Análisis

Análisis Doki Doki Universe para PS4

Por Juan Lara
-

Versión comentada: PS4

Doki Doki Universe es el último juego de Greg johnson, creador de un mítico juego de Mega Drive protagonizado por 2 alienígenas alocados llamados Toe Jam & Earl. Volvemos a las andadas galácticas con otro título ambientado en el espacio y con extraterrestres y robots como protagonistas. 

Doki Doki Universe es una aventura gráfica en la encarnaremos a un robot llamado QT3 que ha sido abandonado en un asteroide por su familia humana por carecer de la "humanidad" que presentan modelos de autómatas más modernos. Tras 32 años esperando a que vuelvan, un simpático extraterrestre que explica a nuestro protagonista su dramática situación actual y le propone aprender a "sentir" para poder volver junto con su antigua familia.

Para ello, deberá visitar distintos planetas temáticos (submarino, hawaiano, etc.) y escuchar, entender y ayudar a sus variopintos habitantes a ser felices. Y aquí es donde se despliega la sencilla mecánica jugable que nos tendrá entretenidos durante las próximas 6-7 horas. Elegir las preguntas y respuestas adecuadas harán que estos seres expresen sus miedos y alegrías y, así, podamos hacer realidad sus sueños. ¿Y de que manera?, pues muchas veces será haciendo algo de ejercicio físico usando el stick derecho (saltar, provocar terremotos, inclinarse, saludar, bailar, etc) y otras muchas será "invocando" alguno de los cientos de objetos que acumularemos no sabemos dónde. Así, tal Doraemon, nos casaremos arcoíris, demonios, castillos...y cualquier objeto que os venga a la mente. Con cada buena acción el "medidor de felicidad"  subirá y seremos obsequiados con más objetos para la invocación. Habrá veces que, por contra, tengamos que "cabrear" o asustar a alguno para conseguir dichos objetos. Una mecánica muy, muy simple que peca de repetitiva a pesar de la variedad y absurdo de las situaciones en las que nos veremos y que tampoco tiene un hilo conductor que desarrolle la historia. Saltaremos de plantea en plantea, disfrutando de diálogos muy divertidos pero que proponen siempre lo mismo (preguntar, invocar, recoger). También podremos investigar los distintos escenarios para dar con otros regalos en forma de invocaciones o objetos decorativos para nuestro planeta natal. Algo tan sencillo como aburrido pero que, además, podemos simplificar aún más usando un sonar que nos muestra el lugar donde están los dichosos regalos.
Además de los 20 planetas a visitar, también existen unos asteroides donde se nos someterá a una serie de preguntas sobre nuestra personalidad Una especie de psicoanálisis no demasiado serio que nos dará resultados curiosos y, es posiblemente, bastante cercanos a la realidad. Un entretenimiento que nos saca un poco de la mecánica principal y provocará alguna sonrisa extra.
Su componente online se reduce a la posibilidad de poder mensajearnos con otros amigos a través de Facebook y mostrarles mediante imágenes lo chulo que ha quedado nuestro mundo natal con todos esos objetos recogidos a lo largo de toda la galaxia. Galaxia esta angloparlante únicamente como podéis comprobar en las imágenes y que podrá suponer un duro obstáculo para muchos jugadores pues, como podéis imaginar, los diálogos son un aparte fundamental en esta aventura.
El apartado gráfico resulta vistoso gracias a su aspecto de dibujo de niño pequeño con personajes bastante expresivos y con unas animaciones en línea con el tono general del juego. No deslumbran en ningún caso pero resultan curiosos y llamativos.
Lo mismo podemos decir del aparado sonoro que, aunque carece de voces de cualquier tipo, si nos regala los oídos con una variedad de sonidos que expresan por si solos en muchos casos el humor o los sentimientos del personaje con el que estamos hablando.
Un experimento con una temática muy interesante (los sentimientos y relaciones humanas) y que por momentos nos sabe arrancar sonrisas, pero que lo hace a través de una mecánica demasiado simple y repetitiva. Ni siquiera se trata de una aventura gráfica al uso, por lo que los amantes del género harían bien en probar la demo antes de adquirir el juego completo. Eso sí, si finalmente os engancha, que sepáis que podréis jugarlo en PS3 y PS Vita también gracias al cross-buy y al cross-save.


Haciendo feliz a la peña

Para ello, deberá visitar distintos planetas temáticos (submarino, hawaiano, etc.) subidos a un cerdo con alas y escuchar, entender y ayudar a sus variopintos habitantes a ser felices. Y aquí es donde se despliega la sencilla mecánica jugable que nos tendrá entretenidos durante las próximas 6-7 horas. Elegir las preguntas y respuestas adecuadas harán que estos seres expresen sus miedos y alegrías y así podamos hacer realidad sus sueños. ¿Y de que manera?, pues muchas veces será haciendo algo de ejercicio físico usando el stick derecho (saltar, provocar terremotos, inclinarse, saludar, bailar, etc) y otras muchas será "invocando" alguno de los cientos de objetos que acumularemos no sabemos dónde. Así, al más puro estilo Doraemon, nos sacaremos de dios sabe donde arcoíris, demonios, castillos...y cualquier objeto que os venga a la mente. Con cada buena acción el "medidor de felicidad"  subirá y seremos obsequiados con más objetos para la invocación. Habrá veces que, por contra, tengamos que "cabrear" o asustar a alguno para conseguir dichos objetos. 

Una mecánica muy, muy simple que peca de repetitiva a pesar de la variedad y absurdo de las situaciones en las que nos veremos y que tampoco tiene un hilo conductor que desarrolle la historia. Saltaremos de plantea en plantea, disfrutando de diálogos muy divertidos pero que proponen siempre lo mismo (preguntar, invocar, recoger). También podremos investigar los distintos escenarios para dar con otros regalos en forma de invocaciones o objetos decorativos para nuestro planeta natal. Algo tan sencillo como aburrido pero que, además, podemos simplificar aún más usando un sonar que nos muestra el lugar donde están los dichosos regalos.

Además de los 20 planetas a visitar, también existen unos asteroides donde se nos someterá a una serie de preguntas sobre nuestra personalidad. Una especie de psicoanálisis no demasiado serio que nos dará resultados curiosos y, posiblemente, bastante cercanos a la realidad si somos sinceros en las respuestas, claro. Un entretenimiento que nos saca un poco de la mecánica principal y provocará alguna sonrisa extra.

Experimento de psicoanálisis

El caso es que la temática general y la intención de los creadores es realmente novedosa y original, pues ahonda en los sentimientso humanos más habituales (amistad, amor, soledad, etc) de una forma ligera y que entra por los ojos. Sin embargo, enseguida notaremos que no hacemos más que repetir lo mismo una y otra vez, cambiando sólo el personaje que tenemos enfrente. Una lástima porque además eso impide que se profudice en ciertos temas y al final nos quedemos sólo su superficie.

Tampoco su componente online brilla, pues se reduce a la posibilidad de poder mensajearnos con otros amigos a través de Facebook y mostrarles mediante imágenes lo chulo que ha quedado nuestro mundo natal con todos esos objetos recogidos a lo largo de toda la galaxia. Galaxia esta angloparlante únicamente como podéis comprobar en las imágenes y que podrá suponer un duro obstáculo para muchos jugadores pues, como podéis imaginar, los diálogos son un aparte fundamental en esta aventura.

El apartado gráfico resulta vistoso gracias a su aspecto de dibujo de niño pequeño con personajes bastante expresivos y con unas animaciones en línea con el tono general del juego. No deslumbran en ningún caso pero resultan curiosos y llamativos.Lo mismo podemos decir del aparado sonoro que, aunque carece de voces de cualquier tipo, si nos regala los oídos con una variedad de sonidos que expresan por si solos en muchos casos el humor o los sentimientos del personaje con el que estamos hablando, auqnue las melodias son bastante discretas y no creemos que acabes taranreándolas.

Un experimento con una temática muy interesante (los sentimientos y relaciones humanas) y que por momentos nos sabe arrancar sonrisas, pero que lo hace a través de una mecánica demasiado simple y repetitiva. Ni siquiera se trata de una aventura gráfica al uso, por lo que los amantes del género harían bien en probar la demo antes de adquirir el juego completo. Eso sí, si finalmente os engancha, que sepáis que podréis jugarlo en PS3 y PS Vita también gracias al cross-buy y al cross-save.

Valoración

Una propuesta muy original y con mucho humor que peca de inconexa y repetitiva. El trasfondo tiene su punto pero no gustará a todo el mundo.

Hobby

72

Bueno

Lo mejor

Su sentido del humor y lo entrañable que es el protagonista. Es Cross buy/cross save.

Lo peor

Mucho texto y todo en inglés. Algo repetitivo y falto de ritmo.

Lecturas recomendadas