Análisis

Análisis de Dishonored Definitive Edition

Por Luis López Zamorano
-

Versión comentada: Xbox One

El análisis de Dishonored Definitive Edition llega a HobbyConsolas.com para contaros qué es lo que ofrece esta remasterización para PS4 y Xbox One de uno de los títulos más aclamados de los últimos años. ¿Merecerá la pena?

Corría el año 2012 cuando Bethesda nos sorprendió con el lanzamiento para PC, PS3 y Xbox 360 de Dishonored, una aventura de infiltración en primera persona desarrollada por Arkane Studios que destacó por su libertad de acción, su apartado artístico y su atractiva historia. Ahora, siguiendo el ejemplo de muchas otras compañías, la propia Bethesda ha decidido lanzar una remasterización del título para PS4 y Xbox One bajo el nombre de Dishonored Definitive Edition, y nosotros ya lo hemos jugado en profundidad para ofreceros un completo análisis del título. ¡Pero no os preocupéis! Si no tuvisteis la oportunidad de jugar a la aventura original, en este análisis os contaremos todo lo que ofrece esta Edición Definitiva sin “destriparos” su argumento.

Corvo, un héroe deshonrado

No podemos entender Dishonored sin antes hablar de Corvo Attano, su protagonista. Y es que, la historia de esta aventura gira en torno a la lucha de Corvo por recuperar su honor tras una gran traición, que no revelaremos para no estropear la sorpresa de los primeros compases de la aventura.

Corvo es el protector de la Emperatriz de Dunwall, un experto asesino dotado de un gran talento para la infiltración y el combate, y es ahí donde reside la primera de las claves de Dishonored Definitive Edition que dota a la aventura de un alto nivel de rejugabilidad. El título, al igual que ocurre con la saga Deux Ex, por ejemplo, nos permite completar cada fase de manera directa, enfrentándonos a los enemigos, o buscando rutas alternativas intentando no llamar la atención y dejando el menor rastro posible.

Y es que, esto último también influye directamente en el desarrollo de la acción. Como en toda buena aventura de infiltración, si eliminamos a muchos enemigos, sus compañeros permanecerán más alerta en el futuro y será más fácil que nos detecten. Por otro lado, si optamos por aturdirlos, se vuelve fundamental que carguemos con ellos y los escondamos si no queremos alarmar a los demás rivales de esa zona.

Por supuesto, Corvo cuenta con una buena variedad de armas y habilidades especiales para poder superar cada área de diferentes maneras. Contamos con una espada, una ballesta con distintos tipos de munición, minas... Todas ellas mejorables con el dinero y los planos de fabricación que encontramos por los escenarios. ¡Pero eso no es todo! Corvo también cuenta con poderes y objetos sobrenaturales, que también son mejorables con las runas que encontremos y que le permiten teletransportarse, ver enemigos a través de paredes, poseer ratas para que ataquen a los enemigos mientras permanecemos ocultos...

Todos estos factores juntos, las distintas formas de superar cada fase y la busqueda de monedas, planos y runas para mejorar las armas y las habilidades de Corvo, hacen que explorar los escenarios de Dunwall sea fundamental en Dishonored. Y es que, esta ciudad está llena de posibilidades.

Dunwall, una ciudad llena de posibilidades

Pese a que Dishonored no es una aventura Sandbox, tampoco estamos ante el típico título pasillero. La trama principal que se recoge en Dishonored Definitive Edition, que es la misma que en el original, se divide en pequeños capítulos que nos obligan a superar las misiones en orden. Cada uno de estos capítulos nos presenta un mapa bastante grande, que nos da un montón de posibilidades para superar cada misión de varias maneras.

Así, podemos buscar rutas alternativas que nos lleven hasta nuestro objetivo principal, a la par que nos “perdemos” por las calles de Dunwall para superar misiones secundarias y buscar los objetos necesarios para mejorar las armas y las habilidades de Corvo. Además, explorar los escenarios a fondo en cada misión nos permite descubrir relatos ocultos que narran la historia de los habitantes de Dunwall, algo muy interesante si os gusta saber todo sobre los juegos que disfrutáis porque, si en algo trabajó bien Arkane Studios en su día fue en el universo que envuelve a la ciudad de Dishonored. Y es aquí donde viene otra de las claves de este Dishonored Definitive Edition.

¿La verdadera Edición Definitiva?

Si algo hay que destacar realmente de Dishonored Definitive Edition es que trae consigo, además de la aventura original de la que ya os hemos hablado, los tres DLC que salieron para ésta. Así, esta remasterización se convierte en la oportunidad de lujo para jugar a todo Dishonored por completo y descubrir la historia entera de Dunwall. Algo que puede interesaros mucho si no jugasteis a estos tres DLC porque aportan cosas realmente interesantes al título.

El primero de estos contenidos es Dunwall City Trials, una serie de desafíos adicionales que resultan bastante atractivos. El segundo de los DLC es El Puñal de Dunwall, una expansión de la historia principal de Dishonored que nos da el control de Daud, uno de los villanos principales de la aventura, por lo que podemos conocer los acontecimientos desde otro punto de vista a la par que visitamos nuevos escenarios y hacemos uso de otras habilidades distintas a las de Corvo. Y por último, Las Brujas de Brigmore, que es la continuación del anterior DLC y que nos sirve para descubrir datos de interés sobre algunos de los escenarios que estarán presentes en Dishonored 2.

Así que, a la pregunta que encabezaba este apartado del análisis: Sí, Dishonored Definitive Edition podría ser la verdadera edición definitiva del título siempre y cuando no se haya jugado antes ni a la aventura original ni a sus DLC pero... ¿Y si ya hemos jugado? Entonces, la respuesta es sencilla.

No, no lo es

Si ya jugasteis a Dishonored en su día, esta Definitive Edition os resultará decepcionante. Sí, es cierto que los contenidos que la componen son de calidad, sobre todo a nivel argumental, pero el apartado técnico deja mucho que desear tratándose de una remasterización para la nueva generación de consolas. Y es que, parece que sus responsables no se han esforzado demasiado en hacer que el título luzca de maravilla y que simplemente se han limitado a juntar todos los contenidos del original en un solo disco.

Vale que el apartado artístico de Dishonored era digno de admirar en su día, pero estamos hablando del año 2012. A día de hoy, se podía esperar mucho más de una remasterización así. Definitive Edition mejora algunos aspectos con respecto al original, pero sigue sin superar a la versión de PC de hace tres años y eso es algo que no podemos pasar por alto viendo el aspecto visual de remasterizaciones recientes como la de Gears of war Ultimate Edition, por ejemplo. Y es que, lo único que se ha modificado ha sido la resolución que ahora es de 1080p.

¿Qué pasa con la tasa de imágenes por segundo? Pues que tanto en PS4 como en Xbox One es de 30fps. Ni rastro de las 60 imágenes por segundo que sí han ofrecido otros títulos de estas características en las nuevas consolas. Además, todos los elementos gráficos de Dishonored Definitive Edition siguen prácticamente igual que en el original, por lo que no hay novedades en cuanto a la iluminación, las texturas, los modelos de los personajes y de los escenarios...

Y para colmo, los tiempos de carga siguen siendo igual de largos, algo que interrumpe la acción entre misiones durante un buen rato y que puede hacer que perdamos el interés por la historia. Además, el apartado sonoro de Dishonored Definitive Edition tampoco ha sido retocado (aunque en PS4 hay algunos elementos que se escuchan a través del DualShock 4), por lo que el nivel artístico de esta “Edición Definitiva” resulta un despropósito y hace pensar que estamos más ante un simple port de plataforma que ante una remasterización.

Conclusión

Dishonored Definitive Edition os encantará si no tuvisteis la oportunidad de disfrutar del título original en su día, pero os decepcionará si lo hicisteis. Puede que os llame la atención por incluir los tres DLC, pero al no contar con una mejora técnica considerable, os saldrá mejor descargarlos para el título original de la anterior generación que comprar esta remasterización en PS4 y Xbox One. Sigue siendo un título destacable por su argumento y sus mecánicas, pero a nivel técnico deja mucho que desear tratándose de una remasterizaión para las nuevas consolas.

Las Brujas de Brigmore

Valoración

Si no jugasteis al original, os gustará. Contiene todos los DLC que salieron para éste y su trama y sus mecánicas siguen siendo destacables. Pero si disfrutasteis del título en 2012, será mejor que lo dejéis pasar o acabaréis defraudados.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

Contiene todos los DLC. Su amplia libertad de acción. Su atractiva historia.

Lo peor

No se aprecia una mejora técnica notable y da la sensación de ser un simple port.

Lecturas recomendadas