Análisis

Análisis de Gravity Rush en PS Vita

Por Alberto Lloret
-

Gravity Rush ha sido considerado en Japón como el mejor juego de PS Vita, llega ahora a Europa, seis meses después, una de las propuestas más originales de los últimos tiempos.

En Gravity Rush tomamos el papel de Kat, una joven amnésica con un original poder: controlar su campo gravitatorio para flotar o levantar objetos. Poder que usará para ayudar en Hekseville, su ciudad.

Así que en Gravity Rush comenzamos con misiones “tontorronas”, como reparar fuentes y pronto nos sumergiremos en una historia más compleja: unas extrañas tormentas gravitatorias hacen desaparecer partes de la ciudad en una misteriosa dimensión paralela, traen a los malignos Nevis... Sólo os diremos que la fantasiosa historia pica lo suyo.

Gravity Rush es un “sandbox”

A la hora de jugar, en Gravity Rush tendremos un mundo abierto que podremos recorrer como queramos: andando, corriendo por las paredes, “volando”… Así, con el botón R comenzamos a flotar y con otra pulsación “volamos” hacia el punto que esté en el centro de la pantalla (apuntamos con el stick derecho o moviendo la consola con el giroscopio).

Un indicador nos limita en Gravity Rush el tiempo que podemos usar nuestro poder, ya sea volando, lanzando patadas antigravitatorias, levantando y moviendo objetos y otros poderes que se nos irán dando con cuentagotas a medida que avanzamos.

Todo en Gravity Rush está puesto al servicio de un desarrollo abierto, en el que podemos cumplir las misiones principales o buscar gemas (la “moneda” para reparar mecanismos o subir de nivel a Kat), superar desafíos (desde carreras a derrotar oleadas de enemigos), conversar con otros ciudadanos de Hekseville o encontrar a los extraños visitantes de una dimensión paralela. Un ameno desarrollo que te permite hacer lo que quieras en casi todo momento, aunque las misiones principales sean un poco simples y a veces saquen de la trama.

¿Dónde sobresale Gravity Rush?

Sin duda, en su impresionante despliegue técnico. Hekseville está dividido en varios distritos con una ambientación distinta pero siempre con un acabado impresionante: las calles están llenas de vida (peatones, vehículos, etc.), los edificios rebosan detalle, las dimensiones paralelas respiran color y todo con un cuidado “look” anime que le va de perlas. Los distritos, aunque no muy grandes, son intrincados y puedes recorrerlas por arriba y por abajo (tardarás en verlo y recogerlo todo).

Y eso por no hablar del control, que aunque simple, funciona bien. Eso sí, también tiene sus fallos: la cámara juega malas pasadas, la música es floja, los tiempos de carga al morir largos, los enemigos tienen un diseño simple... Fallos todos perdonables y más aún si buscas propuestas originales: Gravity Rush te conquistará.

Valoración

Una gran aventura que convence con sus divertidas mecánicas y gran puesta en escena, aunque sus misiones son tontorronas.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

No has jugado a nada parecido. Lo simple que es controlar la gravedad, los gráficos…

Lo peor

Misiones un poco tontas, la cámara a veces juega malas pasadas, la música es irregular...

Lecturas recomendadas