Análisis

Análisis de GTA Vice City para iOS

Por David Alonso Hernández
-

Diez años después de su estreno en PlayStation 2, Rockstar nos trae una versión del genial GTA Vice City para iPhone, iPad e iPod Touch. ¿Será capaz Tommy Vercetti, un mafioso de los años 80, de adaptarse a las nuevas tecnologías?

Las últimas semanas han sido un auténtico hervidero de información y rumores sobre GTA V, la próxima entrega de una de las franquicias "jugables" más laureadas de todos los tiempos, y que promete volver a revolucionar el género de los 'sandbox', o juegos de desarrollo libre.

Sin embargo, desde Rockstar proponen que nos olvidemos por un momento del futuro de Grand Theft Auto y echemos un vistazo al pasado para volver a disfrutar de esta reedición de Vice City, que llega a los dispositivos iOS con motivo del décimo aniversario de su lanzamiento en PlayStation 2 (a Xbox y PC llegó un poco más tarde, en 2003).

Desde luego, mucho ha llovido desde que Tommy Vercetti, el protagonista del juego, se presentara por primera vez en nuestras PS2, pero en este análisis vamos a comprobar que la década de los ochenta (época en la que se desarrolla Vice City) nunca pasará de moda y que el genial juego de Rockstar, cuyas críticas arrasaron, sigue casi tan fresco como el primer día, haciendo que disfrutar de su profundo desarrollo y de su tremenda libertad en una tablet o en un smartphone sea una experiencia que hace pocos años no podíamos casi ni soñar. 

Ah, tened en cuenta que, aunque GTA Vice City también está confirmado para dispositivos Android, unos problemas técnicos con el juego hicieron que Rockstar retirara el juego de Google Play el mismo día de lanzamiento, por lo que este análisis se centra en la versión para iPhone, iPad e iPod Touch. Por supuesto, cuando haya novedades respecto a la versión para el SO de Google os la haremos saber.

Forjando un imperio criminal

GTA Vice City es un juego que no necesita presentación, pero por si acaso alguno de vosotros ha estado un poco despistado durante los últimos años debéis saber que se trata de la continuación de GTA III, y que nos cuenta la historia de Tommy Vercetti, un mafioso de la banda de los hermanos Forelli que, tras pasar 15 años en la cárcel de Liberty City debido a una traición, vuelve al "negocio" con la intención de expandir el poder de Sonny Forelli en Vice City, una ciudad claramente inspirada en la Miami de 1986.

Así las cosas, nuestro objetivo en el juego es guiar a Tommy Vercetti a lo largo de una oscura trama repleta de violencia, extorsión, tráfico de drogas e influencias y otras lindezas con el fin de erigirle como un auténtico capo de la mafia, llegando a dominar un imperio económico compuesto por clubs de strippers, fábricas o una compañía de taxis.

Pero, como podéis imaginar, el camino hasta el éxito criminal no es fácil en absoluto, y durante la escalada hasta la cima debemos superar un enorme número de misiones de todo tipo, que van ganando en dificultad y en repercusión conforme avanza la historia.

Así, empezamos ganando nuestros primeros dólares con sencillas tareas, como provocar una pelea o "dar un susto" a unos jueces, para acabar forrándonos con operaciones mucho más complejas como robos a grandes bancos o falsificación de dinero a gran escala.

Libertad en la ciudad del vicio

Hasta aquí hemos visto que los ingredientes de Vice City son de lo más atractivo: tenemos una historia compleja, un protagonista de lo más interesante, grandes posibilidades de "ascenso"... pero todavía no hemos hablado de la verdadera salsa que da sabor a este plato: la enorme libertad de acción en el desarrollo.

Y es que, como es seña de identidad en la franquicia, las posibilidades en Vice City parecen son inmensas y podemos hacer casi cualquier cosa que se nos ocurra: robar y pilotar coches, motos, barcos o helicópteros, cambiar nuestro atuendo, pasar de la historia principal para realizar misiones secundarias, comprar propiedades, transportar heridos al hospital en ambulancia, disparar o golpear a todo lo que se nos antoje con martillos, katanas, pistolas, rifles francotirador...

Por supuesto, nuestro libre albedrío no se queda sin sus respectivas conscuencias y todos nuestros actos delictivos van incrementando nuestro nivel de búsqueda por las fuerzas de seguridad. Dependiendo de lo que "liemos" alcanzamos un número determinado de estrellas, que nos indican la intensidad con la que la ley intenta pescarnos. Si cometemos un delito menor, como chocar con un coche patrulla, llenaremos una estrella y la policia nos buscará timidamente, pudiendo darles esquinazo fácilmente.

Sin embargo, si la cosa se nos va de las manos y alcanzamos los niveles superiores, las fuerzas de la ley recurrirán a todos sus efectivos, FBI, SWAT y ejército incluido, para darnos caza, lo que convierte nuestra huida en una tarea realmente complicada.

La importancia de controlar la situación

Como habéis podido observar, todas las posibilidades del GTA Vice City se han mantenido intactas en esta versión para iOS, lo cual es una magnífica noticia, pero llegamos a uno de los puntos clave; ¿qué tal se maneja todo con la pantalla táctil?

Pues la respuesta es que bastante bien...aunque con matices. Nos explicamos: hay que reconocer que Rockstar ha hecho un gran trabajo adaptando el sistema de control de un juego de esta complejidad a las siempre complicadas pantallas táctiles.

Por ejemplo, uno de los grandes aciertos es la posibilidad de personalizar a tope el tamaño y la disposición de los botones táctiles, que nos permiten, cuando vamos a pie, manejar a Tommy, esprintar, disparar, robar un vehículo...

Por su parte, a la hora de conducir podemos optar por una dirección "digital" (con sendas flechas de giro a la izquierda y a la derecha), un volante "analógico", que nos permite ajustar un poco más nuestras maniobras, o por el uso del acelerómetro, mediante el cual giramos la dirección moviendo nuestro dispositivo.

Por último, los tiroteos son quizá la parte menos conseguida en esta adaptación. Aquí tenemos dos opciones: optar por un sistema de apuntado totalmente manual, preciso pero lento, o por el autoapuntado, que funciona bien cuando hay pocos enemigos pero que resulta un tanto confuso con un número elevado, ya que muchas veces es complicado elegir a quién queremos apuntar.

De todos modos, esto último se podría aplicar a sistema de control dej juego en general: en los momentos más relajados es bastante fácil controlar a Tommy o a los vehículos, pero cuando nos vemos inmersos en "fregaos" más complicados o cuando conducimos a toda velocidad, la precisión no es, ni de lejos, tan efectiva como la que conseguimos con un Gamepad. En fin, como se diría coloquialmente; "es lo que hay", ya que es evidente que las pantallas táctiles no son el mejor medio para controlar este tipo de desarrollos, pero lo cierto es que, en líneas generales, se puede jugar bastante bien.

Toda la autenticidad de los 80 en pocas pulgadas

La genial atmósfera 'ochentera' de GTA Vice City ha sido trasladada de forma excepcional a los móviles y tablets iOS, y el apartado técnico de la versión táctil consigue superar a lo que vimos en PS2, XBOX e incluso en PC.

Este excepcional trabajo se deja notar, sobre todo, en los dispositivos de última generación como iPhone 4S/5 o en el New iPad, donde la resolución y la fuidez del juego es total, la iluminación ha sido retocada y los modelos de los protagonistas, así como algunas de las texturas, han sido notablemente mejorados.

Es cierto que los años no pasan el balde y que nos encontramos con algunas texturas bastante "feas", personajes secundarios un tanto básicos y con algunos defectos como el 'popping' (menos acusado en esta versión respecto a PS2) o con algunas ralentizaciones puntuales, pero -en general- el juego se ve maravilla, con ciclos de noche y día, o efectos metereológicos que destacan, como os decíamos, en los dispositivos más potentes de Apple. En otros gadgets más "antiguos", como iPhone 4 o iPad, nos perdemos algunos efectos de luz y sufrimos de un numero mayor de 'tirones', pero también cumple sobradamente.

Capítulo aparte merece la excepcional banda sonora que ambienta nuestras incursiones por Vice City y que suenan en las diferentes emisoras de radio del juego: Michael Jackson, Iron Maiden, Blondie o Quiet Riot componen un apartado musical de auténtico lujo, que se ve complementado por unos efectos de sonido correctos y por unas inspiradísimas actuaciones vocales, eso sí, en inglés.

Por todo lo anterior, no podemos más que recomendaros encarecidamente que os hagáis con GTA Vice City para iOS, puesto que por los 4,49€ que cuesta podréis llevar un auténtico juegazo en vuestro iPhone, iPad, o iPod Touch (tras comprarlo podemos instalarlo en distintos dispositivos), con el que matar el tiempo (o a los polis de Vice City) en cualquier momento y lugar.

Valoración

Tener la oportunidad de disfrutar de un juego tan largo, profundo y repleto de posibilidades en nuestro móvil o tablet es un auténtico lujazo.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

La libertad de acción y la variedad de situaciones nos proporcionan horas y horas de diversión.

Lo peor

El sistema de control, aunque eficiente, se vuelve confuso en los momentos más movidos.

Lecturas recomendadas