Análisis

Análisis de Dead Rising 3: Ángel Caído

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Xbox One

La segunda "historia no contada" de Dead Rising 3 llega a Xbox Live, para que profundicemos en las peripecias de la deslenguada Ángel Quijano. Y, ¿sabéis qué? Si no habían contado la historia hasta ahora, por algo sería...

El pase de temporada de Dead Rising 3 incluye 4 expansiones para la historia, llamadas Historias no Contadas. Cada una de estas historias está protagonizada por un personaje diferente, cuyo destino se cruza con el de Nick en algún punto. Ya analizamos la primera expansión, Operación Águila Rota, pero ahora toca hablar de la segunda, que acaba de ponerse a la venta: Ángel Caído.

La protagonista es Ángel Quijano (sí, es una chica y se llama Ángel, ¿qué pasa?), una de los miembros de los rebeldes que se enfrentan a la GDZ en Los Perdidos. Ella es una chica borrachuza y malhablada, pero enormemente diestra en combate, por lo que ha de encargarse de misiones de alto riesgo para su banda, como despejar una emisora de radio o recuperar unas armas desperdigadas por la ciudad.

Tómate un café, Quijano

En un primer vistazo, el look de la protagonista nos hace prever un desarrollo adrenalínico y lleno de acción, pero la realidad es que Ángel Caído es decepcionantemente soso. La mecánica de las misiones es tosca y simple, basada en ir a un punto, recoger algo o eliminar zombis mientras nuestro compañero desatasca una puerta. Nada que no hayamos visto ya mil veces, con el agravante de que se desarrolla en escenarios que ya conocíamos del juego y el DLC anterior.

Al menos, se incorporan algunas armas nuevas. Ángel lleva desde el comienzo en su inventario una maza con pinchos. No es especialmente efectiva, pero sus golpes resultan espectaculares. Más contundentes resultan las uzis gemelas, que además permiten ejecutar un barrido rápido de tiros. Estas armas no solo sirven para este episodio, sino que también se pueden aprovechar con Nick en la campaña principal.

En cuanto a vehículos, se añade una furgoneta de burger (la podéis ver en la imagen de arriba) que no ofrece más atractivo que su propia estética. Las misiones secundarias también estan ahí, pero no es que sean muy memorables. Por un lado, hemos de disparar a todas las cámaras que veamos, para que no hagan saltar la alarma. ¿La recompensa? Unos cuantos puntos de experiencia, nada reseñable. Otras misiones secundarias nos proponen retener ejecuciones: los soldados van a matar a unos cuantos rebeldes, así que hemos de detenerlos a tiros. Los soldados son particularmente resistentes, aunque siguen haciendo gala de IA propia de un percebe.

Si os entretenéis un poco con esas tareas secundarias, esta expansión puede durar algo más de una hora y media. Sí, habéis leído bien, esa es la duración de la historia. Es una pena que no se haya apostado más por explotar la trama y, sobre todo, el personaje de Angel, porque podría haber llegado más lejos. Sobre todo, si tenemos en cuenta que la historieta de marras cuesta 10 euros (es gratis si tenéis el pase de temporada).

A esta mediocridad general hay que añadir algunos errores realmente notables. Ya no me refiero tanto a los bajones de frame rate, un bache que el resto del juego tampoco ha sabido superar. Me refiero a una misión en la que debemos llevar la furgoneta de la que os hablaba antes a cuatro puntos clave. ¡Sí, lo mismo que en el DLC anterior, qué original! Esta furgoneta es especialmente débil y, si se destruye, perdemos. Pues bien, resulta que después de llegar a cada punto clave se salva la partida automáticamente. Si hemos llegado a ese punto con la "salud" de la furgoneta muy mermada nos fastidiamos, la partida salvada conservará esos datos. Así pues, si no hay forma de llegar al final con tan poca energía, no nos quedará otra que comenzar todo el episodio desde cero.

En definitiva, Ángel Caído es un DLC que tenía buenos ingredientes para resultar interesante y se queda en un desarrollo torpe y soso, que en absoluto justifica su precio, a pesar de incorporar algunas armas chulas y un personaje potencialmente interesante. Puedo aceptar otros contenidos descargables como una práctica válida (Panteón Marino de Bioshock Infinite o Left Behind de The Last of Us son dignos ejemplos), pero este caso me parece estirar el chicle sin más. Aún quedan dos más por llegar. ¿Conseguirán redimirse las Historias no Contadas?

Valoración

Insulsa expansión que poseía ingredientes para llegar más lejos, pero que acaba siendo corta e irregular.

Hobby

49

Malo

Lo mejor

Las nuevas armas.

Lo peor

Si parpadeas, te lo pierdes. La poca creatividad de las misiones.

Lecturas recomendadas