Análisis

Análisis de Fantasia: Music Evolved

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Xbox One

La magia del clásico de Disney, Fantasía, se traslada a la tecnología de Kinect con un nuevo juego musical. ¡Ponte el gorro, que vamos a mover estrellas!

Parece que Harmonix (el equipo creador de Rock Band) está empeñado en demostrar el partido que se puede sacar a Kinect, un periférico ninguneado por la mayoría pero que, en buenas manos, puede ofrecer resultados. Tras lanzar hace unos días Dance Central Spotlight, ahora ponen en el mercado (tras un desarrollo bastaaaante largo) este Fantasia: Music Evolved, un nuevo título musical.

Como supondréis, el juego toma como referente la película Fantasía (¡que es de 1940, nada menos!) y su reciente reinterpretación Fantasía 2000. Estos filmes eran recopilaciones de cortos muy artísticos que se basaban en la música que sonaba de fondo. La principal inspiración viene de uno de esos cortos que es, sin duda, el más famoso de todos: El aprendiz de brujo. No, la peli de Nicholas Cage, no, sino esto:

¿A qué lo recordáis? Es esa historia en la que Mickey "toma prestado" el gorro de su maestro Yen Sid y juega a mover las estrellas fugaces con sus poderes. Ese corto ya sirvió de inspiración para el mítico Fantasia de Mega Drive y ahora nos ayuda a componer nuestra experiencia de juego.

El aprendiz de Luis Cobos

¡Quietos, quietos! ¡No mováis las mesas todavía para jugar a Fantasia, que no hace falta! Sí, el uso de Kinect es obligatorio, pero esta vez solo necesitáis las manos para jugar y hasta podéis hacerlo sentados. La mecánica es sencilla: en la pantalla, se van sucediendo flechas que nos indican en qué dirección hemos de mover una mano (da igual la que sea). A veces, puede haber dos flechas a la vez, con lo que nos toca mover ambas manos, o mostrarse círculos grandes. En ese último caso, hay que "golpear hacia delante" o, en ocasiones, seguir una trayectoria concreta.

No hay mucho más que aprender, aunque al principio cuesta un poco seguir el hilo, ya que una "estrella fugaz" se dirige hacia la flecha que hay que seguir en cada momento. Cuando la pantalla está llena de flechas en movimiento y cruzadas, nos liamos un poco, pero tras un par de partidas se asimilan por completo el ritmo y la mecánica. En el fondo, es como si fuéramos el director de orquesta, que marca el ritmo de la canción.

Para dar un poco de variedad a la actuación, en ciertos momentos nos invitan a cambiar de mezcla (para que suenen más los agudos o añadir reverb, por ejemplo). Solo hay que mover la mano hacia delante y luego hacia uno de los tres lados disponibles para acceder a la mezcla correspondiente.

En otros momentos, la música hace un alto y se nos abre una figura como la que véis en la imagen de abajo. A base de mover el cursor arriba o abajo, podemos componer pequeños clips de audio que se repiten en segundo plano en algunas partes de la melodía.

Si juntamos todo esto, el resultado son reinterpretaciones bastante marchosas de la canción que nos toque, las cuales se superan en base a sencillos movimientos. Pero ojo, eso no significa que echar una partidilla no sea cansado. ¡Calentad los brazos antes de empezar, os lo advierto! El ritmo de la mayoría de canciones es bastante rápido, así que si alguien os ve desde fuera, creerá que estáis espantando moscas sin parar durante un par de minutos. Para que os quede más claro, podéis ver nuestro gameplay del juego.

Y hablando de canciones... ¿Qué temas se han incluído? Fantasia: Music Evolved incluye 33 canciones, aunque suponemos que se pondrán a la venta otros packs descargables. El catálogo incluye música clásica, al estilo de los films, con piezas tan conocidas como Las Cuatro Estaciones o El Cascanueces. Ahora bien, también hay muchos temas modernos, desde Bohemian Rhapsody de Queen a Levels de Avicii.

Personalmente, me decepciona un poco que no se hayan incluído algunos temas propios de películas Disney clásicas. Ya que estaban jugando en casa... En cualquier caso, el "tracklist" es realmente bueno (quizá algo corto) y las mezclas a las que podemos dar pie tienen su puntito.

¿Tienes dudas? ¡Pregunta a Yen! Yen Sid, claro.

Fantasia: Music Evolved anda más bien escaso de modos de juego. Solo hay dos: la Historia y la Biblioteca de Canciones. Esta última sirve para interpretar los temas en el orden y las veces que queramos (es apto para dos jugadores). Aunque las canciones están bloqueadas hasta que las superamos en el modo Historia, dentro de las opciones podemos activar la modalidad Fiesta para que estén todos los temas disponibles, si bien no podremos guardar los récords o los logros.

En cuanto al modo principal, se ha diseñado una historia en la que nosotros somos unos aprendices de brujo que nos ponemos bajo la tutela del mago Yen Sid (seguro que lo recordáis del propio corto de Mickey o por sus apariciones en Kingdom Hearts) para dominar el uso mágico de la música. De repente, él desaparece (¿esto es spoiler?) y nos toca ayudar a otra estudiante suya a arreglar una invasión de ruido en los reinos de Fantasía. Para avanzar en la historia, hay que superar canciones con una puntuación mínima y entrar en algunos minijuegos como las que ya os hemos comentado.

Con esta excusa, viajamos a diferentes entornos como el fondo marino o el espacio, en los que, al superar pruebas, todo se va llenando de movimiento y color. Esos son los momentos en los que el juego luce más, porque la verdad es que, durante las canciones, el fondo es bastante soso y se basa más que nada en movimiento de partículas.

Y esto nos lleva a un asunto que quizá conlleve cierta polémica: los textos están perfectamente localizados, pero las voces de nuestros guías están en el llamado "español neutro". Vamos, que tienen un doblaje muy parecido al de las películas Disney antiguas, con un español más propio de Sudamérica que de España. Ojo, que no quiero líos: no es que ese tipo de español me parezca peor ni mejor. Simplemente, no "pega" en España. Por otro lado, hay traducciones bastante literales del inglés que resultan chocantes para el hispanoparlante. ¿Quién dice "solo espera" en lugar de "just wait"?

En definitiva, Fantasia: Music Evolved es una experiencia entretenida y efectiva para asombrar a las visitas durante un rato, aunque da la sensación de no que no se ha sabido sacar todo el partido a la idea. Vamos, que estoy moderadamente contento, pero me quedo con el plataformas de Mega Drive. Será que soy un seguero de la vieja escuela.

Valoración

Una mecánica tan efectiva como las que acostumbra a crear Harmonix, si bien el juego queda algo "frío" en su experiencia general.

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

Los temas incluidos son buenos y hay minijuegos interesantes.

Lo peor

No se aprovecha el potencial visual y sonoro de las películas originales.

Lecturas recomendadas