Análisis

Análisis de Anomaly: Warzone Earth

Por
-

Estrategia y consola son dos palabras que no se suelen llevar bien. Afortunadamente, el título de Xbox 360 y PC es una de esas agradecidas excepciones.

Un argumento manido sirve de introducción para Anomaly Warzone Earth: Bagdad y Tokio han sido atacadas por una fuerza alienígena y nosotros, como parte del ejército británico, vamos a investigar y eliminar la amenaza. Como es normal en el género de la estrategia, estamos al mando de una escuadra que obedecerá nuestras órdenes sin rechistar y a la que podremos mejorar y ayudar cuando las cosas se pongan feas.

Estrategia clásica

Los chicos de 11 Bit Studios han dado a Anomaly una perspectiva aérea. Desde ella, hemos de planificar el recorrido de nuestras unidades, y hacérselo más llevadero con diversas técnicas. Desde lanzar humo y señuelos, hasta modificar la ruta a seguir. Hay enemigos en cantidad, pero no son variados. Torres con cañones giratorios, posiciones fortificadas que flanquear, naves… Todos tienen puntos fuertes y débiles, que debemos aprender.

Un detalle importante es que el comandante, nuestro héroe por así decirlo, puede moverse de manera independiente por el mapeado, por lo que podemos utilizarlo para distraer al enemigo mientras llegan nuestros efectivos. Además, para hacernos la vida más fácil, con él recogeremos la ayuda que llega en forma de paquetes desde el aire, aunque hay que tener cuidado porque puede morir si su barra de energía llega a cero. La reaparición del comandante es ilimitada, pero transcurren unos instantes hasta que esto ocurre y puede ser fatal para las unidades que estén dañadas y necesiten asistencia.

Adaptado a consolas

El control de Anomaly es cómodo. Los botones principales del pad despliegan el mapa y los menús. El mapa permite ver qué hay en el escenario y modificar la ruta del escuadrón. Los menús se utilizan para distraer con señuelos o comprar y mejorar las unidades. Esto último es posible gracias al dinero que obtenemos por recoger el mineral que está esparcido por el escenario. Gracias a él, en plena acción, podemos añadir unidades al grupo y mejorar las existentes, reforzando su blindaje o añadiendo potencia de fuego. Dado que los objetivos de cada mapa son sencillos (por ejemplo, alcanzar cierta zona sin perder unidades en el camino), se agradece que los menús no empañen la jugabilidad.

Hay cuatro modos de juego. El principal es Historia, con catorce misiones que tardaréis unas cuatro o cinco horas en completar. Carece de multijugador, aunque otros tres modos añaden “chicha”, como el clásico modo horda. Un buen detalle de las versiones Xbox 360 y PS3 son seis misiones que no aparecían en el original de PC, lanzado hace algo más de un año. En cuanto a la dificultad, hay tres niveles para que no sea complicado avanzar, aunque en las misiones finales sí podemos desesperarnos un poco.

Gráficamente es llamativo, sobre todo por el detalle con el que están recreados los mapas y los efectos de fuego, humo y nubes. Aunque todo tiene el tamaño justo, se nota el esfuerzo puesto en cada detalle. Es posible acercar la cámara, pero tenerla alejada da una mejor visión del escenario. La música y los efectos de sonido parecen sacados de una buena película bélica. El único “pero” son las voces en inglés. Los textos y subtítulos vienen en castellano, pero en ocasiones llegan comunicados del mando central y distrae el hecho de tener que leer los subtítulos si no dominamos el idioma de Shakespeare.

Buena hoja de servicios

Algunos medios nombraron a este Anomaly Warzone Earth como el mejor juego de 2011 para iPhone e iPad. También está disponible para dispositivos Android y, como hemos comentado, PC. Parecería que en una consola tradicional no lo iba a tener fácil, pero la adaptación del control ha sido acertada. Este reverse tower defense game, como comúnmente se conoce al subgénero entre los aficionados a la estrategia, tendrá éxito entre los jugones que busquen un título tranquilo. Precisamente por ello no gustará a todo el mundo, pero por 800 Microsoft Points/9,99 euros merece una oportunidad.

Valoración

Una experiencia sin sobresaltos y con una duración digna. Presenta una curva de dificultad bien ajustada y es fácil de controlar. Eso sí, siempre que seáis aficionados a la estrategia. Los “alérgicos” a ella no encontrarán motivos para jugarlo.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Ideal para partidas cortas, aunque su sencillez invita a dedicarle más tiempo del que planeábamos.

Lo peor

Los objetivos son variados al principio pero el desarrollo se hace repetitivo al jugar más misiones.

Lecturas recomendadas