Análisis

Análisis de Dead or Alive 5 Last Round

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

Dead or Alive 5 Last Round supone el salto a la "nueva generación" de este juego de lucha protagonizado por bellas luchadoras (también hay luchadores no menos bellos, pero tienen menos carisma y no lucen tanto) que en esta versión definitiva nos traen todo lo bueno que vimos en las pasadas ediciones de DoA5 y un puñado de añadidos y mejoras. ¿Merecerán la pena? Vais a tener que leeros este análisis para descubrirlo. Round 3. Fight!

Las luchadoras más voluptuosas (y los luchadores, voluptuosos o no, también) vuelven a verse las caras en Dead or Alive 5 Last Round. Y decimos que vuelven a verse las caras porque ya se las han visto en dos ocasiones anteriores. Dead or Alive 5: Last Round es la edición definitiva de Dead or Alive 5, un juego de lucha 3D que salió en 2012 para PS3 y Xbox 360 y que al año siguiente ya contó con una versión optimizada, subtitulada Ultimate, que mejoraba y ampliaba lo visto en el original. Y ello sin contar Dead or Alive 5 Plus, la correspondiente adaptación para PS Vita del juego. Por ello, no está de más recordar y tener en cuenta que nos hallamos ante una “actualización” de un juego de 2012-2013, con todo lo que eso conlleva, en PS3 y 360. A la vez, supone el salto de la serie a la "next gen", pasando a formar parte del cada vez menos selecto club de "remasterizados" que saltan a PS4 y One con mejoras y añadidos tras haber triunfado en sus máquinas precedesoras. Por último, decir que con Dead or Alive 5 Last Round la saga DoA se estrena en el mundo del PC, aunque ya os avisamos de que no estará disponible en Steam hasta el próximo 30 de marzo según fuentes de Koei Tecmo.

Dicho esto, efectivamente Last Round es la versión definitiva de Dead or Alive 5. Por opciones, apartado gráfico y plantel de luchadores. En este sentido, alcanza los 34, la cifra más alta en la historia de la saga. A luchadoras míticas de la serie como Hitomi, Helena, Ayane o Kasumi se unen fichajes de otras sagas como Ninja Gaiden (Ryu Hayabusa, Rachel…) o Virtua Fighter (Akira, Sarah Bryant, Pai Chan…) y en Last Round se añaden dos nuevos personajes controlables, el icónico jefe final Raidou y Honoka, una “colegiala” en apariencia normal pero que esconde un poderoso poder: la capacidad de aprender automáticamente cualquier movimiento de lucha que contemple. Estudia sus movimientos favoritos de diversas fuentes y estilos de lucha, y los combina en un estilo único que ha bautizado con el original nombre de "Honoka Fu”.

Otra de las características de Dead or Alive 5 Last Round es que ofrecerá más de 300 atuendos disponibles para poner guapas (y guapos) a nuestras luchadoras (y luchadores). Un buen surtido de trajes (podremos vestirnos como Papá Noel o con todo tipo de sugerentes bikinis, por poner un par de ejemplos), complementos como gafas o distintos peinados para disfrutar de nuestros “outfits” preferidos tanto en los modos en solitario (que detallaremos a continuación), como en los combates Online. Esta opción ya estaba presente en el anterior, así que si ya tienes tus creaciones hechas de Dead or Alive 5: Ultimate, podrás transferirlas a Last Round. Un buen detalle con los seguidores más fieles de la saga, que además podrán transferir los contenidos descargables adquiridos previamente desde la “pasada generación” a su partida en Xbox One o PS4.

¡Piedra, papel o patada!

Para disfrutar de este buen elenco de luchadores, en Last Round contaremos con el clásico sistema de lucha de los Dead or Alive, que se sustenta básicamente en cuatro botones: puñetazo, patada, llave y defensa/contraataque. El funcionamiento de este sistema es sencillo de explicar pero difícil de dominar, y se fundamenta en los principios básicos del juego “Piedra, Papel. Tijera”: Los golpes (ya sean puñetazos o patadas), prevalecen sobre los agarres; las llaves hacen mella en la defensa; y la defensa se convierte en una contra ante las patadas y puñetazos. Un triángulo sencillo de asimilar, pero que en la práctica admite múltiples matices y combos que sólo echándole muchas horas llegaremos a dominar, ya que cada personaje cuenta con una gran cantidad de golpes únicos, agarres y llaves que podremos combinar y en el que nuestra habilidad en el “timing” es clave, así como otros aspectos que también influyen como nuestra postura, la posición con respecto al rival y con ciertas partes del entorno, etc.

Entre esos matices volvemos a encontrar, por ejemplo, los golpes “cargados”, que nos permitirán lanzar a nuestro adversario lejos de nuestra posición, infligiendo un castigo adicional si logramos estamparlos contra algunos de los limites que presente el escenario (o arrojarle a un nivel inferior si éste tiene varias alturas, en algunos incluso se quedarán colgados momento en que podremos hacerles más daño sí somos lo bastante rápidos y hábiles). Incluso podremos lanzarlo por los aires, aprovechando para encadenar algunos golpes extra antes de que nuestro rival “aterrice” en el suelo. Eso sí, para poder realizar estos golpes cargados tendremos que tener menos de la mitad de nuestra barra de vida. También podremos dejar aturdidos a nuestros rivales tras ciertos golpes críticos, dejándoles a nuestra merced y sin posibilidad de que se defiendan. Y todo este entramado adquiere aún más profundidad en los combates por parejas, una modalidad que se potenció más en Dead or Alive Ultimate y que permite variantes como que los dos luchadores participen en una secuencia de golpes y llaves o incluso la posibilidad de forzar el cambio de luchador en el equipo rival.

Buen elenco de modos de juego

En cuanto a modos de juego, lo cierto es que Last Round ofrece básicamente lo mismo que el anterior, empezando por un original modo historia coral, que nos pone en la piel de casi todos los luchadores del juego en unas 70 “misiones” (o sea, combates) hilvanados por secuencias de video que van desgranando la trama. También posee el clásico modo Arcade (con un buen abanico de niveles de dificultad) y las modalidades Contrarreloj (acaba con los rivales en el menos tiempo posible) y Supervivencia (resiste ante una sucesión de adversarios que irán soltando ítems al son de nuestros golpes), ambos disfrutables tanto en solitario como en combates por parejas. Y también incorpora el combate por equipos de Ultimate, en el que se enfrentan dos equipos de siete luchadores y el primer equipo que se quede sin luchadores, pierde.

Y luego tenemos un profundo modo Entrenamiento, repleto de pruebas y retos que nos servirán también para conocer todos los entresijos de cada luchador. No faltan tampoco otros extras como el modo Espectador o la posibilidad de hacer fotos o de desbloquear muchísimos títulos que luciremos en los combates Online. Dichos combates puedes ser en solitario o por parejas, y pueden contar para nuestro nivel o no (sirviendo simplemente de  mero divertimento). Y por supuesto podemos crear o unirnos a distintas salas, con buenas opciones de configuración. Sus creadores aseguran haber mejorado toda la parcela Online en Dead or Alive 5 Last Round superando los problemas que había en el pasado. Lamentablemente, en el momento de hacer este análisis encontramos poca gente disponible para comprobarlo, aunque los (pocos) combates que pudimos disputar Online funcionaron bastante bien.

En cuanto al apartado técnico, la verdad es que Dead or Alive Last Round mantiene el tipo. No se puede decir que sea un juego que gráficamente nos deje con la boca abierta (recordemos que es una versión mejorada de un juego de hace un par de años) pero el modelado de las luchadoras (y el de los luchadores) sigue brillando, así como sus animaciones y muchos de los efectos que adornan ciertos escenarios (viento y arena en el desierto, las olas en la playa, etc.). Lógicamente, en PS4 y Xbox One todo luce mejor, a 60 fps con el consiguiente aumento de la resolución (1080p mientras que para las versiones de PS3 y 360 se han mantenido los 720p de los anteriores) y añadidos como dos escenarios nuevos, llegando hasta los 38 (algunos de ellos con sus "peligros", topes, distintas alturas, etc.).

Dead or Alive 5 Last Round mantiene sus virtudes y defectos en esta nueva edición mejorada. Su sistema de lucha tiene mucha miga, pero puede que sea menos accesible y espectacular que el de otros pesos pesados del género. Dominarlo os llevará muchas horas, lo que sumado a su buen elenco de modos de juego y sus optimizadas opciones Online lograr camuflar algunas otras carencias, como su limitado plantel de luchadores (en comparación con otros juegos del género. Además, en su salto a PS4 y Xbox One tampoco podemos decir que haya introducido muchas novedades de verdadera importancia (más allá del consabido aumento en la resolución). Por eso, si ya has disfrutado de DoA5 Ultimate, no creemos que ofrezca demasiados alicientes que no hayas podido disfrutar ya. Pero sabemos que los fans acérrimos de Dead or Alive no van a hacernos caso y se lo van a comprar de cabeza así que... ¡a disfrutar de este último round!

Valoración

Last Round es la versión definitiva de Dead or Alive 5. Puede que en su salto a la "next gen" no traiga demasiadas novedades de peso si ya tienes Ultimate, pero eso no le importará a los fans de la serie.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

Su estilo es sencillo de asimilar pero dominarlo requiere horas de práctica. Buenos modos de juego.

Lo peor

Pocas novedades con respecto a Ultimate. Pocos luchadores si lo comparamos con otros juegos de lucha

Lecturas recomendadas