Análisis

Análisis de Death Dome para Android e iOS

Por Sergio Gracia
-

Los chicos de Glu Mobile se ponen las pilas y sorprenden con el lanzamiento de Death Dome, un 'Inifnity Blade' desarrollado en una época post-apocalíptica en la que el Virus-M ha causado estragos entre la sociedad, matando a unos y convirtiendo en horribles mutantes a otros. ¿Te atreves a entrar en la 'zona segura'?

Las tablets más actuales ya han demostrado sobradamente lo que son capaces de hacer con la ayuda de desarrolladoras interesadas en exprimir al máximo su potencia oculta. Los primeros que nos dejaron la boca abierta fueron los chicos de Epic Games con su sorprendente Infinity Blade, que funcionaba bajo la maquinaria de un Unreal Engine adaptado a terminales móviles.

A éste le siguieron otros tantos juegos de calidad gráfica igual de espectacular y ya no nos resulta extraño encontrar trabajados efectos de partículas, shaders, escenarios llenos de elementos y personajes con todo lujo de detalles. Death Dome es la última propuesta de Glu Mobile, quienes han querido subirse al carro del género (si no os parece mal que lo consideremos un género completamente nuevo) creado por Epic Games pero, ¿conseguirá estar a la altura? ¿Ofrece algo nuevo? ¿Cuánto jugo podemos sacarle? Deberás seguir leyendo el artículo para descubrirlo.

Dos hombres entran, uno sale

Parafraseando al maestro de ceremonia de la Cúpula del Trueno comenzamos a hablaros de la historia de Death Dome, y es que aunque se trate de un juego de acción y aporreo 'porque sí', tiene algo de trasfondo... pero no mucho, para qué os vamos a engañar.

Si la saga Resident Evil tiene el Virus-T, Death Dome puede presumir de tener el Virus-M. Éste no convierte a la gente en asquerosos muertos vivientes sedientos de sangre y hambrientos de carne y sesos, pero casi. La excusa es bien sencilla: nadie tiene ni idea de dónde ha salido este peligroso virus, pero el caso es que es letal y ha causado estragos en la sociedad de la ciudad de Palamira.

La mayoría de los afectados murieron irremediablemente y entre terribles dolores, los que no sufrieron este desgraciado destino se convirtieron en peligrosos mutantes que, viendo de lo que eran capaces con sus nuevas habilidades, se dedicaron a hacer el mal (lo típico), sin embargo no tardaron en ser recluidos en la 'zona segura', como lo llamaron quien quiera que los metiese en cuarentena, aunque otros prefieren llamarlo Death Dome (Cúpula de la Muerte). Nosotros manejaremos a una joven aparentemente frágil y desvalida, pero que esconde un oscuro secreto, habilidades para el combate dignas de cualquier súper héroe y ganas de saber cómo empezó todo.

Lucha por tu vida... y para sacarte unas perras

Esa es, más o menos, la idea básica de la mecánica de juego en Death Dome: luchar, luchar, luchar, ganar experiencia y dinero, seguir luchando, luchar un poco más, volver a luchar, mejorar el equipo y seguir luchando. ¡Ah! Y luchar otro rato. Si habéis jugado a Infinity Blade podréis haceros una idea de cómo funcionan los combates en Death Dome, pero como sabemos que no todo el mundo ha jugado a todo, nos pararemos a explicarlo más a fondo.

Contamos con un sencillo mapa en el que se nos marcan varias localizaciones, las cuales deberemos visitar para... ¡exacto, lo habéis adivinado, LUCHAR! Bueno, mentimos, antes de empezar a repartir mamporros tendremos unos poquísimos segundos en los que podremos rapiñar todas las calaveras (la moneda de curso legal en Death Dome) y demás regalitos (monedas Glu Mobile) que encontremos en el escenario.

Pero no os hagáis ilusiones, porque no se trata de una exploración a antojo por el escenario, sino que nos metemos de lleno en un 'mini-juego' de lo más absurdo y aburrido, algo tan sencillo como tener que tocar la pantalla tres veces en el punto que nos indique, así hasta que al enemigo le dé por aparecer (lo cual no se demora mucho).

Ahora sí, ahora es cuando empieza la encarnizada lucha. El mutante al que nos enfrentamos tendrá un nivel establecido y una debilidad, ya sea al fuego, la electricidad, el veneno... características que puede tener el arma que estemos usando. Lo más interesante es que cada enemigo cuenta con sus formas de atacar, un patrón bien diferenciado, el cual deberemos estudiar a base de recibir tollinas, tener ojo y anticipación a sus movimientos. Algunos ataques serán bien obvios (sobre todo los de los enemigos de los primeros niveles), pero otros costará entender por dónde van a venir.

Contamos con varios sistemas para evitar recibir daño: esquivar, bloquear con el escudo y bloquear realizando un golpe en la dirección contraria. Para esquivar no tenemos más que mantener pulsadas las flechas que se encuentran a los laterales de la pantalla en la dirección deseada. Para bloquear habrá que pulsar el icono del escudo (pero ojo, porque tendremos un número limitado de bloqueos). Finalmente, para contraatacar tendremos que realizar un gesto de arrastre con el dedo en la dirección contraria a la que estamos recibiendo el golpe.

Tras una serie de evasiones realizadas con éxito (cuyo número depende del enemigo al que nos enfrentemos) podremos atacarle sin que tenga ocasión de defenderse. Además, si realizamos cualquiera de estas acciones para evitar el daño en el momento preciso, en el último segundo antes de ser golpeados, conseguiremos más puntos de Flux... ¿Que qué es el Flux? Ahora te contamos.

Cuando nuestro nivel de Flux llegue a 100 podremos activarlo y desatar una potente sucesión de ataques mientras nuevos enemigo está grogui, todo muy visual e impactante, además de útil cuando queremos propinarle 'una tanda de yoyas por la cara', ya que no podrá bloquearlas.

Pero la verdadera fiesta del combate en Death Dome llega cuando tenemos que enfrentarnos a los Behemoth, unos colosales enemigos que dominan la Cúpula de la Muerte y que servirán como jefes finales de cada zona. Éstos tendrán una gran cantidad de vida y patrones muy variados de ataque, los cuales irán cambiando a medida que vayamos avanzando en la lucha. Resultan batallas de lo más épicas, sobre todo por la diferencia de tamaños entre uno y otra.

Los golpes, con sangre, entran mucho mejor

Aunque el diseño artístico de Death Dome sea muy similar al de Borderlands 2 (un 'Cel Shading' muy al estilo cómic americano) siempre hay sitio para los sesos y la sangre, ¡vaya si lo hay! Los pobres mutantes que tengan las narices de enfrentarse a nosotros irán quedando como el Ecce Homo de Borja a medida que vayamos bajándole la barra de vida, incluso podremos realizar un brutal 'finisher' si cumplimos con ciertos requisitos que nos piden antes de comenzar a batallar. Éstos pueden ser del estilo "realizar tres bloqueos perfectos", "esquivar cinco ataques", etc.

Normalmente los golpes sencillo serán lo suficientemente salvajes como para que esté justificada la clasificación de +18, pero cuando el rival tenga la mala suerte de recibir el combo final especial... ahí es cuando la cosa se pone truculenta: sacarle los intestinos, reventarle la cabeza a golpes, dejarlo eunuco o desmembrarlo y decapitarlo... vaya, muy al estilo Mortal Kombat.

Como decimos, gráficamente es muy similar al estilo del juego post-apocalíptico de Gearbox Software, aunque éste tira, sobre todo en los escenarios, por algo un poco más realista y menos 'cómic' (en cuanto a las texturas, se entiende). Todos los campos de batalla serán diferentes y estarán repletos de detalles, con una calidad gráfica más que notable. Los personajes, igualmente, estarán a la altura de las circunstancias y, aunque 'siempre nos enfrentemos a los mismos' (hay unos cuantos mutantes diferentes), éstos irán evolucionando en equipo y aspecto a medida que vayamos y vayan subiendo de nivel, por lo que no nos dará la sensación de estar luchando contra el malo de siempre (aunque en realidad así sea).

El timo de la estampita

Vale, no vamos a criticar el modelo de negocio 'free-to-play' que se lleva implantando desde hace tanto tiempo, pero es que en ocasiones nos resulta un tanto escandaloso. Death Dome es gratuito, sí, podéis descargarlo en vuestros terminales Android e iOS sin ningún tipo de cargo, pero obviamente de algún sitio tendrá que sacar beneficio Glu Mobile, ¿no? Bien, ahí es cuando entran las monedas Glu, las monedas calavera y el equipo al que éstas nos dan acceso.

Como en cualquier juego de este tipo tendremos que conseguir nuevo y mejorado armamento para poder avanzar sin que nos aplasten como a moscas. Estas armas, armaduras, escudos y 'power-ups' cuestan dinerillo, ¡si no sería demasiado fácil! Pero una cosa es que tengamos que jugar unas pocas partidas para sacar los cuartos necesarios y otra es que tengamos que estar prácticamente esclavizados para poder acceder a un arma ligeramente superior a la que tenemos... aunque bueno, siempre podemos pagar con dinero real y conseguir un buen puñado de recursos para evitarnos horas y horas y horas y horas de tedio, lo malo es que estos packs de monedas 'in-game' se nos antojan un tanto caros (por ejemplo, 13.000 monedas calavera o 260 créditos Glu nos costarán 9,99€ cada pack, y con ellas no tendremos ni para empezar).

Cuando os decimos que es necesario mejorar nuestro equipo para poder hacer algo en el juego no estamos bromeando, y es que, una vez completada la primera zona, la cosa se complicará mucho y muy rápido, teniendo que luchar contra enemigos que nos doblan los niveles y nos triplican en fuerza y vida, y creednos, no es nada divertido tener que estar, literalmente, 15 minutos viendo como el mutante de turno nos hace los golpes de siempre y nosotros realizamos los movimientos de siempre. Es aburrido. Mucho.

¿Y qué ocurre si morimos en mitad de un combate? ¡Ah! Pues eso, que morimos... bueno no, podemos revivir y continuar el enfrentamiento como lo dejamos, con lo que no perderemos nuestro valioso tiempo ni las recompensas encontradas. Ahora bien, a la primera resurrección invita la casa, el resto habrá que pagarlas con monedas Glu Mobile, ¡a ver si os pensáis que esto es Jauja!

En general Death Dome es un juego que, técnicamente, cumple sobradamente, sin embargo cojea, y mucho, en la parte que más nos importa: la diversión. Los primeros combates y, sobre todo, las luchas contra los Behemoth serán increíbles, sin embargo no tardaremos en aburrirnos de tener que luchar siempre contras los mismos enemigos para conseguir algo de dinero que nos permita comprar mejor equipo con el que volver a luchar contra los mismo enemigos que... en fin, la pescadilla que se muerde la cola.

Valoración

Death Dome intenta seguir la estela dejada por Infinity Blade, sin embargo sólo consigue hacerlo durante un pequeño periodo de tiempo.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Gráficamente está a la altura de los grandes del momento.

Lo peor

El juego se hace repetitivo y cansino.

Lecturas recomendadas