Análisis

Análisis de Game of Thrones: Iron From Ice - Ep. 1

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: PS4

Iron From Ice es el primer episodio de Game of Thrones: A Telltale Game Series, la aventura basada en la serie Juego de Tronos (inspirada a su vez en Canción de Hielo y Fuego, las novelas de George R. R. Martin) desarrollada por Telltale Games, creadores de otras historias moralmente destructivas como The Walking Dead, The Wolf Among Us o, en menor medida, el reciente Tales From the Borderlands. Os invitamos a un viaje por las tierras del Poniente virtual, un mundo de honor y traición, de sangre y oscuridad, de espadas y reyes... De hierro y hielo. Telltale lo ha vuelto a hacer.

Cuando Telltale Games anunció en la gala de los VGX que se embarcaría en una nueva serie episódica basada en Juego de Tronos, los fans de los Siete Reinos fuimos incapaces de contener la emoción y alzamos nuestros cuernos, a rebosar de vino, como señal de festejo. ¿Un juego de Canción de Hielo y Fuego, por obra y gracia de los maestros que lograron hacer justicia al cómic/serie de zombies del momento con el fantástico The Walking Dead? ¡Todas nuestras monedas de hierro por semejante unión! Poco despúes de conocer que la aventura estaría dividida en 6 capítulos, Telltale Games, fiel a su estilo de anunciar las fechas de lazamiento a pocos días de salir el juego a la venta, lanzó en formato descargable Iron From Ice, el primero de estos seis episodios. ¿Está a la altura? ¿Hace justicia a la serie? Y, lo que es más importante, ¿consigue encajar en el cruento universo creado por George R. R. Martin? Venid con nosotros si queréis descubrirlo.

Cuando se juega al Juego de Tronos, o ganas o mueres

Antes de entrar en materia, es importante señalar que, aunque vamos a evitar en la medida de lo posible entrar en SPOILERS, este análisis hace referencia a algunos de los momentos más importantes de Tormenta de Espadas y la Tercera Temporada de Juego de Tronos, así que si seguís la serie en cualquiera de sus formatos y aún no habéis llegado a estos puntos, no sólo os recomendamos que abandonéis el análisis, sino que tampoco juguéis a Juego de Tronos de Telltale Games. Esto también significa que la aventura está pensada para fans y SÓLO para fans: quien no haya oído hablar en su vida de Juego de Tronos, estará aquí más perdido que Jon Nieve el día de la Madre. Y dicho esto... La historia comienza en uno de los momentos más icónicos de Canción de Hielo y Fuego: la infame Boda Roja. Pero en esta ocasión, y como se venía anunciado desde hace tiempo, contemplaremos los acontecimientos desde otro punto de vista: el de los miembros de la Casa Forrester, abanderados de los Stark.

Al igual que en los libros/serie, el Episodio 1 está compuesto por subcapítulos en los que nos ponemos en la piel de distintos personajes, en concreto: Gared Tuttle, escudero de Lord Forrester y sobrino del Castellano de Ironrath; Ethan Forrester, segundo hijo de Lord Forrester y heredero al trono de la Casa; y Mira Forrester, hija primogénita del Lord y doncella de Margaery Tyrell. Al comenzar la aventura, tendremos la misma sensación que cuando nos sumergimos por primera vez en el universo Canción de Hielo y Fuego: batiburillo de nombres y caras que puede llegar a marear. Por suerte, al pulsar el botón 'options' tenemos acceso a un útil códice en el que se nos explica quién es quién dentro de los nuevos personajes creados para la ocasión.

Se ha tomado la estética de la serie de la HBO (emitida en NEOX y Canal + en España), y eso se hace patente desde los primeros minutos, cuando una fantástica representación de la cabecera aparece en pantalla, mostrando los lugares de mayor importancia en este primer episodio al ritmo de la épica banda sonora compuesta por Ramin Djawadi, que consigue ponernos los pelos de punta aun después de haberla escuchado mil y una veces.

Pueden vivir en mi nuevo mundo o pueden morir en el viejo

Pero no sólo se ha apostado por la estética de la serie: Telltale ha tirado la casa por la ventana y ha reunido a los principales actores para que doblen a sus representaciones virtuales. De esta manera, y si acostumbráis a ver la serie en V. O., reconoceréis al instante la voz de Lena Headey en el papel de Cersei Lannister, Peter Dinklage en el de Tyrion Lannister, Natalie Dormer en el de Margaery Tyrell e Iwan Rheon como Ramsay Snow. Esto, unido a que el estudio ha logrado representar con maestría no sólo las caras, sino también las emociones que éstas expresan, hace que por momentos sintamos que estamos contemplando un nuevo capítulo de la serie. Sencillamente espectacular.

El estilo gráfico sigue apostando por el cel-shading, como en las anteriores aventuras de la casa, pero en esta ocasión los modelos gozan de más realismo para representar con fidelidad el material original, similar a cómo The Wolf Among Us apostó por un estilo más cercano al cómic. Sin embargo, se ha utilizado una técnica de desenfoque bastante extraña para mostrar los elementos que están en el fondo del escenario, produciendo un efecto a medio camino entre los dientes de sierra que no termina de ser agradable a la vista.

Telltale sigue apostando por un desarrollo en el que las conversaciones acaparan todo el protagonismo, dejando al jugador tomar las riendas de cada respuesta que da el personaje protagonista. Las secuencias de acción no abundan, y se resuelven mediante Quick Time Events con tiempo limitado: una respuesta tardía o erronéa da como resultado la pantalla de Game Over aunque, todo sea dicho, es bastante fácil superar estos "combates". Eso sí, en Game of Thrones los pequeños atisbos de exploración que hacían presencia en ocasiones puntuales en los anteriores juegos del estudio se han reducido a la mínima expresión, hasta el punto de que considerarlo aventura gráfica nos parece un error: se trata de una película interactiva (más bien capítulo de la serie interactivo), aunque no por ello pierde intensidad. La interacción del jugador se limita a tomar decisiones, y los pocos momentos en los que controlamos directamente a uno de los personajes, estamos confinados en pequeños espacios en los que nuestras únicas opciones son contemplar objetos o hablar con personajes para... Seguir tomando decisiones.

Repetimos, esto no es en absoluto malo, pero el concepto de videojuego al que estamos acostumbrados queda bastante difuminado. Otro de los problemas que arrastra la aventura es que, al tratarse del primer episodio, sirve más como presentación y preparación del terreno para lo que está por venir. De ahí que el resultado de ganar o perder confianza con ciertos personajes (con el clásico mensaje "X recordará esto...") no se hace patente en ningún momento... Aunque estamos seguros de que todas estas decisiones tendrán algún tipo de efecto en los episodios que están por venir. Y hablando de decisiones, desgraciadamente Game of Thrones: A Telltale Game Series peca de presentar la misma falsa sensación de libertad que sus antecesores: tras dos partidas tomando distintos caminos, hemos comprobado que, salvando las decisiones más importantes (podemos contemplar porcentajes con el número de jugadores que ha tomado una u otra decisión), el resto apenas tiene impacto en la forma en que se desarrolla la historia.

Soy la espada en la oscuridad, soy el vigilante del Muro

Y precisamente la historia es el punto fuerte de Iron From Ice. Desgraciadamente este primer capítulo nos llega en inglés, textos incluidos, y debido al tipo de lenguaje que utilizan los personajes, en ocasiones puede ser difícil seguir la trama con un nivel básico. Pero si tenemos cierto control sobre el idioma, nos sentiremos identificados con los Forrester y no tardaremos en cogerles cariño (algo que, como sabrán los seguidores de Juego de Tronos, es un error fatídico). El asistente de George R. R. Martin está detrás del argumento y eso se nota, en especial en los momentos álgidos de cada personaje, que nos harán sudar enfrentándonos a decisiones realmente difíciles. Pero si por algo destaca la aventura es por su final: cruento, doloroso, inesperado, una auténtica puñalada al estómago digna de los mejores "momentos Martin" que, inevitablemente, nos deja con ganas de más... Muchísimo más.

Game of Thrones: Iron From Ice sale a la venta en formato descargable a un precio de 5,99 €. La aventura se puede completar en una tarde, pero es inevitable volver a caer en sus redes para tomar otros caminos y ver cómo se desarrolla la historia al tomar distintas decisiones, de ahí que por semejante precio nos parezca una compra obligada para cualquier fan de la saga. Telltale hace una entrada triunfal en el universo Juego de Tronos, aunque denota ciertas carencias que estamos bastante seguros serán resueltas en los próximos episodios. Actualmente es la mejor historia interactiva basada en el mundo de Canción de Hielo y Fuego, gracias a la maestría del estudio a la hora de narrar los actos despiadados de los hombres, en un mundo que es en realidad un oscuro reflejo del nuestro. Como se acostumbra a decir en la tierra de Essos: Valar Morghulis.

Valoración

Telltale Games vuelve a triunfar ofreciendo una historia a la altura del material original, que pese a ciertas carencias, consigue elevar el nivel de expectación de cara a lo que está por llegar.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Es como participar en un capítulo de la serie. La caracterización de los personajes. EL FINAL.

Lo peor

Falsa sensación de estar afectando en la historia. No es una aventura gráfica. EL FINAL.

Lecturas recomendadas