Análisis

Análisis de Grim Fandango Remastered para PS4 y Vita

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS4

Grim Fandango Remastered rescata del mundo de los muertos una de las últimas y más recordadas aventuras gráficas de la época dorada de LucasArts, para ponerlo al día con mejoras gráficas, de control y, de paso, añadir contenido extra. ¿Habrá aguantado bien el paso del tiempo? Vamos a verlo…

ACTUALIZADO 05/01/2016: rescatamos el análisis de Grim Fandango para PS4 con motivo de la llegada de este remaster a PS Plus en enero. Si sois suscriptores del servicio premium online, ya lo podéis descargar sin coste añadido desde la PlayStation Store.

Para muchos jugadores, Grim Fandango es el último gran exponente de las aventuras gráficas, un juego que tanto por ambientación, como por su guión o por diseño gráfico, merece un hueco de honor en el género. Un juego que, con el tiempo, se ha convertido en objeto de culto, hasta el punto de que un grupo de fans estaba rehaciendo el juego para que resultara más atractivo visualmente (y funcionara sin problemas en los ordenadores actuales). Y ahí es donde, dicen las malas lenguas, que entró Tim Schafer y Double Fine para hacer el Remaster oficial viendo el interés que había despertado.

Para muchos, un Remaster justificado, ya que el juego original tiene 17 años y hacerse con una copia del original puede salir por un riñón y medio. Así pues, la pregunta del millón es clara: ¿han remasterizado esta obra de culto como se merece? ¿los resultados son satisfactorios? La respuesta es algo complicada, y depende bastante lo que busque cada uno. Como Remaster que es, no altera en prácticamente nada el juego original, con lo que ello conlleva… pero no nos precipitemos y veámos detalladamente que ofrece.

Volviendo al mundo de las calacas

Grim Fandango nos cuenta la historia de Manny Calavera, un vendedor de viajes que facilita el paso de los muertos al más allá. Una aventura de corte clásico (buscar objetos, usarlos en el lugar adecuado, superar hilarantes conversaciones con todo tipo de personajes…), pero con el atractivo de una ambientación única, basada en el día de los muertos de las culturas mexicana y azteca (algo que apenas se ha explorado, con la excepción de Guacamelee!), mezclada con todo tipo de referencias al cine negro y rematada con un diseño artístico sublime, tan atractivo como hace 17 años.

Como aventura clásica que es, no está de más recordar que aquí no vas a recibir ayuda de ningún tipo para superar algunos de sus duretes puzles, ya que el Remastered, a diferencia de lo que se hizo con Monkey Island, no introduce ningún sistema de pistas para ayudar al jugador novel. Así pues, si estás acostumbrado solo a las aventuras de Telltale, como The Walking Dead, el juego puede resultar un poco áspero, sobre todo porque la lógica del mundo real no siempre se aplica para resolver sus desafíos.

No es ningún secreto que esa “falta” de lógica es algo habitual en las aventuras gráficas clásicas, y aquí se mantiene inalterado, aunque quizá el paso del tiempo le haya restado algo de brillantez y frescura en este sentido. No ha sido así con el doblaje al castellano, que ha sido rescatado del original y adaptado al Remaster, y que sigue siendo impresionante, gracias al trabajo de profesionales como Richard del Olmo (la voz de todas las cuñas de Telemadrid). En este sentido solo hay un pequeño fallo, y es que el sonido no se ha normalizado, con algunas frases a volumen más alto o bajo que el resto.

Remasterizando, que es gerundio

Entrando ya en materia, Grim Fandango Remastered da una de cal y una de arena. Algunos dirán que es un gran trabajo de remasterización, otros que es el fruto de unos vagos de campeonato… y lo cierto es que ambos tienen en parte razón. Si nos centramos en lo más evidente a primera vista, la parte gráfica, el resultado es irregular. Los personajes y los efectos de luz se llevan la mejor parte (aunque en los primeros planos, los rostros se pixelan), mientras que los fondos pre-renderizados parecen estar siempre a menor resolución, con grano y ruido digital, afeando un poco el resultado.

Lo mismo es aplicable a las secuencias de vídeo originales, que no han sido actualizadas en resolución y se pixelan de forma considerable. Es un mal endémico de muchas ediciones Remasterizadas, descuidar los vídeos, pero si se tiene acceso al material original como ha sido en este caso, se deberían “re-renderizar” para obtener mejores resultados. Esto último tampoco es algo nuevo, ya que títulos como God of War HD Collection II lo hicieron y se nota en el resultado final.

Y aún hay más: el juego original fue concebido en modo de pantalla 4:3, y ese sigue siendo el modo óptimo para jugar, aunque tenga dos hermosas bandas negras a los lados (se pueden sustituir por una cenéfa gris). La edición Remastered incluye un modo 16:9, pero en realidad es un modo “stretch”, es decir, estira la imagen para llenar la pantalla, y con él, los personajes y elementos gráficos parecen haber engordado sensiblemente. No era ni mucho menos la mejor solución, pero quizá algo más en la línea de Resident Evil HD Remaster a la hora de adaptar los fondos a 16:9 hubiera sido lo adecuado.

Hay vida después de los fallos

Si empezamos a hablar de las bondades, destaca el nuevo sistema de control que, como en el mencionado Remaster de Resident Evil, se adapta más al estilo de control de las aventuras actuales (pulsa el stick en una dirección y el personaje irá hacia allí), aunque retiene los problemas vistos en el juego de Capcom (regresar por accidente a la sala anterior al acceder a una nueva con un enfoque de cámara opuesto). También incluye controles tipo tanque, e incluso uno de los trofeos consiste en pasarse el juego con estos controles añejos (porque Tim lo pidió se llama…).

Además, con tan solo pulsar un botón (R3 en PS4, Select en Vita), podemos alternar entre el look original del juego (más pixelado y sin efectos de luz en tiempo real) y el remasterizado, además de haber incluido algunos interesantes contenidos nuevos para la ocasión, a los que se accede pausando el juego y entrando en la opción “contenido especial”. En este menú podremos cambiar el modo de pantalla, el renderizado clásico o nuevo, o algunas opciones nuevas, como un visor de vídeos, la transcripción de los diálogos o ver una galería de bocetos.

Pero, sin ningún tipo de duda, el contenido especial más atractivo son los comentarios del equipo de desarrollo, al más puro estilo película. Si activas esta opción, en la esquina superior izquierda verás la imagen de una claqueta cuando Tim Schafer o el resto de miembros tenga algo que decir sobre una sala, personaje o detalle. Pulsa L1 (o L en Vita), y saltará el comentario del equipo (voz en inglés, texto en castellano en la parte superior de la pantalla). Si eres un fan del juego, te resultará interesantísimo la cantidad de curiosidades, como referencias al cine, que el equipo desvela.

Pero, como el resto de aspectos del juego, ni siquiera esto está tan cuidado como debería. Por poner un ejemplo, en algunos casos se escucha perfectamente todo el comentario en inglés, mientras que en pantalla faltan algunos textos de la traducción. Es un detalle chorra, comparados con otros más graves: durante la realización de este análisis, el juego se nos ha colgado varias ocasiones o incluso ha entrado en un bucle, al intentar subir a un vehículo, del que no hemos podido recuperar el control del personaje.

Fandangueando en PS Vita

Si a esto sumamos que como remaster que es, el juego no incluye opción de autoguardado (tenemos que pausar el juego, e ir a la opción de guardar partida siempre que queramos), una carencia que sumada al problema de los bugs puede suponer la repetición innecesaria deun buen trozo de la aventura (como nos ha pasado a nosotros). Y eso sin entrar en problemas específicos según la plataforma, como Vita: saca una captura y durante unos segundos el juego petardeará cosa mala…

Y hablando de PS Vita, no está de más reconocer que el trabajo que se ha hecho en la portátil de Sony es cuado menos meritorio. Por un lado, el juego es Cross-Buy, por lo que si lo compras en PS4, lo recibirás gratis para la portátil. Y no solo eso: el guardado en la nube te permitirá descargar de forma automática la partida guardada más actualizada, indistintamente de la plataforma. Tampoco es moco de pavo la inclusión de un tercer sistema de control, aparte de los controles tipo tanque y aventura actual, que utiliza la pantalla táctil para mover el personaje y desplegar un menú de acciones.

Además, la menor resolución de pantalla de PS Vita suaviza de forma considerable algunos de los problemas gráficos del juego, como la calidad de los fondos, lo que sumado a todo lo anterior hace que la portátil de Sony sea una de las mejores plataformas para disfrutar del juego, más si tenemos en cuenta que no se ha recomprimido el audio ni se ha hecho ninguna chapuza similar vista en otros remaster para la portátil (ocupa 3,15 Gb, uno menos que la versión de PlayStation 4).

Conclusiones finales

Sobre la mesa, todo esto deja una remasterización con luces y sombras. ¿Se podía haber hecho más en la parcela técnica? No me cabe la menor duda que sí, como por ejemplo a la hora de re-renderizar los vídeos. ¿Sigue el juego vigente como hace 17 años? Desde el punto de vista del guión, apartado artístico o doblaje, sin ningún tipo de duda, aunque en lo jugable, los años no han pasado en balde, y se nota en algunos aspectos como el retorcido diseño de algunos de sus puzles, que hoy en día serían criticados.

Pero eso es algo que seguro que los fans más acérrimos del juego no le reprocharán. Quizá sean ellos los que más van a disfrutar esta remasterización, mientras que para el resto puede resultar un juego atractivo, aunque durete, un poco más de la cuenta debido a los fallos y cuelgues que pueden suceder mientras juegas. Si le perdonas todo eso, y optas por zambullirte en su historia, disfrutarás de un juego único en muchos sentidos, que merecía una remasterización un poco más cuidada…

Valoración

Grim Fandango vuelve de entre los muertos con un sabor agridulce en la boca. La mejora gráfica es irregular, sobre todo en los fondos, sin olvidar los bugs que cuelgan el juego, empañando novedades como el nuevo control o los comentarios.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Los audiocomentarios y el nuevo control. Rescatar el doblaje castellano original. Su personalidad.

Lo peor

Los bugs y cuelgues. Los fondos no se han restaurado al mismo nivel. Algunos puzles.

Lecturas recomendadas