Análisis

Análisis de Halo: Spartan Assault en Xbox One

Por Borja Abadie
-

Versión comentada: Xbox One

Halo Spartan Assault ha dado el salto de los móviles y Windows 8 a las consolas gracias a 343 Industries y Microsoft pero... ¿hay una colchoneta de seguridad esperando por si se la pegan dando el salto o es un salto al vacío?

Hay dos tipos de persona en el mundillo de los shooters: los que prefieren el estilo "realista" y convencional de títulos como Call of Duty y los que se inclinan por opciones más fantasiosas, como Halo. Es público y notorio, y si no lo vuelvo a decir ahora, que la única "llamada del deber" que yo oigo al coger un mando es la de jugar a Halo como un loco. 

Por eso, al saber que un Halo, aunque sea uno chiquitico, llegaría a Xbox One no pude más que alegrarme, más aún teniendo en cuenta la escasez de títulos en la consola de Microsoft al margen de su catálogo inicial. Como sabéis, este shooter de perspectiva aérea desarrollado por Vanguard Games y 343 Industries apareció en julio del año pasado en Windows 8 y Windows Phone (los móviles de la compañía de Redmond). Ahora, nos llega con un buen número de mejoras y contenido adicional.

Un nuevo asalto en Xbox One

El apartado gráfico se ha mejorado aprovechando las capacidades de Xbox One. El juego corre a 60fps y con una resolución de 1080p. El sonido se ha remasterizado en surround 7.1 y, en general todo tiene un aspecto mucho más pulido. Además, la expansión Hydra, que apareció como contenido descargable en el original vendrá incluido en Xbox 360 y Xbox One. Incluso hay nuevo contenido, el modo cooperativo para 2 jugadores, 5 misiones en las que debemos acabar con hordas de flood (los bicharracos que siempre vienen a molestar, incluso al Covenant).

Las mejoras técnicas son evidentes, aunque eso no significa que el resultado sea espectacular, ni mucho menos. El acabado, eso sí, es propio de las producciones Halo, con un gran cuidado por el detalle, el sonido, diseño, etc... En una franja de juegos de presupuesto medio, Spartan Assault estaría entre los mejores técnicamente, pero como juego para una consola de sobremesa, en especial al hablar de Xbox One, el nivel es mediocre.

Los añadidos, tanto la expansión como el cooperativo, son interesantes, aunque entre los dos apenas suman 3 horas de juego. El cooperativo es, sin duda, el más divertido. Acabar con hordas de flood cambia sustancialmente el estilo de juego con respecto a la campaña principal, dándole una nueva vida a nuestras armas duales (llevar una en cada mano).

Una experiencia anti-sobremesa

El principal problema de Spartan Assault no está en su apartado técnico sino en su propio concepto de juego. La aventura, originalmente diseñada para los móviles y tabletas de Microsoft no tiene mucho sentido en una consola de sobremesa, como le pasa también a la versión de PC.

La duración de las 30 misiones del modo campaña es, cuando menos, efímera. 20 minutos en el mejor de los casos. Esto, que no supondría ningún problema mientras juegas unas partiditas con tu móvil o tablet entre estaciones de metro, salas de espera, viajes de avión, etc... sí que lo es al jugarlo en nuestro salón. Justo cuando empieza a gustarte esa sensación "viejuna" de arcade de toda la vida, justo cuando empiezas a pensar: "¡vaya, no es el Halo definitivo, pero está bastante bien", se acaba la misión.

La sensación en casi todas las misiones es de que se podría haber desarrollado más cada uno de los niveles, añadirle más profundidad y complejidad, pero no, hay que pasar rápido a otra cosa, que esto es un juego para matar ratos. Con el cooperativo pasa igual, quedas con un colega para jugar, empiezas a divertirte y a la hora y pico se acaba. ¿Y ahora qué hacemos? Yo que sé.

El control, adaptado al mando de consola, funciona bastante bien. Con un stick controlamos al spartan de turno y con el otro disparamos en la dirección en la que lo dirijamos. Un clásico, vamos. El universo Halo está bastante bien representado, con la mayoría de los vehículos y enemigos de la saga presentes. Lo mismo sucede con la música, que no alcanza las cotas de Halo 3 pero que se deja querer.

Todo funciona de un modo muy familiar para los fans de la saga, salvo que no podemos saltar. Sí, sé que no tiene ni pies ni cabeza saltar en un juego de este tipo, pero no puedo evitar echarlo de menos. Por otro lado, no hay nada en la aventura que sea innovador, original y ni siquiera refrescante para un sub-género tan prolífico como los "twin stick shooters".

En definitiva, Spartan Assault, y pese a la nota, no es tan mal juego, si lo consideramos en su contexto móvil inicial. Eso sí, al dar el salto a las consolas, en especial a Xbox One, se queda bastante corto. No es que la saga no sepa cómo hacer un buen juego de un género distinto, ya lo demostró con la estrategia más que aceptable de Halo Wars, pero en esta ocasión no lo han logrado.  

Valoración

Su estilo arcade incluso engancha pero su mecánica de juego, diseñada para móviles, no encaja por ningún lado en la nueva consola de sobremesa de Microsoft.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Su estilo "twin stick shooter" engancha.

Lo peor

Su propuesta no funciona en una consola de sobremesa. El universo Halo no está muy explotado.

Lecturas recomendadas