Análisis

Análisis de Dark Souls 2: Scholar of the First Sin

Por Borja Abadie
-

Versión comentada: PS4

Dark Souls II: Scholar of the First Sin aterriza en PS4, Xbox One y PC de la mano de FromSoftware y Namco Bandai. La resaca de Bloodborne está siendo muy dura pero no nos queda más remedio que enfrentarnos, una vez más, a la muerte. Bueno, a cientos de muertes.

Dark Souls II: Scholar of the First Sin se postula como la edición definitiva del genial título de FromSoftware y Namco Bandai. Para empezar, y a ver si consigo dejarlo claro, el juego llega en tres versiones diferentes, por así decirlo.

Por un lado, llega como parche 1.10 (y de forma totalmente gratuita) a PC con DirectX.9, PS3 y Xbox 360. Este parche incluye lo que, a mi juicio, resulta más atractivo para los que ya hayan jugado al juego original. Y esto es: nuevos personajes no jugables, historia y eventos, además de nuevas descripciones de los objetos que ofrecerán más detalles sobre el universo de juego, algunas mejoras para la búsqueda de compañeros de muerte y ajustes en determinados atributos de nuestro personaje, por ejemplo. Obviamente, también podemos continuar partida utilizando a nuestro héroe (nadie quiere tirar más de 200 horas a la basura, ¿no?).


Lo más interesante a priori de este parche, sin embargo, es que incluye un nuevo jefe final, Aldia, que desbloquea un nuevo final alternativo para el juego. Parece gran cosa, pero la verdad es que el jefe final en cuestión es uno de los menos inspirados del juego y el final (sin soltar spoilers) tampoco es gran cosa. Además, también disponemos de un nuevo anillo, Agape, que absorbe las muertes que produzcamos online para fardar frente a los amigos.

Luego están los locos que nunca han jugado a Dark Souls II, que pueden hacerse con Scholar of the First Sin en sus queridas PS3, Xbox 360 o PC (con DirectX.9). Esta versión, que obviamente sí que cuesta dinero (41,99 euros) incluye el juego original y los tres contenidos descargables que ha lanzado FromSoftware, Crown of the Sunken King, Crown of the Old Iron King y Crown of the Ivory King, las tres coronas perdidas, que añaden decenas y decenas de horas de juego a Dark Souls II. Claro está, esta versión de pago también incluye el parche gratuito del que os hablábamos antes.

Pero no nos engañemos, Scholar of the First Sin juega un doble papel. Por un lado es una edición GOTY para los usuarios de PS3, PC (DirectX.9) y Xbox 360 pero lo más “novedoso” es la versión de nueva generación, para PS4, Xbox One y PC (esta vez con DirectX.11). Esta versión, que como podéis ver es la que hemos analizado (en PS4) reúne todo lo anterior y unas cuantas mejoras por 56,99.

FromSoftware sabe que hay un buen número de chifladetes que están deseando repetir aventura en su nueva consola, por lo que ha tenido a bien cambiar la localización de muchos enemigos para sorprender a los jugadores que se lo saben de memoria. Además, el número de jugadores online ascenderá hasta la cifra de 6 jugadores (invasor incluido). Por último, también están las mejoras gráficas, de las que os hablamos a continuación.

Mi hueco nunca ha lucido mejor

Dark Souls II se une a la creciente lista de juegos de la pasada generación que aterrizan en la presente con la "excusa" de ofrecer una edición definitiva del juego con un nuevo apartado gráfico que aproveche las capacidades de las nuevas máquinas. Este último año y pico nos las hemos visto con todo tipo de mejoras visuales, desde trabajos muy dignos como GTA V o The Last of Us hasta remasterizaciones en las que hay que poner dos consolas (de la pasada y la presente generación) juntas para poder apreciar las diferencias.

Bien, pues Dark Souls II: Scholar of the First Sin en PS4, Xbox One y PC (con DirectX.11) se mueve a 60fps y luce a 1080p, las dos cifras que traen por la calle de la amargura a los usuarios y los desarrolladores en estos últimos tiempos. La verdad es que se nota bastante, especialmente la tasa de frames, que hace que la experiencia de juego sea más fluida que en las versiones anteriores. La alta definición se agradece, y nunca le habíamos visto tan bien las arrugas a nuestro hueco, pero el resultado no es tan espectacular como nos gustaría, principalmente porque el juego original en PS3 y Xbox 360 ya resultaba mediocre en lo visual.
 
Las mejoras visuales se notan especialmente en la iluminación, con unos efectos que te empujan a quedarte siempre en Majula. El balance general, sin embargo, no es muy positivo, ya que se trata de un lavado de cara superficial que en ningún caso llega a meterse en faena para traer verdaderos cambios visuales o mejoras. Los escenarios siguen estando bastante vacíos según qué zonas, las texturas son iguales que las de PS3 y 360 (por mucho que se vean con mayor definición) y todo, en definitiva, es calcadito al original. Simplemente no está a la altura de lo que las nuevas consolas deben ofrecer.

Puede parecer ventajista (y seguro que lo es), pero viendo el aspecto de Bloodborne se nos hace muy duro volver atrás. Sí, ya sé que es un juego creado expresamente para PS4 y que por eso se ve mucho mejor pero la cosa va mucho más allá. Y es que FromSoftware nunca se ha caracterizado por poblar de detalle los escenarios y ahí se nota mucho la mano de Japan Studio. En cualquier caso, esto más una confesión personal que un argumento relacionado con el propio Scholar of the First Sin así que valorad sólo los argumentos anteriores.

Con Dark Souls hasta la muerte

Como habéis leído esta nueva versión no es ningún espectáculo visual de nueva generación pero es una opción bestial por la cantidad de contenido que ofrece. Además del juego original, al que se le pueden echar 200 horas (yo al menos lo hice), también tenemos los 3 DLC's que han aparecido hasta la fecha, lo que estira el chicle otras 100. Obviamente todo esto se puede hacer más rápido si eres un hacha con el mando y pasas de completar todo al 100%.

Los cambios de ubicación de los enemigos y de cantidad de ellos que encontramos es, desde luego, un acierto para que los que ya hemos jugado al juego original no tengamos una sensación de déjà vu constante pero no son cambios sustanciales que nos hagan querer repetir la larga travesía del original en PS4 o Xbox One.

Pero este Scholar of the First Sin va dirigido a otro público. Por un lado a los que, al contrario que yo, están deseando repetir la experiencia sí o sí con esos pequeños cambios visuales y jugables (especialmente para jugar 6 online). Pero, sobre todo, va dirigido a los afortunados que nunca han jugado a Dark Souls II o a los que no han catado ninguno de los DLC's que aparecieron, que encontrarán en Scholar of the first Sin un impresionante juego que les mantendrá enganchados durante decenas y decenas de horas.

En cuanto a la estrategia de FromSoftware de sacar esta edición al poco tiempo de que llegue Bloodborne sólo se me ocurre un porqué: contentar a los usuarios de Xbox One que no pueden catar Bloodborne. Desde luego, es algo que agradecerán (o deberían) pero es que ha pasado tan poco tiempo que las comparaciones son irremediables. Después de dedicarle tropecientas horas a Bloodborne, volver a Dark Souls II ha sido una experiencia agridulce. Por un lado echo en falta el detalle gráfico, la dirección artística y hasta los combates del juego de PS4 pero Dark Souls II es también una experiencia más difícil y exigente, lo que me congratula mucho. 

Los que no hayan jugado al juego original o incluso los que no lo hayan hecho con los DLC's, están de enhorabuena, porque Scholar of the First Sin es un pack que sólo los más temerosos de la muerte deben dejar escapar. Y es que, aunque no sea un espectáculo visual y tenga aspectos jugables que se han mejorado en Bloodborne, sigue siendo una experiencia absolutamente genial que todo jugón debería probar al menos una vez en la vida.

Valoración

Un grandísimo juego en una edición repleta de contenido pero con unas mejoras gráficas que no justifican su recompra.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Es Dark Souls. Cientos de horas de contenido. Su equilibrio dificultad-satisfacción.

Lo peor

Gráficamente no está a la altura, ni de lejos, de las nuevas consolas.

Lecturas recomendadas