Análisis

Análisis de La Fuga de Deponia

Por Gustavo Bernaldo
-

La Fuga de Deponia nos ofrece una hilarante y desternillante aventura, a manos de un despistado protagonista con la intención de escapar de un mundo lleno de basura. Todo, arropado por unos divertidos puzzles que dan ritmo a una más que interesante historia. ¿Preparado para entrar en Deponia?

Los alemanes de Deadalic Entertainment están que se salen este año. La Fuga de Deponia se suma al gran éxito de The Dark Eye Chains of Satinav para optar por el título de mejor aventura gráfica del año. En tierras germanas el género de la aventura gráfica está de moda, y podemos afirmar  que la calidad de los títulos que nos vienen de Alemania es increíble.

Hace unas pocas semanas os ofrecíamos un extenso análisis de The Secret Files 3, y hoy le toca el turno a La Fuga de Deponia, dos títulos salidos que llenan el hueco que existente hoy en día en el género de las aventuras gráficas. Eso sí, cada uno con un estilo particular, mientras que Secret Files 3 es más serio, La Fuga de Deponia nos ofrece una visión y estética desenfadada a lomos de un protagonista que nos arrancará más de una sonrisa.

Deponia, basura y más basura

La Fuga de Deponia nos trae como principal protagonista a Rufus, un carismático personaje dispuesto a dejar a tras las montañas de basura de Deponia para alcanzar la tierra prometida del Elíseo. Bajo esta premisa, ayudaremos a Rufus en su trepidante aventura sabiendo que se trata de un personaje que es un auténtico desastre, decenas de veces ha intentado fugarse, y todas ha fracasado, aunque esta vez con nuestra ayuda seguro que conseguiremos sacar a Rufus, literalmente, de la basura.

Bajo esta historia se nos ofrece un título estéticamente muy cuidado con estrambóticos personajes e hilarantes diálogos que FX Interactive se ha encargado de doblar y traducir al castellano de una forma soberbia, y que nos harán soltar más de una carcajada. Y ahí es donde está el encanto de este La Fuga de Deponia, ya que la base de este título es esa, el humor y las situaciones absurdas que nos va revelando su gran historia.

Historia que no terminará en esta aventura, ya que el final queda abierto a una segunda parte que esperamos Deadalic Entertainment nos ofrezca cuando antes, lo que sí sabemos, es que La Fuga de Deponia es la primera parte de una trilogía que completará la historia de Rufus.

Manejando a Rufus

El sistema de juego que nos ofrece La Fuga de Deponia no es revolucionario, se nutre del título point & click que hemos visto en cientos de títulos de aventura gráfica. Es decir, que debemos inspeccionar los preciosos escenarios de Deponia con el ratón hasta encontrar un objeto o lugar donde cambie nuestro cursor para coger un objeto, o bien, llevar a Rufus hasta otra zona. Una vez hemos cogido un objeto, este pasará a forma parte de nuestro inventario, donde podremos convinarlos para crear artilugios que nos ayuden a resolver los puzzles que encontramos.

Acceder al inventario es tan sencillo como utilizar la rueda del ratón, abajo para mostrarlo y arriba para ocultarlo. Pero… ¿Cómo localizamos los objetos que podemos coger? Pues para los valientes encontramos el sistema de toda la vida, es decir, pasar el cursor por cada rincón del mapa. El que no quiera complicarse en la búsqueda, puede pulsar el botón de la rueda del ratón, o bien la tecla espacio, para que se muestren en pantalla todas las zonas interactivas. De esta forma veremos donde se encuentran los objetos que podemos utilizar, y las salidas que existen de esa pantalla.

Pero no todo será resolver puzzles, también encontramos algún que otro minijuegos que pondrá a prueba nuestra habilidad, como el de las palomas mensajeras, a las que debemos colocar en sus casetas, o bien otro donde debemos apuntar hacia un rail, sabiendo que tenemos algunos controles del dispositivo rotos.

Grandes dosis de humor

Ya hemos comentado que Rufus es un hilarante personaje, y ahí es precisamente donde Deadalic Entertainment ha puesto todo su ingenio para hacer de este carismático personaje su estandarte. Con hilarantes frases como “los héroes no necesitamos tutorial” o bien “dormir es una de mis especialidades”, y situaciones tan desternillantes como intentar huir de Deponia enganchado a una cabina unipersonal con un buzón como asiento y unos cohetes como propulsores, La Fuga de Deponia se acerca estrepitosamente a las aventuras del tipo Monkey Island o Maniac Mansion.

Otra de las similitudes que encontramos con los grandes títulos de Lucas Arts, es que los puzzles son una locura total. ¿A quién se le puede ocurrir poner en una cazuela en ebullición unos calcetines? Pues a Rufus. Puzzles de este tipo, donde no encontramos ni pies ni cabeza a lo que estamos haciendo, serán el pan nuestro de cada día en La Fuga de Deponia. Pero es gracias a estas situaciones, por lo que cogemos tanto cariño al desastre de Rufus. ¿Cómo se le puede ocurrir cambiar el suministro de agua por nitrógeno líquido?

¿Una aventura gráfica más?

A priori, La Fuga de Deponia puede parecer una aventura gráfica más, pero nada más lejos de la realidad. Su personalidad y su historia la convierten por derecho propio en una saga que dará mucho que hablar dentro de la comunidad de aventuremos. Además, al tratarse de una trilogía seguro que engancha a miles de seguidores que disfrutarán con las desternillantes aventuras de Rufus.

Eso sí, que nadie espere grande virguerías técnicas, La Fuga de Deponia es un título en 2D que compensas estas carencias con un acabado artístico muy trabajado y una personalidad muy marcada de sus personajes. ¡¡Todo es bonito de Deponia!!

En conjunto, La Fuga de Deponia es una gran aventura gráfica, desenfadada y a veces frustrante, por la dificultad de algunos puzzles, pero que nos arrancará más de una sonrisa. ¿Te atreves a sacar a Rufus de la basura?

Valoración

Aventura gráfica llena de humor e hilarantes situaciones que pondrá a prueba todo nuestro ingenio, a base de entretenidos y divertidos puzzles con un control muy sencillo.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El humor que destila y la gran localización realizada por FX Interactive

Lo peor

Quedarse atascado en medio de un puzzle

Lecturas recomendadas