Análisis

Análisis de Dragon´s Dogma: Dark Arisen

Por Borja Abadie
-

Esta es la historia de un elegido al que los luchadores le siguen como peones y que... espera un momento ¿esto no lo he vivido ya? Sí, porque la expansión del universo de Dragon´s Dogma, desgraciadamente no expande nuestras opciones jugables.

Una de las apuestas de Capcom del pasado 2012, Dragon´s Dogma, recibe una atípica expansión. Y es que llega en formato físico junto al juego original, sin posibilidad de descargarlo online. El juego de 2012 fue una grata sorpresa pues mezclaba elementos típicos de Capcom y del rol japonés, como monstruos gigantescos, pero haciéndole un guiño bastante importante a los juegos occidentales, ofreciendo un gigantesco mundo abierto en el que explorar a nuestro aire. Las críticas fueron dispares, aunque se ha hecho un hueco entre la comunidad de jugones.

Este nuevo contenido viene a sumar casi 50 horas de juego a un título que ya era muy, muy largo e incluye unas cuantas novedades, aunque en líneas generales sigue con la tradición, también japonesa, de expandir los juegos de rol con nuevas mazmorras en las que lo único verdaderamente novedoso son los enemigos con los que nos enfrentamos.

Sólo necesito subir de nivel

Este concepto de juego es lo que los jugadores de rol más talluditos denominamos "levelear por levelear". Mientras que los reyes del género, como Skyrim, presentan expansiones (con una buena ración de bugs, aunque ese es otro tema) en las que la jugabilidad sufre cambios, como convertirnos en nuevos tipos de personaje, usar nuevas habilidades, etc... la expansión Dark Arisen ofrece, básicamente, un nuevo mapeado y nuevos enemigos e ítems.

En cuanto a los nuevos rivales, como la Muerte (no la de Darksiders, la otra), nuevos cíclopes o jefes finales como Daimon no hay nada malo que decir. Son un aliciente interesante, aunque no suficiente. Otra novedad son los ítems malditos, que debemos llevar a Olra (la extraña mujer que nos lleva hasta la isla) para que los purifique y que así podamos usarlos. Además, algunos de estos objetos de equipo pueden mejorar nuestras habilidades. Pero, en esencia, ahí se acaban las alegrías.

El mapeado de Bitterblack, sin embargo, pese a su considerable tamaño, se repite hasta la saciedad. Y no sólo en cuanto a texturas o diseño artístico sino, y lo que es más grave, en cuanto a diseño de niveles. Las estancias y pasillos se repiten a medida que descendemos a las profundidades de la isla. De hecho es el mismo mapa, con total exactitud, triplicado. Los cofres nos esperan en el mismo lugar, los enemigos grandes en la misma zona, etc...

Igual sucede con nuestras misiones en la zona. Dado que no existen otros personajes con los que hablar además de Olra y Barroch (un comerciante) recibimos las misiones en el tablón de trabajos. De este modo, en ausencia de una trama, nos limitamos a avanzar por avanzar mientras acabamos con los enemigos o recolectamos los ítems que nos pedían en la misión.

Perfecto para novatos en la saga

En esencia, la expansión se centra sólo en subir de nivel, un concepto que puede gustar a los fans que ya se hayan pulido el juego original y que quieran más de lo mismo, pero que a nosotros nos deja un sabor de boca regulero. Seguimos sin entender la ausencia de multijugador, por mucho que el sistema de peones tenga su gracia, que la tiene.

A nivel técnico presenta los mismos problemas del original, con fallos de popping y clipping. Nada que sea realmente importante para la experiencia jugable.

Lo malo es que no nos propone ninguna novedad jugable que justifique su recompra. Y eso que Dark Arisen sale a un precio realmente atractivo, 30 euros. Un precio fantástico para los que no hayan disfrutado del juego original pero exagerado para los que ya lo jugaron. Además, de momento no hay opción de comprar la expansión suelta.

Valoración

Se trata de una edición perfecta para los que no hayan entrado nunca en el mundo de Dragon’s Dogma: una aventura larga, gigantesca y entretenida. Eso sí, si ya tienes el original, su precio hace que la recompra no sea muy recomendable.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

El contenido del juego original más la expansión a un precio brutal. Los combates.

Lo peor

La expansión es muy repetitiva. No hay novedades jugables de ningún tipo.

Lecturas recomendadas