Dragon Ball Fusions
Análisis

Análisis de Dragon Ball Fusions, el nuevo RPG para 3DS

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: 3DS

¡Menuda caja de pandora abrió Akira Toriyama cuando se inventó las fusiones en Dragon Ball! Ahora, Bandai Namco da un nuevo giro de tuerca a la idea y presenta un nuevo juego de rol para 3DS en el que se mezcla hasta el apuntador.

Desde luego, los seguidores de Dragon Ball estamos viviendo una segunda juventud, gracias a la tonelada de contenidos relacionados con la gran obra de Akira Toriyama que están llegando últimamente. Quedan menos de diez días para el estreno de Dragon Ball Super en castellano y hace poco, recibimos la interesante saga de Dragon Ball Xenoverse en consolas de sobremesa.

No falta relación con esta última en el caso que ahora nos ocupa: con este análisis de Dragon Ball Fusions os proponemos viajar a otra situación alternativa, en la que todas las épocas, entornos y personajes de Bola de Dragón se han entremezclado en un gazpacho espacio-temporal pensado para que veamos las aventuras de los saiyanos con otros ojos.

Todo arranca con nuestro personaje (luego nos centraremos en su creación) y el travieso guerrero Pinich invocando a Shenron para que éste cumpla su deseo: poder enfrentarse a los guerreros más poderosos para medir sus fuerzas. El deseo se cumple, pero no como esperaban: ahora, los diferentes guerreros y entornos están mezclados en un entorno surrealista, de tal forma que nos toca visitarlo poco a poco para reencontrarnos con viejos conocidos de la saga para unirlos a nuestro grupo (de hasta 5 guerreros) y enfrentarlos a rivales cada vez más fuertes.

Analizamos todas las películas de Dragon Ball. ¡Pincha aquí para leerlo!

Así, la mecánica de Dragon Ball Fusions consiste en recorrer volando los diferentes mapas e interactuar con los personajes que encontremos, ya sea hablando con ellos o peleando. Cuantos más personajes derrotemos y reclutemos, más energías de diferentes colores acumularemos, lo que servirá a su ver para romper barreras que nos den acceso a nuevos territorios. Por lo general, nos encontraremos con personajes creados para la ocasión, pero de vez en cuando, nuestra agenda Ziku detectará "desgarros espacio-temporales" que nos pueden servir para invocar a guerreros icónicos de otras épocas (como Goku niño, por ejemplo), para reclutarlos.

A media que cumplimos las misiones principales, aprenderemos nuevas habilidades, como los ataques Zenkai (versiones más poderosas de los golpes normales) o las fusiones. En estas encontramos las grandes novedades del juego. Por un lado, tras acumular suficiente energía podemos ejecutar en pleno combate la Fusión de cinco. Es justamente eso: 5 guerreros se fusionan en uno solo durante unos segundos para lanzar ataques devastadores sobre el pobre rival.

Dragon Ball Fusions

La combinación que da más juego, no obstante, es la fusión EX: mediante un brazalete creado por Bulma, dos personajes se fusionan en uno solo que mezcla no solo el aspecto, sino también las habilidades de ambos. Además, esta fusión puede mantenerse indefinidamente, hasta que el usuario quiera. Por tanto, tiene las ventajas de la fusión estándar y la pohtala, pero ninguno de sus defectos... Gracias a esta fusión, podemos mezclar personajes de todo tipo y dar pie a combinaciones realmente chocantes y divertidas. Hay decenas de fusiones ya previstas en el juego, pero también podemos dar pie a otras únicas (probad a mezclar a vuestro protagonista con Krilín, por ejemplo), siempre que haya un mínimo de afinidad entre los personajes. En realidad, la fusión EX no es tan poderosa y efectiva como la Fusión de cinco, pero resulta muy divertido ir probando combinaciones para ver qué pastiche de personaje nos sale. Hay verdaderas "idas de olla", como mezclar a Arale con Towa o a Krilin con Piccolo, pero también hay resultados espectaculares: Cellzer (la mezcla de Freezer y Cell) será un enemigo a tener en cuenta, por ejemplo...

Dragon ball Fusions

Vistos los objetivos que podemos alcanzar, ¿cómo vamos avanzando en Dragon Ball Fusions? Su desarrollo es propio de un RPG estratégico: primero, creamos a nuestro personaje, que puede ser humano, namekiano, saiyano, extraterrestre (no solo de tipo Freezer, sino también de muchos otros) o foráneo, que puede ser tipo Majin o tipo Kaioh. Una vez creado, avanzamos por el mapa ya citado, para ir descubriendo personajes, tiendas y misiones secundarias. Por otro, hemos de combatir en decenas, centenares de ocasiones, ya sea por "motivos de guión" o porque crucemos nuestro camino con algún personaje en el mapeado. Los combates son siempre entre dos equipos, que pueden tener de uno a cinco miembros cada uno. En la parte inferior de la pantalla hay una barra de turno por la que van avanzando las caras de los personajes. Cuando una llega al final, le toca atacar. Podemos elegir entre un ataque cuerpo a cuerpo, una onda de energía, un movimiento especial, cargar energía o escapar. En función de lo que escojamos, podemos movernos por el "ring" para colocarnos donde más convenga y después ejecutar el ataque.

Algunos ataques se lanzan y punto, mientras que otros activan un minijuego en el que hemos de seleccionar en qué punto de un círculo golpear. Si el rival señala otro punto, el ataque tiene éxito. Si señala el mismo punto que nosotros, bloqueará el ataque y le haremos menos daño. Además, dependiendo de nuestra posición y de dónde le golpeemos, el rival saldrá despedido en una dirección. Si choca con otros miembros de su equipo, estos recibirán algo de daño y se desplazarán un poco. Al impactar con miembros de nuestro equipo, le darán un golpe extra. Por último, tener compañeros de equipo cerca de nosotros al ejecutar el ataque también servirá para propinar algún golpe extra. Así, no importa solo qué ataques lancemos, sino dónde nos coloquemos en cada momento.

Lee nuestro análisis de Dragon Ball Xenoverse 2 para PS4 y Xbox One

Hemos comentado antes que cada personaje puede optar por ejecutar también movimientos especiales. Estos requieren que nuestro medidor de ki esté lo suficientemente lleno (se va llenando al lanzar golpes normales) y cada personaje puede tener hasta 3 movimientos especiales. Algunos serán de apoyo, como sanar o mejorar la velocidad, mientras que la mayoría serán ataques "de gama alta" como el Kamehameha o el Big Bang Attack. Muchos de estos ataques tendrán un área propia de ataque (una línea recta, un círculo, etc), algo que también hay que tener en cuenta de cara a nuestra estrategia.

Dragon Ball Fusions

A la hora de atacar, hay que  tener en la cabeza que cada personaje tiene un icono de color, que puede ser rojo, azul o amarillo. Los de color rojo hacen más daño a los amarillos; estos, hacen más daño a los azules; los azules, son más efectivos contra los rojos. Tranquilos, el juego nos muestra en todo momento el "triángulo de colores" para que nos quede clara esta correspondencia.

Por último, hay que señalar que nuestro comportamiento en combate será lo que nos permitirá reclutar a buena parte de los personajes. Si, durante la pelea, un personaje tiene una estrellita en su barra de salud, significa que es "reclutable". Para poder unirlo al grupo, tenemos que derrotarlo con un Zenkai Attack. Recordad que no podemos ejecutar ese ataque siempre que nos dé la gana, sino solo cuando hayamos acumulado la suficiente energía.

Con todas estas normas sobra la mesa, uno puede concluir que los combates de Dragon Ball Fusions tienen un alto componente estratégico... Y es totalmente cierto, pero también lo es que acaban haciéndose repetitivos. A fin de cuentas, hay 10 personajes peleando a la vez, por lo que, a poco que nuestros rivales sean algo poderosos, las luchas pueden hacerse más largas de lo deseable. Por suerte, subir de nivel es bastante fácil, por lo que podemos prepararnos con facilidad para los diferentes retos.

Dragon Ball Fusions

El hecho de que los combates suelan ser largos agrava otro problema del juego: como ya mencionamos, para poder acceder a nuevas zonas hay que acumular energías de un determinado color. Estas se obtienen encontrando a rivales en el mapa cuya aura sea de ese mismo color y reclutándolos en combate. Por tanto, para obtener esas energías, hay que repatearse el mapa (en el que no se indica el color de los personajes), encontrar a un rival, pelear, acumular energía para el Zenkai Attack, lanzarlo y rezar para que efectivamente acabe con él. A medida que avanzamos en el juego vamos recordando dónde está cada tipo de enemigo y cómo conseguir más energía, pero eso no quita que esta tarea sea innecesariamente tediosa. 

No desesperéis, ya que hay muchas otras tareas para cumplir en el mapa. Algunos personajes clave nos retarán a misiones secundarias curiosas (atentos a la misión de venganza de Yamcha con los Saibaimen) y hasta hay un par de minijuegos. El primero consiste en pasar a toda pastilla por aros flotantes. El segundo, en Satan City, es un divertido test con preguntas sobre todo el universo de Dragon Ball. Os aseguro que algunas se las traen... ¡Hay que ser muy experto para sacar un 10! Con todo, la aventura principal os puede llevar unas 20 horas, pero las numerosas tareas secundarias pueden duplicar fácilmente esa cifra.

Dragon Ball Fusions
Un "saber y ganar" para gokumaniacos.

De hecho, la ambientación es uno de los puntos fuertes, ya que abarca desde los comienzos de Goku hasta los acontecimientos de Dragon Ball GT o los más recientes de Dragon Ball Super. Así, acabaremos cruzándonos con personajes como Champa o Hit. Dar con todos estos personajes y mezclarlos en Fusiones EX supone todo un caramelo para los fans con ganas de experimentar. En el lado negativo de esta ambientación, tenemos unos diálogos un poquito largos en según qué momentos. Están bien adaptados y tienen bromas pensadas para el fan "insider", pero, al igual que en los combates, ver conversar a tantos personajes a la vez acaba cansando un poco.

Al margen del modo Historia, el menú principal ofrece un par de opciones más: librar combates contra un segundo jugador, ya sea en modo local u online, y un editor de fusiones. Seguramente, desde que probasteis el Atrapacaras se os había olvidado que vuestra 3DS tiene una cámara, pero Dragon Ball Fusions la aprovecha: usad la frontal para fotografiaros a vosotros y la trasera para recoger el "jeto" de un amigo. Vuestros rostros harán el baile de la fusión y aparecerá un guerrero que mezcla vuestros rostros. Solo sirve para echar unas risas, ya que no se puede usar en el juego, pero ahí está...

Dragon Ball Fusions

El apartado visual es decididamente llamativo, no solo por apostar por una estética chibi (cabezona), sino porque resulta bastante espectacular. Los escenarios tienen mucho movimiento mientras exploramos y los personajes son detallados y ofrecen unas animaciones muy espectaculares. Como ya hemos mencionado, hay bastantes situaciones repetitivas y también acabaremos sabiéndonos las animaciones casi de memoria, pero... ¿Qué juego de rol japonés no tiene ese problema, al fin y al cabo?

En cuanto a las voces, esta vez solo tenemos en japonés (no es que vayamos a echar de menos las americanas, la verdad), pero todos los textos están en perfecto castellano. La música mantiene el tono estándar de los otros juegos de Dragon Ball, sin destacar particularmente. Al menos, esta entrega no tiene demasiado guitarreo.

Dragon Ball Fusions

En definitiva, Dragon Ball Fusions es un juego de rol muy competente y una cita obligada para todo fan de Dragon Ball que quiera ampliar sus horizontes. Más de uno acabará sorprendido para bien, pero también habrá muchos otros a los que las decenas de fusiones y los centenares de personajes del juego les den igual, porque la experiencia base peque de ser repetitiva. Desde luego, este particular experimento podría haber llegado más lejos... Pero si Goku pudo perdonar a Vegeta en su combate en la tierra, nosotros no vamos a ser menos.

Valoración

Es de agradecer el esfuerzo que ha hecho por ensanchar y reiventar el universo de Dragon Ball. Sus fans encontraremos aquí una gran colección de secretos, sorpresas y guiños. El resto, quizá no quede tan contento con su mecánica repetitiva y su historia algo deslabazada.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Es bastante espectacular visualmente. El gigantesco plantel de personajes, muchos de los cuales son nuevos y dan un nuevo enfoque a Dragon Ball.

Lo peor

Los combates pueden hacerse demasiado largos y repetitivos. La exploración es más pesada de lo que debería.

Lecturas recomendadas