Análisis

Análisis de Earth Defense Force 2025

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS3

La serie Earth Defense Force ya lleva unos cuantos juegos a sus espaldas. Y éste que nos ocupa es el más ambicioso de todos (dentro de que sigue siendo una producción modesta). ¡Que levante la mano el que no quiera defender a su planeta de un ataque de insectos gigantes y otros seres extraterrestres!

Llevamos enfrentándonos a los extraterrestres desde los albores de esta industria y no nos cansamos de rechazar invasiones alienígenas. Desde Space Invaders (1978) hasta juegos que salieron hace bien poquito (ahora mismo se me ocurren XCOM Enemy Within o The Bureau, pero seguro que hay ejemplos todavía más recientes), son incontables las veces que hemos salvado a nuestro amado planeta Tierra de los ataques de seres provenientes de otras galaxias en prácticamente todas las plataformas.

Y dentro de esta premisa, tenemos que acordarnos de los Earth Defense Force (o The Chikyuu Boueigun, como es conocida por el público nipón), una franquicia de D3 Publisher concebida inicialmente como un título más de sus Simple 2000 Series (una popular linea de juegos baratos en Japón y por ello, bastante cutres), que al igual que le ha pasado a otros integrantes de este sello (como los OneeChanbara), con el tiempo han alcanzado el estatus de juego de culto.

Y eso que en occidente la serie Earth Defense Force no es demasiado popular. Las dos primeras entregas, ambas para PS2, no llegaron a salir en Estados Unidos y, para despistar, salieron en Europa con nombres diferentes (el primero se llamó aquí Monster Attack y salió en febrero de 2004; y el segundo se tituló Global Defense Force, llegó a nuestras tiendas con dos años de retraso en junio de 2007 y tuvo versión en PSP). Incluso llegaron a lanzar un juego de estrategia por turnos basado en esta segunda entrega.

Sobra decir que fuera de Japón pasaron con más pena que gloria por los 128 bits de Sony, a pesar de que la crítica en general fue bastante positiva (matar bicharracos gigantes con opciones cooperativas siempre nos gustó). El caso es que D3 Publisher no se desanimó y lanzó para Xbox 360 Earth Defense Force 2017, la primera incursión de la serie en Estados Unidos (que 5 años más tarde tuvo una versión mejorada para PS Vita), al que siguió hace un par de años Insect Armageddon. En todos ellos se fueron sentando las bases de lo que nos encontraremos en este Earth Defense Force 2025: la MADRE de todas las invasiones alienígenas. Y es que los extraterrestres vuelven a invadir la Tierra en forma de insectos gigantes y engendros mecánicos. Es hora de empuñar de nuevo las armas y demostrarles quien manda en este planeta, en este juego de acción en tercera persona de corte clásico: nada de trincheras a lo Gears of War. Aqui no hay parapetos, sólo un punto de mira constante para apuntar con más comodidad y nuestras agallas para enfrentarnos a bicharracos de un tamaño descomunal, claro.

Antes de comenzar cada misión en Earth Defense Force 2025, nos preguntarán qué tipo de soldado queremos manejar de las cuatro opciones que tenemos disponibles. Esta decisión no es baladí, ya que según el tipo de soldado, cambiará nuestra forma de jugar aunque todos tienen rasgos en común (como poder elegir el arma principal y la secundaria y el color de nuestros trajes, por ejemplo). El Ranger es la clase más equilibrada y por tanto la recomendada para los novatos en esto de defender la tierra de los ataques de insectos gigantes: es el típico soldado de infantería con un arma tipo rifle y otra pesada en plan bazooka).

Luego están las Wing Diver (mis favoritas), un cuerpo de élite femenino capaces de planear gracias a su jetpack y con una potencia de fuego considerable a larga distancia. ¿Su talón de Aquiles? Pues que como los colibríes, no son muy resistentes. Todo lo contrario que los Fencer, auténticos tanques humanos terriblemente lentos pero acorazados y expertos en artillería pesada y capaces de resistir en el cuerpo a cuerpo. Y por último tenemos a los Air Raiders, cuya mayor virtud es la de solicitar distintos tipos de apoyo aéreo. Podemos solicitar tanques u otros vehículos que iremos desbloqueando, que al poco de pedirlos nos lo arrojará un helitransporte desde las alturas (tened cuidado al elegir la posición del envío, no sea que caiga sobre un edificio o nos aplaste a nosotros). O un bombardeo capaz de reducir a cenizas edificios enteros que ríete tú del Martillo del Alba de Gears of War...

Éste último tipo de soldado, por sus características, es más indicado para partidas multijugador, aunque si quieres el trofeo platino de Earth Defense Force 2025 tendrás que pasarte todas las misiones con las cuatro clases de soldado en los cinco niveles de dificultad. Antes de comenzar cada misión podrás cambiar de tipo de soldado, y las mejoras que vayas desbloqueando en armamento y armaduras ya las conservarás para siempre aunque cambies de clase cada dos por tres.

En cuanto a las misiones, no se desarrollan en un mundo abierto sino en escenarios cerrados, aunque bastante amplios. Normalmente el objetivo suele tener que ver con aniquilar todos los extraterrestres que aparecen en esa misión (con lo que quizás a alguno se os haga repetitivo), pero la escasa variedad de objetivos en Earth Defense Force 2025 te importará poco cuando te estés enfrentando a decenas de hormigas gigantes que se suben por los edicifios. Y quien dice hormigas, dice arañas, abejorros y otros tipos de engendros, naturales o mecánicos, que suelen tener como común denominador un tamaño COLOSAL.

La verdad es que verte envuelto en este tipo de escaramuzas contra todo tipo de bicharracos, rodeado de aliados vociferando y peatones huyendo, en escenarios que van destruyéndose paulatinamente a medida que avanzan los enfrentamientos, con distintas cláses de vehículos (terrestres y aéreos, y en algunos de ellos puede ir montado más de un soldado) pues es una experiencia sumamente divertida. Y más si jugamos cooperando con otros amigos (a dobles a pantalla partida o con otros tres amigos jugando Online). Menos atractivas me resultan las partidas competitivas entre dos jugadores a pantalla partida, pero bueno, es un añadido más que tampoco molesta.

Lo que sí les puede molestar a algunos de Earth Defense Force 2025 son sus abundantes defectos técnicos. Porque los combates contra enormes criaturas extraterrestres son tan santo y seña de la serie como su cutrez técnica. Y en esta última entrega esto tampoco es una excepción: escenarios poco detallados, popping a mansalva, torpe IA de los enemigos, edificios que se parten como si fueran melones... ¡Incluso una misión se nos fue al traste porque una araña gigante nos lanzó una de sus telas atravesando un edificio y nuestro ranger se nos quedó ahí pegado en la pared! Pero amigos, esto forma parte del espectáculo de Earth Defense Force 2025 y al final no sólo no molesta, sino que hasta tiene su gracia y le dota de cierto encanto, como si estuviéramos protagonizando una peli de serie Z. Los que hayan disfrutado de Deadly Premonition me entenderán, ya que son sensaciones similares. Y es que, ¿qué importan unos cuantos defectos técnicos cuando hay que defender la tierra de los ataques de insectos gigantes?

Ahora en serio, si buscas un título puntero gráficamente, Earth Defense Force 2025 NO lo es. Y además sale en inglés. aunque en esta ocasión no hay casi textos que leer así que esto no es tan grave como en otros juegos (los tiroteos son un idioma universal). Pero es un juego de acción honesto que, desde su aparente sencillez, esconde muchas horas de diversión muy loca, sobre todo si lo compartes con amigos.

Valoración

Salvar la Tierra de los ataques alinígenas siempre es una tarea divertida. Y es cooperando con amigos y con todo el encanto de una peli de serie Z, pues mucho mejor.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

Masacrar extraterrestres es divertido, sobre todo si lo disfrutas compartiéndolo con amigos.

Lo peor

Gráficamente tiene fallos. Algunas veces se hace repetitivo. Está en inglés.

Lecturas recomendadas