidades con movimientos más lentos por causa de la climatología.

En Company of Heroes 2 la meteorología abre un sinfín de posibilidades durante la batalla. Incluso podríamos decir que varias partidas en el mismo escenario nunca se desarrollarán de la misma manera, como consecuencia de los rigores invernales rusos. El sistema Coldtech afecta a nuestras unidades y las enemigas de varias maneras. Por ejemplo, al igual que la nieve puede sepultar numerosos caminos para avanzar en el frente, a la vez puede abrir otros en forma de ríos o lagos congelados.


Sin duda alguna esta característica nos hace sentir como si estuviéramos en el mismo frente tomando decisiones en tiempo real, como consecuencia de las inclemencias climatológicas, ya que llevar a nuestras tropas por caminos alternativos que pillen desprevenido al enemigo puede ser suficiente para decantar la balanza de nuestro lado. Por lo tanto, nuestros blindados y unidades de infantería podrán cruzar estos ríos y lagos helados de manera segura como vía alternativa, aunque con un gran riesgo en ello.

Y es que dependiendo de nuestro bando en el campo de batalla, nos beneficiará o nos perjudicará la existencia de estos caminos helados. En Company of Heroes 2, gracias a Coldtech, podemos destruir estas placas de hielo, ya sea por un pepinazo, o bien aplicando calor. Esto quiere decir que si estamos desempeñando una labor defensiva, podemos destruir estos emplazamientos helados al paso de los convoyes enemigos, para mandarlos al fondo del lago. Es espectacular ver cómo los blindados enemigos caen a plomo hasta el fondo, así como las unidades de infantería que no podrán soportar la extremadamente baja temperatura del agua.


Además, este motor de climatología tan dinámico, permitirá que una vez pasado un tiempo prudencial, la climatología vuelva a restaurar el hielo en los lagos y la nieve en los caminos y carreteras. También hay que destacar cómo afectará el frio a nuestras tropas o las enemigas. Como es normal, según sea nuestra situación, tendremos que tornar estas situaciones en nuestro beneficio. Si nuestros soldados no están a refugio o cerca de una fuente de calor, los más de 40 grados bajo cero que se encontrarán en la campiña rusa, acabarán con ellos en pocos minutos. Por ello es necesario acercar a nuestras unidades de infantería a las hogueras del mapa. También podrán refugiarse dentro de las diferentes edificaciones que encontraremos mientras exploramos el mapa.


Esto permitirá que los indicadores vitales de nuestros soldados no caigan de manera alarmante. En el desarrollo de las partidas en Company of Heroes 2, el factor meteorológico ha sido realmente decisivo, ya que a la hora de atacar a las tropas enemigas hemos de tener muy en cuenta la hora del día en la que realizaremos la misión, y si realmente nuestras unidades tienen un cobijo a mano para poder superar las escaramuzas con suficientes garantías.

Interfaz y controles

El desarrollo de juego respecto a su primera versión no ha sufrido grandes cambios, siguiendo el mismo sistema en tiempo real y donde la evolución de las tropas y de sus cuarteles es la vía más rápida para vencer al enemigo. El control de nuestras unidades se hace bastante sencillo con el ratón, seleccionando las unidades con el botón izquierdo y desplazándolas con el derecho.

La interfaz de juego está bien resuelta y resulta correcta sin más. En la parte inferior izquierda tenemos un mapa del campo de batalla que mostrará las zonas visibles y representa a cada unidad en forma de círculo, de un color distinto dependiendo del bando al que pertenezcan. En la parte central inferior tenemos la información de cada unidad de forma detallada, que nos ayudará a decantarnos por unas u otras a la hora del desarrollo de nuevas unidades.

Tanto el desarrollo de las nuevas unidades como de las instalaciones que podremos evolucionar, se muestran a través de un menú en la parte inferior derecha de la pantalla, mediante diferentes pestañas que separan los distintos apartados de creación de unidades y otros elementos para nuestro ejército. 

El nuevo sistema de visión Truesight, permite reproducir de manera bastante fiel la visión que nuestros soldados tienen del campo de batalla. Es una especie de niebla de guerra, que tiene en cuenta todos los factores geográficos para aportar un rango de visión realista a nuestras tropas. La experiencia de juego es sencilla, clásica y básicamente conserva todo lo que hizo del primer Company of Heroes una referencia en los juegos de estrategia. Los controles e interfaz cumplen sus objetivos sin más, no son para tirar cohetes pero nada estorba o se echa en falta.

Modos de juego

Company of Héroes 2 llega con nuevos modos de juego que aumentan de una manera espectacular la rejugabilidad y duración del juego. Relic no se ha conformado con ofrecernos un modo de campaña donde revivir las batallas más históricas del frente oriental, siempre desde la perspectiva rusa, sino que además, se ha mejorado el modo multijugador y añadido otros modos de juego “offline” con retos muy variados.

El menú principal está dividido en tres secciones principales, el modo campaña, online y el teatro de operaciones. El primero como ya os hemos contado se centra en el desarrollo de la campaña rusa en una sucesión de misiones que abarcan el largo y ancho del frente ruso. Dentro del modo online, tenemos tres tipos de juego. En el primero se desarrollan batallas contra otros jugadores de Company of Heroes 2. En el segundo modo de juego multijugador podremos luchar contra la inteligencia artificial en escenarios elegidos de manera aleatoria.

Por último, podremos crear una partida a nuestro antojo en el modo custom, creando un juego a nuestra medida donde participarán otros jugadores del universo Company of Heroes. La tercera modalidad de juego de Company of Heroes 2 es el llamado teatro de operaciones, el que dota de nuevos escenarios y modos de juego a la secuela de Relic. Por ejemplo, podremos jugar partidas cooperativas con los colegas que nos apetezcan, en escenarios históricos.

Ahora también existen retos individuales que nos propondrán diferentes misiones donde los recursos serán limitados o donde debemos sobrevivir a varias oleadas de enemigos atacando a nuestro cuartel general, una especie de test a nuestra capacidad para liderar a las tropas en situaciones excepcionales. Por último, el modo de batalla más común de todos, aquel que nos enfrentará a la inteligencia artificial de Company of Heroes 2 en diferentes misiones individuales. Una buena alternativa para cuando hayamos acabado el modo campaña.

Además, el menú principal incluye también la opción de personalizar las distintas tropas que componen el juego, pudiendo seleccionar entre otros, los generales para cada una de las unidades o la apariencia del camuflaje de los vehículos y de las tropas.

Técnicamente poderoso y muy exigente

Sin duda el apartado más vistoso de Company of Heroes 2, su apartado gráfico raya la perfección en muchos aspectos. Y no sólo por sus gráficos, sino por lo que puede llegar a mover y calcular su motor Essence 3.0. Todo está diseñado con una física admirable, podemos ver cómo los disparos de los blindados son capaces de derribar grandes edificios, con una fidelidad gravitatoria espectacular.


Dependiendo de lo que impacte a nuestros soldados, sus reacciones estarán directamente relacionadas con el arma que los haya impactado. Podemos ver cómo vuela por los aires un blindado, a la vez que vemos volar tras la explosión la unidad que se refugiaba tras su blindaje, viendo cómo caen los cuerpos de los soldados varios metros más allá. Los cascotes de los edificios, puentes o muros, volarán decenas de metros tras una explosión, actuando de metralla contra las unidades enemigas.

Cualquier elemento del escenario se puede destruir, incluso la vegetación, lo que permite crear caminos a nuestro antojo para nuestras unidades. Eso sí, no todo en Company of Heroes 2 es perfecto, tan espectacular es su motor gráfico como exigente. Y es que vamos a necesitar un maquinón o una tarjeta de video bastante potente para poder mover el juego con fluidez y una cierta calidad de texturas. En un ordenador de un par de años de antigüedad, con unas características medias, sólo se ha podido jugar de manera fluida con el detalle más bajo, habiendo incluso sufrido reseteos del ordenador en numerosas ocasiones.

Aun así, siendo realistas, para mover semejante monstruo gráfico, es evidente que se necesita una máquina potente, y los chicos de Relic, sin duda, han priorizado en ofrecer un producto de gran calidad técnica y revolucionario, en detrimento de una mayor compatibilidad. El apartado sonoro de Company of Heroes 2 está muy cuidado, Relic se ha preocupado de que nos llegue totalmente traducido al castellano, tanto los textos como las conversaciones que han sido totalmente dobladas. Los efectos de sonido son espectaculares, y las arengas o quejas de nuestros soldados en plena batalla aportan realismo a la experiencia bélica. Sin duda la guinda para un pastel espectacular.

Conclusión

En general, poco se puede decir en contra de Company of Heroes 2, porque no ha cambiado lo que funcionaba en su primera parte, jugabilidad, posibilidad de evolución de las unidades e instalaciones militares, así como su divertido modo multijugador. Relic se ha volcado en mantener todas sus virtudes e ir más allá no sólo en la saga, sino aportando nuevos elementos al género de la estrategia que sin duda van a sentar precedente.

Sin duda un “must have” para cualquier amante de la estrategia en tiempo real, o aunque te guste jugar por turnos, si lo que te gusta es la segunda guerra mundial, disfrutarás de lo lindo con la recreación casi perfecta de las unidades de uno y otro bando. El gran pero que podemos ponerle Company of Heroes 2 está directamente relacionado con su evolución técnica. Y es que los grandes requisitos técnicos de su motor Essence 3.0 van a obligarnos actualizar nuestra tarjeta gráfica, o directamente cambiar nuestro ordenador por otro más potente.

Eso si queremos que nuestras batallas muestren todo el esplendor de Company of Heroes 2 a la vez que la tasa de frames por segundo se mantiene en niveles aceptables. Company of Heroes 2 es uno de los juegos del año, y sin duda, el que marcará la evolución de los juegos de estrategia en el futuro. 

Valoración

Conserva lo mejor de su primera parte, una nueva vuelta de tuerca para el género de la estrategia en tiempo real, con un realismo desbordante y un motor climatológico que influye de verdad en el desarrollo de las escaramuzas, un clásico instantáneo

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

La influencia de la climatología, su potente motor gráfico, nuevas modalidades de juego

Lo peor

El motor gráfico es muy exigente, hace falta mucha máquina para poder moverlo de manera fluída

Lecturas recomendadas