Análisis

Análisis de Football Manager 2014

Por Jorge S. Fernández
-

Tras las impresiones que os avanzamos la semana pasada, sólo nos quedaba por descubrir cómo sería el producto final de la franquicia estrella de SiGames, y aquí lo teneis.

La saga Football Manager 2014, desde sus orígenes, con cambios de nombre incluidos, ha ido ofreciendo con el paso de los años "algo más" que la competencia no ha podido dar a los seguidores de este género. Ese algo especial no es ni más ni menos que la enorme comunidad de “researchers” que hay detrás de su ingente base de datos.

Mientras otros títulos van a apareciendo año tras año, con mejor calidad gráfica, y resultados más vistosos, se van quedando en el camino aun siendo grandes juegos, esta saga Football Manager se mantiene en todo lo alto entre otras muchas cosas por esa comunidad, que siente como algo suyo este título, sobre todo en su desarrollo.

Yo mismo tuve la posibilidad hace unos años de vivir de cerca una de estas “pretemporadas” de researcher, y la verdad que la experiencia fue plena, desde el punto de vista de un fan incondicional de esta saga SiGames.

Para los que no hayáis escuchado nunca ese término, aclarar que, aparte del equipo de Sigames que se dedica a alimentar y actualizar la base de datos de equipos y jugadores, está toda esta comunidad totalmente desinteresada por detrás, amante del fútbol y la estadística,que se implican a tope en que el producto que recibamos cada año, sea el mejor actualizado posible.

La última entrega, Football Manager 2013, tuvo una repercusión importante en cuanto a ciertos aspectos visuales y de la interfaz, realizándose cambios importantes a nivel visual y en los modos de juego disponibles, por lo que los cambios en esta nueva entrega, son más sutiles, aunque no por ello dejan de ser importantes.

Se introdujo el modo “classic”, que nos traía de nuevo la versiones más livianas de este simulador, un salto en el tiempo que nos transportaba a las ediciones más sencillas de manejar, muy similar a las de las, que podemos disfrutar en iOS, Android y Vita, esta última desde este año.

Una de las grandes novedades de este Football Manager 2014, es que nuestro progreso en la versión classic de PC, podrá ser jugado de forma automática desde las versiones para Android, iOS, Vita y viceversa, añadiendo una nueva compatibilidad con dispositivos móviles que acerca la saga a los nuevos tiempos táctiles.

Estos pequeños detalles son los que están abriendo a Football Manager 2014 a un público más variado, casual, que no demanda una experiencia de juego tan pormenorizada y sesuda, que a lo mejor juega un turno al día, en lugar de acabarse las temporadas en unas pocas horas. Sea como fuere, es una gran noticia para todos que Football Manager 2014 se democratice un poco.

Descubriendo FM14

Como es normal en la saga y cualquier juego del género, comenzaremos por introducir nuestros datos personales, así como preferencias futbolísticas, como nuestro equipo favorito o país. A partir de aquí tendremos que seleccionar las ligas jugables que va a tener nuestra partida.

Este aspecto es importante en dos vertientes, la puramente jugable, que nos va a permitir seleccionar en qué países vamos a poder trabajar durante la vida de nuestra partida, y también es importante por el lado del rendimiento de nuestro equipo, ya que cuantas más ligas añadamos, miles de jugadores se irán añadiendo a la base de datos, lo que podría ralentizar el desarrollo de la partida.

A partir de aquí vamos a poder elegir el equipo que queramos, tenemos la posibilidad de hacer la elección de equipo directa, o bien dejarlo al azar por parte de la IA. También existe la posibilidad de comenzar en el paro, lo que sin duda añade bastante más realismo a nuestra carrera, empezando desde un punto desconocido y no pudiendo trazar de manera anticipada nuestro plan de carrera como entrenadores.

Para este análisis hemos elegido el Nápoles de Benítez, esta vez a cargo de Ancelotti, al que parece se han ventilado del Madrid. Bromas aparte, tendremos a nuestra disposición jugadores como Higuaín, Reina, Callejón o Albiol, una de las plantillas más sobresalientes de Italia y también el apoyo de un acaudalado presidente como De Laurentis.

Lo primero que nos va a proponer nuestro presidente es que marquemos los objetivos del club para la temporada, en base a estos objetivos, obtendremos más o menos dinero para fichajes, por lo que lo normal es que seamos ambiciosos y escojamos la opción que nos proporcione más dinero, luego que lo consigamos o no, ya es harina de otro costal, pero no nos podrán quitar lo bailado al fin y al cabo.

Tras esta elección, el presidente nos emplazará a tener una charla con nuestro segundo técnico, que nos propondrá organizar un amistoso con el equipo B para ver el estado de forma de la primera plantilla sobre todo. Aquí es cuando empezamos a ver cambios sutiles respecto de anteriores versiones.

Aunque las charlas con el cuerpo técnico y los jugadores existen desde hace muchas entregas, cada año se van perfeccionando, y lo que es más importante, cada vez influyen más en el rendimiento del equipo. ¿Y cómo se traduce esto después de una charla?

Cuando hablamos a nuestra plantilla podemos elegir el énfasis en que pronunciamos nuestras palabras, esto nos permite comunicarnos con ellos de manera calmada o agresiva, pero entre medias de estos perfiles de comunicación existen varias “tonalidades”. Cuando nos presentamos ante la plantilla lo primero que debemos decirles es qué esperamos de ellos esta temporada, qué objetivos nos hemos marcado.

En nuestro caso les comunico que espero que el equipo se clasifique este año para Champions, tras lo cual se nos muestra la reacción de alguno de nuestro jugadores, en este caso Callejón es el más escéptico de todos, mostrándonos abiertamente su disconformidad con el objetivo marcado, en este momento, tenemos la posibilidad de responder con la intensidad que queramos.

Las consecuencias de estas charlas son impredecibles, podemos contentar a toda la plantilla o bien cabrearlos de la leche, e incluso que nuestras palabras pasen totalmente desapercibidas. Eso sí, todo ello tendrá consecuencias directas sobre el juego de nuestro equipo, por lo que debemos tener mano izquierda para controlar el vestuario.

Lo mismo nos ocurre con la prensa, nada más llegar a nuestro club podremos dar una rueda de prensa… o no. Y es que tenemos la posibilidad de rechazar todos estos aspectos que os he comentado anteriormente, desde las charlas a los jugadores, cuerpo técnico y ruedas de prensa, pero eso sí, hay que atenerse a las consecuencias.

Y es que como en la vida real, hay que tener contenta a la prensa, por lo que si rechazamos la propuesta de rueda de prensa, comenzaremos a ver todos los días noticias sobre nuestra labor y el club nada agradables, estaremos también fomentando la rumorología acerca de nuestra plantilla y posibles traspasos, y caldeando el ambiente entre el público.

Este aspecto sin duda es uno de los más importantes y donde más cambios ha sufrido esta nueva entrega, sobre todo en la incidencia que tienen nuestras acciones sobre el resto de la plantilla y cuerpo técnico. Una vez que hechas las presentaciones y realizadas las primeras charlas, es hora de echar un ojo a nuestro correo electrónico, ya que desde aquí es donde estaremos al día de todos los aspectos de nuestro club y el resto de mundo del fútbol.

Preparando nuestra plantilla para la competición

Football Manager 2014 nos ofrece varias posibilidades de automatización, por ejemplo, podemos delegar en nuestro segundo entrenador muchas tareas, para que nuestra partida sea lo más rápida posible. Podremos dejar a su elección el once titular, en base a los informes que haya obtenido de los jugadores durante la semana.

De esta manera, los titulares y suplentes serán escogidos por sus criterios, por lo que nosotros nos podemos volcar en realizar algunos retoques al equipo titular y meternos de lleno con la táctica a seguir por el equipo. Este aspecto también ha sufrido cambios drásticos respecto de anteriores entregas, cambios que pueden llegar a ser incluso polémicos para algunos.

El caso es que aparte de las típicas configuraciones como el 4-4-2 o el 4-3-3, podemos dotar de un carácter muy personal a nuestro equipo a la hora de elaborar su juego. En este aspecto, en las órdenes de equipo colectivas y en las individuales, donde tenemos la posibilidad de elegir entre decenas de combinaciones posibles.

Lo que quiere decir que el antiguo sistema de menús con deslizadores y desplegables ha pasado a mejor vida, en este caso, aparecerá un menú con distintas opciones para cada zona del campo, según vayamos pinchando en las preferidas, estas se colorearán de verde, el resto si siguen del mismo color negro serán seleccionables, de lo contrario, si vemos que otras opciones de juego tornan a rojo, quiere decir que no son compatibles con el juego que estamos fomentando para nuestro equipo.

Con estas posibilidades de instrucciones colectivas e individuales es muy fácil darle un carácter muy personal a nuestro equipo, aunque eso sí, siempre adaptado al tipo de jugadores que tenemos. Para ello es importante seguir consejos de nuestro segundo, y sobre todo empaparse de los informes de cada jugador, pudiendo compararlos con los de otros integrantes de la plantilla que jueguen en la misma posición.

Esta es otra de las novedades de Football Manager 2014, ahora la pantalla de información de jugador es mucho más completa. En lugar de tener que navegar por distintos menús para conocer aspectos de nuestro jugador como puedan ser la situación de contrato, biografía, trayectoria, estadísticas, estado físico o de ánimo, vamos a poder conocer toda esta información de un solo vistazo, gracias al nuevo diseño de esta pantalla, sin duda todo un acierto.

Hay que decir que Football Manager 2014 tiene licencias oficiales de jugadores y clubes, con sus nombres reales, escudos y fotografías, no siendo así para las competiciones oficiales, que emulan la liga, copa, o copa de Europa, pero sin logos oficiales de la UEFA ni las épicas sintonías que preceden a cada partido de la gran competición continental.

También ha evolucionado para bien la gestión de la información desde nuestro correo electrónico del club, ahora podemos gestionar muchas más acciones desde las propias respuestas de los emails. Por ejemplo, cuando recibamos ofertas por nuestros jugadores no tenemos que cambiar de menú e ir al específico de este aspecto del juego.

Desde el mismo cuerpo de mail, podemos negociar todos los aspectos de la oferta y proponer nuevos términos, así como cerrar cesiones o traspaso sin tener que movernos del sillón de nuestro despacho en el club. Otra de las grandes novedades de Football Manager 2014, que nos va a simplificar mucho la tarea diaria.

Compitiendo con nuestro equipo

Los partidos en Football Manager 2014 son muy similares a anteriores entregas, seguimos teniendo la posibilidad de poder visualizar los partidos a través de su motor 3D, que todo sea dicho, ha mejorado mucho en la IA de nuestro equipo y el contrario. Ahora los movimientos de nuestros jugadores son mucho más fieles a nuestras órdenes que los de entregas anteriores.

Una de las novedades durante los partidos, es el consejo de nuestro segundo entrenador, que nos propondrá cambios rápidos en la táctica o equipo titular según se vayan desarrollando los acontecimientos. Por ejemplo, si un jugador sufre un golpe nos propondrá realizar un cambio, si nuestro equipo no está encontrando el área contraria por el centro, nos sugerirá abrir el juego a las bandas.

Nuestra será la elección, con sólo pulsar un botón podremos aplicar estas sugerencias o bien ignorarlas. Luego hay aspectos psicológicos de nuestros jugadores muy importantes, al comienzo de cada partido podemos dar una charla colectiva o individual, la reacción de nuestros jugadores a esta charla se verá reflejada rápidamente por un código de color, y en el ánimo y moral de cada futbolista.

Hasta tal detalle llega este Football Manager 2014, que podremos dar unas pequeñas instrucciones o mini charla a cualquier jugador que saquemos al campo, vamos, igual que en la vida real, cuando el entrenador susurra al oído del jugador las últimas instrucciones antes de saltar al terreno de juego cuando el cuarto árbitro revisa sus tacos.

De la misma manera, la charla a nuestros jugadores se podrá realizar antes, en el descanso y al final del partido, y ya sabéis, con consecuencias directas para la plantilla si no somos cuidadosos. En cuanto al desarrollo de los partidos, hay total libertad de movimientos por nuestra parte, podemos dar instrucciones en cada momento del partido para reaccionar a un resultado adverso, pudiendo cambiar rápidamente nuestro sistema de juego.

El motor 3D de los partidos ha mejorado mucho con respecto a anteriores entregas, sobre todo en lo que se refiere a la fidelidad de las acciones de cada jugador respecto de las instrucciones que le hemos dado previamente. También se han mejorado las animaciones de los jugadores, acabando con ciertos movimientos que desafiaban a las leyes más básicas de la física.

Gráficamente, el motor 3D durante los partidos no es ninguna maravilla, además de que según el ordenador que tengamos, podemos sufrir un cierto lag y pérdida de frames durante el desarrollo del partido. Pero lo peor no es eso, porque podemos vivir perfectamente con ese lag, el problema es cuando esa ralentización se traslada a los menús de juego durante el partido, dificultando de manera notable la posibilidad de dar instrucciones en el momento oportuno.

Este es sin duda uno de los aspectos más negativos para los jugadores con ordenadores más humildes, y todo como consecuencia del paso al segundo plano del partido tras los menús, que al fin y al cabo tiene que seguir moviendo todo el 3D mientras marcamos las instrucciones, se hace muy molesto y es un gran punto en contra.

No obstante, si no nos gusta este comportamiento, podemos cambiarlo, optando por ver sólo los mensajes del desarrollo del partido o un resumen de las estadísticas durante el partido para poder tomar las decisiones necesarias.

Conclusión

Football Manager 2014 es un gran juego de simulador de manager de fútbol, en lo que a la labor de dirección de un equipo de fútbol se refiere. Sin duda sigue siendo el gran referente de este género un año más, porque es un juego bien hecho, que con sutiles cambios es capaz de mejorar ampliamente la experiencia de juego.

Sin duda los aspectos más destacados de esta nueva entrega son los nuevos menús de elección de tácticas, la pantalla del perfil de jugador mucho más completa, la gestión de fichajes o cesiones desde los propios cuerpos de mail de nuestro correo electrónico, o sobre todo la influencia que tienen nuestras charlas con los jugadores, cuerpo técnico o prensa, en la moral y desempeño de nuestra plantilla durante los partidos.

Todo esto dota de una profundidad al juego que ningún otro título del género es capaz de darnos, además de la comunidad que lo respalda actualizando bases de datos, compartiendo tácticas y haciendo scouting, desvelándonos cuales son las perlas de las mejores canteras de jugadores del mundo.

Además, en estos cambios, podemos ver un pequeño giro de la saga hacia un público más casual y con menos experiencia. La posibilidad de delegar muchas decisiones y los nuevos sistemas de elección de tácticas lo acercan a jugadores más inexpertos, y por la parte contraria, quizás cabree a algún que otro purista.

En cualquier caso, SIGames ha apostado por dotar a esta nueva entrega de mejoras menos tangibles, pero con una repercusión directa en la fidelidad a nuestras instrucciones. El único aspecto negativo es sin duda el desempeño del motor 3D durante los partidos, que aunque se ha mejorado mucho la IA, en los ordenadores más humildes ralentiza incluso los menús de elección de instrucciones, sin duda lo peor de este FM14.

Hablar de que estamos ante el mejor Football Manager de la saga es hablar de que Football Manager 2014 es el mejor simulador de dirección futbolística que hemos podido jugar nunca, y sin exagerar. Todavía tiene margen de maniobra en próximas entregas, pero desde luego, es un título imprescindible para cualquier amante del fútbol, ya tenga experiencia o no en la saga, por su infinidad de posibilidades y modos de juego como el classic, que lo hacen más accesible que nunca. ¡Larga vida a Football Manager!

Valoración

El mejor Football Manager hasta la fecha, con cambios importantes en la gestión de las tácticas y los fichajes, que dejan ver un leve cambio de rumbo en la saga hacia un manejo más cercano a los jugadores menos experimentados

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Gestor de tácticas más simple, gestión de fichajes desde correo, partidos más fieles y charlas

Lo peor

Si tu ordenador no es potente, la ralentización de los menús de instrucciones durante los partidos

Lecturas recomendadas