Análisis

Análisis de una pieza de Piratas del Caribe

Por José Luis Sanz
-

Cuando apareció el primer LEGO Star Wars hace algunos añitos (2005), nadie imaginaba que estas fichitas serían uno de los mejores aliados de cualquier saga cinematográfica que quisiera vender vieojuegos entretenidos como churros. Así que aprovechando el estreno de la cuarta película de Piratas del Caribe, Disney pone en nuestras manos un bomba de jugabilidad que contiene toda la saga de películas, para alegría de fans y adoradores de Jack Sparrow...

El caso es que como podéis imaginar, el desarrollo de LEGO Piratas del Caribe no ha cambiado nada y todo se mantiene tal cual. Es decir, escenarios, músicas, personajes y secuencias calcadas de la película en cuestión y piezas de Lego que tenemos que recoger para ganar puntos y, cuando sea necesario, fabricar artefactos que nos permitan avanzar en la historia. Nada nuevo bajo el sol.

En LEGO Piratas del Caribe El Videojuego viviremos las películas por el orden que fueron estrenadas. Así, de primeras, viajaremos hasta Port Royal para jugar en la secuencia de la herrería, cuando Jack conoce a Will antes de ser detenido en las mazmorras. A partir de ahí se sucederán las secuencias más aclamadas de la serie que podremos protagonizar de Piratas del Caribe La Maldición de la Perla Negra, El Cofre del Hombre Muerto, En el Fin del Mundo y En Mareas Misteriosas.

Piratas de una sola pieza

La gran baza de LEGO Piratas del Caribe es su interminable elenco de más de 70 personajes que iremos desbloqueando a medida que vamos superando los distintos niveles. Cada uno tiene sus propias armas y habilidades y, a menudo, nos hará falta poner en funcionamiento los truquitos de uno en particular para superar un obstáculo.

Por ejemplo, Jack Sparrow cuenta con su brújula con la que puede encontrar objetos ocultos, mientras que Will Turner lanza hachas por el aire. Y sí, hay una versión LEGO de Angélica (Penélope Cruz). Este tipo de juego permite que el modo cooperativo de dos jugadores a la vez sea completamente alucinante y una fuente inagotable de diversión.

En cada nivel vamos a jugar con un grupo de personajes concreto y podemos pasar a controlar el que queramos con sólo pulsar un botón, con lo que alternar sus habilidades da mucho ritmo a la aventura. Cuando superemos las distintas fases de las películas tendremos la oportunidad de volver a visitarlos en el modo juego libre y, ahí sí, elegir al personaje que más nos guste de todos los desbloqueados. De esta forma, podremos encontrar todos los ecretos que nos falten en la coleción.

100% Lego, 100% Piratas del Caribe

La filosofía LEGO también se mantiene a la hora de ponérnoslo fácil: cuando perdamos todos los corazones de vida, los personajes no mueren sino que pierden piezas de LEGO que recogemos constantemente por los niveles (y que sirven para desbloquear extras).

Esto garantiza que nadie (incluidos los más pequeños de la casa) va a quedarse atascado. Así que si eres todo un experto, siempre puedes picarte para acabar los niveles con el mayor número de piezas posible. Eso sí, lo único de lo que podemos quejarnos es que el juego no innova respecto al típico desarrollo de otros LEGO (cosa que sí hacían los recientes LEGO Harry Potter).

Lego Piratas del Caribe es bonito, los gráficos son de calidad y una sola pieza, tiene la increíble banda sonora de Hans Zimmer y es terriblemente divertido. ¡Y ser Jack Sparrow siempre es atractivo! ¿No os parece?

Valoración

Si eres fan de la saga, de Jack Sparrow, del capitán Barbossa o del joven Will, este es tu juego. Por primera vez, un título que hace justicia a las cuatro películas de la saga. ¡¡Genial!!

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

La similitud con las películas es brutal y el modo cooperativo es un filón de diversión.

Lo peor

Es igualito en el desarrollo a lo que hemos visto ya en otros juegos de LEGO. ¿Os suena?

Lecturas recomendadas