Final Fantasy XII The Zodiac Age análisis
Análisis

Análisis de Final Fantasy XII The Zodiac Age para PS4

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: PS4

Final Fantasy XII es, por muchos motivos, una de las entregas más especiales de la popular franquicia JRPG de Square Enix. La carátula, protagonizada por el diseño de Yoshitaka Amano del Juez Gabranth, ya auguraba que estábamos ante un juego distinto: desde Final Fantasy II ningún otro villano se había adueñado del "escaparate", un espacio a menudo reservado para los protagonistas. Y en su interior descubrimos que los viajes épicos y los héroes elegidos, temas tan manidos en el JRPG, se hacían a un lado para centrar el foco sobre intrigas políticas, traiciones y lucha de clases, ofreciendo la cara más realista y adulta de las fantasías finales.

Los mejores Final Fantasy

Todo esto, unido a un buen número de cambios jugables de lo más rompedores, lo convirtieron en la entrega que más ha dividió a los fans, siendo un caso claro de "o lo amas, o lo odias". Es inevitable preguntarse cómo habría sido el resultado final si Yasumi Matsuno, director de grandes obras maestras de Square como Vagrant Story o Final Fantasy Tactics, no hubiese abandonado el barco a mitad del proceso de desarrollo por problemas de salud (aparentemente).

Final Fantasy - Significado tras los nombres de los personajes

Pero hoy no estamos aquí para lamentarnos por lo que puedo ser. Mañana llega a las tiendas Final Fantasy XII The Zodiac Age, remasterización para PS4 de la versión internacional que, además, introduce varios cambios y añadidos que ayudan a perfilar el contenido original, convirtiéndolo en la versión definitiva del clásico. A continuación, repasamos todas las novedades y valoramos qué tal ha envejecido en nuestro análisis de Final Fantasy XII The Zodiac Age.

Sistema internacional de trabajos zodiacales

Uno de los aspectos que más diferencian a Final Fantasy XII del resto de entregas es su sistema de combate: los encuentros aleatorios y por turnos, señas de identidad de la saga, desaparecieron para adoptar un sistema muy similar al de los juegos de rol en línea. Los enemigos recorrían libremente los escenarios, los veíamos, y nosotros decidíamos si entrar en combate o esquivarlos. Las batallas se desarrollaban de una forma mucho más fluida, y bastaba seleccionar 'ataque' una vez para que los personajes repitiesen la acción automáticamente.

Final Fantasy XII The Zodiac Age
La cámara se puede ajustar en cualquier momento y con total libertad, permitiéndonos, por ejemplo, visualizar el terreno desde una perspectiva aérea perfecta para planificar acciones.

La forma en que estaban organizados los encuentros también se asemejaba a la de los MMORPG, de ahí que se nos invitase a adquirir estrategias similares, asignando roles como tanque, healer, DPS... El aumento en la fluidez de las batallas hizo que elegir comandos para tres personajes distintos se convirtiese en un proceso un tanto tedioso, de ahí que se introdujeran los Gambits, un sistema que nos permitía personalizar la inteligencia artificial de todos nuestros luchadores hasta el punto de poder automatizar por completo los combates.

En la versión base de Final Fantasy XII, los personajes adquirían nuevas habilidades a través del tablero de licencias, un gigantesco tablero cuadriculado donde cada sector representaba técnicas, distintas escuelas mágicas, capacidad para usar armas... Pero al ser compartido y estar abierto desde el principio, asignar los mentados roles resultaba un tanto complicado (especialmente para quienes no estuviese familiarizados con la terminología y la forma en que funcionan los hechizos y armas en la saga Final Fantasy). 

Final Fantasy XII The Zodiac Age
Aunque al principio las opciones son limitadas, poco a poco el sistema GAmbit se va abriendo para ofrecernos un control casi total sobre las acciones de los personajes en batalla.

Japón disfrutó de una versión internacional apodada International Zodiac Job System, cuyos cambios y añadidos se encuentran también en Final Fantasy XII The Zodiac Age, siendo el más destacable la inclusión de doce trabajos (representados por los signos del zodiaco), nombre con el que se conoce habitualmente a las clases en la saga Final Fantasy. El tablero pasa a dividirse en doce, cada uno con casillas que contienen habilidades relacionadas con el trabajo al que están asociadas (mago negro, blanco y rojo, caballero, cronomante, samurái...), haciendo que sea mucho más sencillo definir el comportamiento de los personajes en batalla.

Al estar planteado como un MMORPG, ciertas secciones de Final Fantasy XII caen inevitablemente en la repetición, especialmente aquellas que tienen lugar en lo que podríamos definir como mazmorras (en algunos casos, literales). De hecho, si configuramos los Gambits correctamente y contamos con buen nivel, nuestra participación en la aventura se limita a mover el joystick. Por suerte, y para que esto no suceda a menudo, los enemigos nos suelen obligar a salir de la zona de confort (o más bien, de la zona Gambit) y abandonar la posición de meros espectadores.

Final Fantasy XII The Zodiac Age
Durante la primera mitad, FFXII suele plantear desafíos que se salen de lo habitual, como cargar de energía unos cristales, evitar que los enemigos succionen la electricidad de una prisión o combatir con las manos desnudas contra unos rufianes.

Aun así, y para paliar las secciones en las que Final Fantasy XII se puede transformar en un festival de 'grinding', la versión International Zodiac Job System añadió la posibilidad de cuadriplicar la velocidad de juego, en cualquier momento y con la simple pulsación de un botón. Esto no afecta ni a la banda sonora, ni a las escenas de vídeo, ni al reloj que contabiliza nuestro tiempo de juego, y agiliza enormemente las partes más tediosas. Además, viene de perlas para realizar grandes trayectos entre zonas (siempre que no dispongamos de Teleportita, claro) o durante la famosa batalla contra Yiazmat, que puede alargarse durante varias horas.

Los enemigos de Final Fantasy XII utilizan los estados alterados de forma muy agresiva, y se invita continuamente a saber aprovechar las debilidades elementales y protegernos adecuadamente antes de cada combate con estados favorables como Prisa, Coraza o Revitalía. Esto se traduce en un gasto continuo de puntos mágicos, siendo una de las entregas con mayor repertorio de hechizos y donde mayor importancia se le da a la magia.

Final Fantasy XII The Zodiac Age
El simpático Montblanc es un personaje rescatado de esa joya portátil llamada Final Fantasy Tactics Advance. Aquí actúa como líder del Clan Centurio, asignándonos encargos en la actividad secundaria más interesante de FFXII: la caza de escorias.

¿El problema? En la versión original de PS2, utilizar una Sublimación (los ataques límite de FFXII) suponía gastar una o varias barras completas de poder mágico, limitando enormemente nuestras acciones y complicándonos la vida en lugar de hacerla más fácil (usar una Sublimación y no acabar con un jefe podía ponernos en un gran aprieto). La versión internacional corrigió esto haciendo que las Sublimaciones pasasen a tener su propia barra, que se recargaba con el tiempo. Puede parecer un cambio menor, pero os aseguramos que supone un mundo de diferencia.

Otro cambio que The Zodiac Age hereda de la IZJS es la posibilidad de controlar tantos a los personajes invitados como a los Esper (las invocaciones de Final Fantasy XII). Aunque el grupo activo de combate está formado por tres personajes, en determinados momentos de la historia un cuarto se une y, en esta versión, es posible controlar sus acciones y modificar sus Gambits. De forma similar, mientras que en el juego original los Esper tenían un comportamiento fijo, aquí es posible darles órdenes como a cualquier otro personaje.

Final Fantasy XII The Zodiac Age

Pero no se vayan todavía, porque aún hay más: si jugasteis a la versión original, recordaréis que los cofres de Final Fantasy XII también seguían un patrón bastante diferente al de otros JRPG. En lugar de ser "fijos", tanto su contenido como su situación cambiaba de forma aleatoria atendiendo a porcentajes. Mientras que en la versión original era necesario realizar tres cambios de zona para provocar su reaparición, en la International Zodiac Job System basta con hacerlo una única vez.

Pero quizás lo más destacable en este aspecto es el cambio de la Lanza del Zodiaco, la mejor arma de Final Fantasy XII. En lugar del ínfame proceso original, que nos obligaba a no abrir determinados cofres para así tener una (pequeña) posibilidad de conseguirla, ahora es posible obtenerla por otras vías bastante más accesibles. Eso sí, si bien sigue siendo una de las armas más poderosas, la versión internacional introdujo nuevo equipo que la supera en índice de ataque.

Final Fantasy XII The Zodiac Age
Vaan es, casi con total seguridad, el protagonista más aburrido de un Final Fantasy. Suerte que existe un auténtico protagonista.

Final Fantasy XII The Zodiac Age incluye también un modo desafío (accesible desde el menú principal) que nos enfrenta a oleadas de enemigos, cada una más poderosa que la anterior. Se utiliza a los personajes de la partida guardada que elijamos (es decir, con las mismas estadísticas y equipo), así que resulta interesante ir participando a medida que progresamos en la aventura principal y ver cómo cada vez llegamos un poco más lejos. Por eso y porque se pueden obtener premios de lo más interesantes.

Para rematar, la IZJS también introdujo dos modos new game + (uno en el que empezamos en nivel 90 y otro en el que no es posible subir de nivel), así como nuevos objetos, enemigos y reajustes varios, como la eliminación del límite de 9999 de daño.

Final Fantasy XII The Zodiac Age
El modo desafío se va complicando con cada nivel. Conviene ir bien pertrechados...

En definitiva, todo estos cambios que los europeos recibimos por primera vez en Final Fantasy XII The Zodiac Age son recibidos con los brazos abiertos, y liman las asperezas con las que la versión original de Final Fantasy XII se puso a la venta. Ahora bien, ¿qué novedades trae la versión de PS4?

La era del zodiaco

Lo primero que salta a la vista es el apartado gráfico, que ha sido adaptado a los tiempos que corren para mostrarse en alta definición. Si bien puede parece que se trata de un simple "filtro HD", al examinarlo detenidamente se pueden apreciar texturas y sombras mejoradas (en algunos casos incluso hechas de cero), así como nuevos efectos gráficos que no estaban presentes en el original, como bloom o ambient occlusion.

También se han corregido algunos errores de la entrega original, concretamente los extraños abdominales de Vaan. Sin embargo, hay un buen número de texturas que han envejecido bastante mal (generalmente de edificios) y cantan cuando hay personajes cerca. A pesar de esto, y gracias al sublime diseño artístico obra de Akihiko Yoshida (quien siempre ha estado muy ligado a Matsuno, siendo también responsable del diseño de Tactics Ogre o Vagrant Story, así como Bravely Default o el reciente NieR: Automata) Final Fantasy XII era un juego que lucía fantástico en 2007, y hoy lo hace de forma aún más brillante.

Final Fantasy XII The Zodiac Age
A pesar de los filtros y las mejoras, ciertas texturas producen un contraste extraño frente a los modelos de los personajes.

En cuanto al audio, la calidad ha aumentado en prácticamente todos los aspectos: todas las canciones han sido regrabadas, lo que permite apreciar nuevos matices y disfrutar aún más, si cabe, de la que probablemente es la banda sonora más criminalmente infravalorada de un Final Fantasy

Pero si preferís las versiones originales, podéis alternar entre ambas en cualquier momento en las opciones. Además, se han incluido ocho pistas nuevas. De la misma forma, también podemos alternar entre el fantástico doblaje inglés y el japonés, aunque las voces no han perdido ese extraño efecto enlatado de la versión original. 

Final Fantasy XII The Zodiac Age

Pero Final Fantasy XII The Zodiac Age también trae bajo el brazo nuevos cambios jugables para refinar todavía más la experiencia. Por ejemplo, ahora todos los personajes pueden emprender dos oficios en lugar de uno (previo desbloqueo de la casilla correspondiente en el Tablero de Licencias), lo que a efectos prácticos nos permite tener un grupo que cubra los doce trabajos.

Además de la opción de cuadruplicar la velocidad, se ha añadido también la de doblarla. Puede parecer una tontería, pero viene de perlas si queremos aumentar el ritmo de juego y mantener cierta precisión en la movilidad (tratar de situarse en un punto exacto a x4 puede ser un infierno). También se ha añadido un sistema de auto-guardado, efectivo cada vez que cambiamos de zona y un mapa en pantalla que se activa pulsando el botón L3. Este último es especialmente útil, ya que dada la geografía del reino de Ivalice, es habitual estar comprobando el mapa constantemente.

Final Fantasy XII The Zodiac Age
La característica del mapa completo en pantalla facilita enormemente la exploración.

La riqueza arquitectónica de los escenarios que visitamos es digna de mención, y es fácil identificar la ciudad donde nos encontramos con tan solo contemplar el aspecto de los edificios. En ese sentido, los escenarios pecan de poseer un diseño excesivamente recto y con poca verticalidad, lo que por momentos hace que resulten excesivamente planos.

Las distintas razas (Moguri, Bangaa, Viera...), heredadas de la saga Tactics, aportan un trasfondo cultural que se ve potenciado por las diferencias de clases de las que somos testigos desde el inicio de la aventura, aunque es inevitable sentir que se ha desaprovechado al no incluir más variedad en el grupo principal, compuesto al 90% por Humes (los humanos de este universo). Y hablando de los personajes principales, las similitudes con Star Wars (saga de la que Matsuno se ha declarado fan en más de una ocasión) son tan evidentes, que si no os gusta el universo creado por George Lucas lo vais a tener complicado para tragar a algunos de los protagonistas.

Final Fantasy The Zodiac Age

Pero el cambio más destacable (y que más agradecemos) tiene que ver con cómo funcionan los hechizos en batalla: debido a las limitaciones del hardware de PS2, no era posible ejecutar dos hechizos al mismo tiempo. Al seleccionar más de uno entraban en cola, obligando a los personajes a esperar de brazos cruzados para poder entrar en acción. Esta limitación ha desaparecido en PS4, lo que permite realizar varios hechizos al mismo tiempo. En otras palabras: formar un grupo compuesto íntegramente por personajes con habilidades mágicas ya no es un dolor de cabeza.

A pesar de que estos cambios que The Zodiac Age introduce son bienvenidos, como ya habréis notado el grueso se encuentra en la International Zodiac Job Sysem, que aunque es nueva para nosotros, no deja de ser una versión que se lanzó en 2007. Pero es indudable que estamos ante la versión definitiva de Final Fantasy XII. Si lo jugasteis en su día y no os convenció, The Zodiac Age os ayudará a verlo con otros ojos, a descubrir la magia de Matsuno que se oculta bajo la superficie. Y si lo disfrutasteis en su día... Hoy lo haréis aún más. 

Valoración

Un trabajo de remasterización simplemente correcto, cuyo mayor atractivo son las mejoras introducidas por la versión internacional que jamás vimos por aquí, y que convierten a The Zodiac Age en la versión definitiva de uno de los Final Fantasy más especiales.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

El sistema de combate. Todas las mejoras y cambios. La banda sonora. Balthier.

Lo peor

Pierde fuelle en la segunda mitad. Los cambios respecto a la IZJS son anecdóticos. Visualmente podía haber dado más de sí. Vaan.

Lecturas recomendadas