Análisis

Análisis de Destiny: La Casa de los Lobos

Por David Martínez
-

Versión comentada: PS4

La Casa de los Lobos es la segunda expansión de Destiny. Nuevas misiones de historia, eventos multijugador, objetos y mapas para que los guardianes se conviertan en leyenda en el universo creado por Bungie.  

Destiny, el FPS desarrollado por Bungie y Activision fue uno de los juegos más ambiciosos del año pasado, y ahora nos llega su segundo DLC: La Casa de los LobosSu planteamiento a medio camino entre el "shooter" en primera persona y el rol persistente tipo MMO, dividió a la crítica desde su lanzamiento, aunque a nosotros nos parece uno de los mejores FPS de la generación. 

Incluso los usuarios más "hardcore" han sufrido por su exigente sistema de progreso, en que la experiencia para subir de nivel se sustituye por piezas de equipo, y resulta bastante complicado encontrar armas legendarias y exóticas. Si queréis profundizar en este título, lo mejor será que le déis un repaso a nuestro análisis de Destiny para PS4.

El pasado mes de diciembre pudimos disfrutar de la primera expansión de Destiny: La Profunda Oscuridad. En aquella ocasión nos llevamos un pequeño "chasco" ya que toda la acción giraba en torno al regreso de Crota, un personaje de la Colmena que amenazaba la Luna. En aquella ocasión, ya se adivinaba la importancia de los DLC para disfrutar de este título al completo, y si queréis saber qué nos pareció, aquí podéis leer nuestro análisis de Destiny: La Profunda Oscuridad.

Pues bien, La Casa de los Lobos completa el pase de expansión de Destiny. Se trata de un segundo DLC que conserva el planteamiento del anterior, es decir, que hace crecer el juego de manera global, tanto en la historia, como en los modos multijugador (cooperativo y competitivo) y además aumenta el catálogo de armas y piezas de armadura disponibles. En este caso, podremos llegar hasta nivel 34 al cumplir las misiones que nos encarga la Reina de los insomnes, que nos espera en el Arrecife.

Visitamos el Arrecife... y mucho más

En el juego original esta localización no era más que un elemento argumental, en que nos limitábamos a presenciar un par de secuencias de vídeo, protagonizadas por los insomnes. Por fin, con  La Casa de los Lobos, tenemos la oportunidad de visitar el Arrecife, convertido en un punto de encuentro entre jugadores similar a la Torre. Allí conocemos a Petra Venj, quien nos recompensa por las nuevas misiones de historia. Hay que adelantar que se centran en una venganza contra los caídos, y que mantienen el diseño de niveles y el ritmo de Destiny, sin arriesgar demasiado, aunque resultan igualmente divertidas. En total son 5 misiones, localizadas en Venus (también patrulla y una visita a la cámara de cristal) y en la Tierra. 

Después de estos tiroteos, se abre uno de los nuevos modos: el Presidio de los ancianos. Se trata de un tipo de juego "arena" cooperativo para tres jugadores, en que nos enfrentamos a oleadas de enemigos, y jefes finales cada vez más duros. No sólo nos limitamos a disparar sino que hay pequeños objetivos adicionales, como desactivar minas, pero a grandes rasgos, perpetúa el sistema de juego "horda" que en su momento inició Gears of War. Podemos entrar en la Prisión a partir de nivel 28, y la verdad es que se convierte en un desafío, que obliga  a los tres jugadores a coordinar su forma de luchar.

En La Casa de los Lobos no hay incursión para 6 jugadores, pero sí tenemos un asalto en la Luna (el Ladrón de las sombras) en que tenemos que acabar con un mercenario caído, llamado Taniks con otros dos amigos. Como podéis ver este DLC tiene bastante contenido PVE (jugador contra enemigos controlados por la I.A.) pero la historia principal, en particular el papel de los Cabal y los Vex no progresa. 

El multijugador competitivo

Esta segunda expansión también incluye tres mapas multijugador (uno más en la versión PlayStation, llamado la Atalaya del Tiempo y ambientado en Marte) para jugar los modos tradicionales. Tienen un tamaño medio, pero a nosotros nos ha convencido especialmente La Corte de las Viudas, por su ambientación en una vieja ciudad europea y sus espacios abiertos, perfectos para los francotiradores. Además, si no os habíais hecho con La Profunda Oscuridad (el primer DLC) ahora sus mapas multijugador están disponibles para todo el mundo, lo que amplía considerablemente estos enfrentamientos. 

Para terminar, dejando a un lado las nuevas piezas de equipo y los cambios en la mercancía de la Torre, tenemos la oportunidad de entrar en Las Pruebas de Osiris. Es un evento multijugador con recompensas exclusivas en que se enfrentan equipos de tres jugadores (es eliminatorio y no hay respawn).  Probablemente sea el modo más exigente, pero las recompensas que ofrece merecen la pena. 

Conclusiones finales

Recapitulando, La Casa de los Lobos es un buen añadido. Por 19.95 euros obtenemos cuatro mapas multijugador (por ahora tres en las consolas de Microsoft) además de un nuevo evento, el modo arena en el Presidio de los ancianos, un asalto y 5 misiones de historia. También accedemos a nuevas piezas de equipo y podemos visitar el Arrecife (para encontrarnos con otros jugadores, como en la Torre). Sin embargo, este segundo DLC sigue sin profundizar en el argumento de Destiny, y tampoco nos da acceso a demasiadas localizaciones. Con todas las posibilidades que ofrece este universo, se nos ha quedado bastante corto.  Y ya puestos, nos hubiera gustado disfrutar de una nueva incursión.

Valoración

El segundo DLC de Destiny profundiza en este universo, con nuevas misiones, modo arena, mapas PVP y la posibilidad de visitar el Arrecife. Aún así, se queda corto y no remata la historia principal.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Visitar el arrecife, la arena y las misiones de historia.

Lo peor

El contenido se queda corto. La historia principal no progresa.

Lecturas recomendadas