Análisis

Análisis de Donkey Kong Country 2 - Hace 20 años en Hobby Consolas

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

¡Donkey ha sido secuestrado! Tamaña ofensa no podía quedar impune, así que en 1995, el análisis de Donkey Kong Country 2 nos demostró que Super Nintendo no bajaba la guardia a la hora de demostrar poderío técnico. Echemos plátanos al asunto y retrocedamos 20 años en la historia de Hobby Consolas.

Ya hemos comentado que, a finales de 1995, Saturn y PlayStation mantenían una batalla feroz por demostrar su superioridad técnica. Ante la batalla de los 32 bits (y el apoyo de SEGA a su nueva consola), Mega Drive comenzaba a perder fuelle, pero Nintendo aún apostaba totalmente por Super Nintendo. La prueba de ello fue la llegada esas navidades de Donkey Kong Country 2, secuela directa del juego que dejó boquiabierto al personal un año atrás. De nuevo, Rare se convertía en la artífice de esta aventura y se valió de sus todopoderosas estaciones de trabajo Sillicon Graphics para concebir el todavía impactante apartado técnico.

El planteamiento apenas cambiaba: plataformas 2D con un estilo bastante clásico, pero rodeadas de rutas secretas, personajes de apoyo (en esta ocasión se estrenaron la araña Squitter, Glimmer el pez linterna, Rattly la serpiente y Clapper la foca. Por supuesto, la principal novedad de Donkey Kong Country 2 fue Dixie, la monita compañera de Diddy, que era capaz de "hacer el helicóptero" con sus coletas para avanzar más. Ella y Diddy tenían que cooperar para rescatar al pobre Donkey, que en esta ocasión era el "damiselo en apuros". Salvo el añadido de las monedas para comprar ventajas, el resto era bastante similar a lo que vimos en el primer Donkey Kong Country: teníamos más vagonetas, barriles propulsores y fases de bonus basadas en la recolección de bananas.

Por supuesto, hay quien vio esto como una prueba de la debilidad de esta entrega, pero aún así teníamos un juego gigantesco, completísimo y tremendamente impactante en lo visual, incluso si se comparaba con las nuevas consolas. Hoy en día estamos más acostumbrados, pero los efectos meteorológicos y de iluminación que daban variedad a los actos del juego parecían un prodigio de la inmersión hacde 20 años. ¡Y ojo también a la banda sonora! No era tecnología CD, pero no cabía duda de que Rare era una especialista en explotar los circuitos de SNES para crear buenas melodías, como ya había demostrado con Killer Instinct.

El análisis de Donkey Kong Country 2 tuvo lugar en el nº 51 de Hobby Consolas. Aunque no se llevó el 99 que tuvo Donkey Kong Country (y que repetiría Donkey Kong Country 3), sí obtuvo un enorme 95 que lo convirtió en el juego estrella del mes. ¡SNES aún tenía mucho que decir!

Pincha aquí para leer el análisis del nº 51 de Hobby Consolas:

Un año después llegaría Donkey Kong Country 3, pero DKC 2 tuvo tiempo de convertirse en el sexto juego más vendido de la historia de la consola. La entrega se recuperó más adelante en GBA y en la Consola Virtual, cuando ya Rare había dejado de trabajar para Nintendo y se había pasado a la línea Xbox.

Por cierto, a partir de la semana que viene tendremos un pequeño cambio en nuestra tendencia nostálgica de los sábados y pasaremos a recordar grandes iconos del videojuego, independientemente de la fecha en la que salieron. Confiamos en que os gustará pero, mientras tanto, podéis ir recordando estos análisis clásicos de la antigua Hobby Consolas:

Valoración

Sin ser tan rompedor como la primera parte, es difícil toparse con un juego que tenga una apariencia gráfica tan impactante y unos personajes con tanta personalidad.

Hobby

95

Excelente

Lo mejor

Es completísimo y potente visualmente.

Lo peor

Las mismas cosas no sorprenden dos veces.

Lecturas recomendadas