Principal Fast RMX
Análisis

Análisis de Fast RMX - Carreras para Nintendo Switch

Por David Martínez
-

Versión comentada: Nintendo Switch

Fast RMX es un juego de carreras futuristas para Nintendo Switch que nos devuelve las mejores sensaciones de sagas clásicas como Wipeout, F-Zero o Xtreme G. Un desarrollo indie que podemos descargar a través de Nintendo eShop.

Hemos cogido este análisis de Fast RMX con muchas ganas. Cuando pudimos jugar all juego de Wii U, Fast Racing NEO, descubrimos un arcade de velocidad futurista que nos encantó, por sus reminiscencias a las sagas clásicas (F-Zero en el estilo de las carreras, Xtreme G por el diseño de los circuitos y Wipeout por las naves y la música electrónica). Aquí podéis leer nuestro análisis de Fast Racing Neo

Shin´en Multimedia, estudio indie alemán, nos brinda la oportunidad de jugar las mismas carreras de Wii U en Nintendo Switch. Se trata del mismo juego, con sutiles cambios, como un mayor número de circuitos (30 en total, divididos en 10 copas, con tres niveles de dificultad) o el modo héroe desbloqueado desde el inicio. Pero el desarrollo se mantiene invariable. Nosotros debemos escoger entre 15 naves antigravitatorias y correr contra otros 9 pilotos en unas pruebas suicidas, a más de 1000 kilómetros por hora.

La velocidad del futuro

El control de Fast RMX es muy suave, y la sensación de velocidad (el juego corre a una resolución de 1080p y tasa de 60 FPS) es excelente, incluso cuando la pantalla aparece salpicada por los efectos climáticos como lluvia, nieve o tormentas de arena. Y eso es clave en el desarrollo de las carreras.

Para competir en Fast RMX para Switch no basta con hacer una buena salida y pisar el acelerador a fondo (aunque os podéis olvidar del freno). En el circuito recogemos unas esferas de energía que nos sirven para rellenar una barra de turbo (se activa con el gatillo R). Y además con el botón X cambiamos la polaridad de la nave. ¿Para qué? Pues porque dependiendo de la energía que estemos utilizando, naranja o azul, hay potenciadores en la pista que nos pueden dar un acelerón (si coincide el tipo de energía) o frenar, si tenemos la polaridad opuesta. 

Fast RMX 1 2

El juego no permite utilizar armas, como en Wipeout, pero sí podemos hacer que nuestros rivales se estrellen embistiéndoles a mayor velocidad. Y además, los circuitos están salpicados de obstáculos que pueden enviarnos al taller: gigantescas arañas robóticas que se cruzan por la pista, ventiladores que tratan de sacarnos del asfalto con un fuerte chorro de aire, explosivos... lo que cabría esperar de unas carreras a vida o muerte. Estos peligros encajan a la perfección en unos circuitos de trazado simple, pero que cuentan con una ambientación excelente.

Sólo en Nintendo Switch

Fast RMX 1 3

La propia arquitectura de la consola nos permite disfrutar de funciones adicionales, que se agradecen mucho. Por supuesto, el hecho de que con una consola (y los dos joy-con por separado) podamos participar en carreras a pantalla partida o la opción de jugar en modo portátil, tabletop y sobremesa (utilizando el dock). También disfrutamos de nuevos esquemas de control, que se ajusten a nuestro estilo; desde utilizar el mando PRO de Nintendo Switch a controlar nuestra nave con el sensor de movimiento.

Y para ponerle la guinda a esta versión, disfrutamos de vibración HD en  el mando (mejor si lo jugamos en modo sobremesa). 

Fast RMX 1

Un juego indie muy grande

Además del modo campeonato, podemos disfrutar de un multijugador para 8 amigos muy emocionante (local u online). Aunque para jugar a pantalla partida, el máximo es de 4 jugadores. Y cuando creamos haber dominado las carreras (hay que superar los 30 circuitos en los 3 niveles de dificultad para conseguir el 100%) nos queda el modo Hero, en que la resistencia de la nave y el turbo están vinculados, y que resulta endiabladamente difícil. 

La verdad es que el juego podría haber ofrecido más, como la posibilidad de personalizar las naves o un modo batalla, pero no podemos perder la perspectiva de que se trata un desarrollo independiente, que sólo se puede descargar a través de la eShop y que tiene un precio de 19,95 euros. Y en ese sentido, no se le puede pedir más. 

Valoración

Un desarrollo "indie" que recupera las sensaciones de arcades de velocidad futurista como F-Zero, Xtreme G y sobre todo, Wipeout. 30 circuitos y un buen nivel técnico que dan mucho de sí, sobre todo en el modo multijugador.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

El multijugador (local u online) es frenético. Espectacular a 1080p y 60 FPS en la pequeña pantalla de Nintendo Switch.

Lo peor

Pocos modos de juego, y con un trazado poco inspirado en muchos circuitos.

Lecturas recomendadas