Análisis

Análisis de Hatsune Miku Project DIVA F 2nd en PS3 y Vita

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS3

Hatsune Miku, regresa a PS3 y Vita con Project DIVA F 2nd , un nuevo juego musical hecho a la medida de sus fans… y de todos aquellos que quieran asomarse a su mundo y descubrir algunas de las razones de su éxito.

Si estás en el mundillo “otaku”, sabrás que Hatsune Miku es una idol virtual que arrasa por donde pasa. Su nacimiento, en 2007, está en el software para sintetizadores “Vocaloid”, con el que se pueden crear voces sintetizadas para canciones, del que ya hay 3 versiones distintas. Después se le dio una imagen, la de una quinceañera con largas coletas azules… y lo demás vino “solo”. Se dice que cuenta con un repertorio de más de 100.000 temas originales y tanto sus discos como conciertos (se proyecta su imagen sobre un panel de cristal) son un éxito.

Ahora en 2014 se ha propuesto conquistar occidente, y ha empezado en EE.UU., donde ya ha aparecido en algún exitoso late night show (el de Letterman) e incluso algún artista conocido, como Pharrel Williams, ha remezclado uno de sus temas. La guinda a esta invasión la pone la propia Sega, que tras lanzar el año pasado por la puerta de atrás su primer Hatsune Miku Project DIVA, lanza ahora la segunda parte incluso con edición física, algo antes impensable, tanto para PS3 como para PS Vita (esto último más impensable todavía).

Así, Hatsune Miku Project DIVA F 2nd recupera la fórmula de su anterior juego y regresa bajo las formas de un juego musical, pero mucho más completo. Aquí nos esperan 40 temas, 20 del repertorio más conocido (aparecido en los juegos de PSP inéditos en occidente), junto con 20 temas nuevos que, según los fans más acérrimos, no alcanzan la misma calidad. En cualquier caso, he aquí una de las primeras cosas que harán que ames u odies el juego: la voz de Miku. Para algunos, escuchar un tema cantado con Vocaloid es insoportable, mientras que para otros, es como escuchar a los ángeles. Y es más: los temas están en japonés, por lo que si no te atrae el J-Pop (aunque también hay otros géneros), lo mejor es que te mantengas lejos…

Hecha esta aclaración, a poco que seas ecléctico y te guste descubrir nueva música, Hatsune Miku ya tendrá hecha la mitad del trabajo: aquí te esperan unos cuantos temas MUY pegadizos, como Glory 3usi9, que se te meterán en la cabeza sin que seas un frikazo de lo nipón. Y eso que aún no hemos entrado en lo más importante: la jugabilidad. Si pensabas que tras explotar la burbuja de los juegos musicales, con Guitar Hero y Rock Band a la cabeza, quedaba poco por ver, te alegrará saber que aquí hay mecánicas originales… y divertidas.

Para empezar, mientras suenan las canciones (que por primera vez vienen subtituladas al inglés), las notas aparecerán por los 4 extremos  de la pantalla, e irán serpenteando hasta el indicador en cuestión. Cabe destacar que, según el nivel de dificultad, tendremos que pulsar más o menos botones, y con una frecuencia mayor o menor. Así, si nunca has jugado a un Hatsune Miku, lo suyo es empezar por el más bajo de todos, ya que aún tendrás que acostumbrarte a varias cosas. En este modo “begginer”, solo tendrás que tocar un botón, en concreto círculo… pero no te pienses que eso es para mancos.

Mientras jugamos, descubrirás que existen diversos tipo de nota y que, cada una, requiere una acción distinta. Las notas “simples” hay que tocarlas justo cuando llegan a su indicador, mientras que las notas largas (que parecen una serpiente”), hay que mantenerlas presionadas al comenzar y soltar justo al terminar. Y aún hay más. Las notas “dobles”, que aparecen en pantalla como una flecha, nos obligan a pulsar un botón junto a su ubicación en la cruceta (círculo es derecha, X abajo, triángulo arriba y cuadrado izquierda).

Por si fuera poco, también hay estrellas que, además, son una de las pocas diferencias entre la versión de PlayStation 3 y la de Vita. En el caso de la portátil, al aparecer una estrella, debemos desplazar el dedo por la pantalla, mientras que en PS3 debemos menear un stick. También hay estrellas dobles, que nos invitan a mover dos dedos o los dos sticks. Esto solo en el nivel más fácil, pero imagina que se introducen los 4 botones principales con todas estas combinaciones y a una buena velocidad (aunque rebajada respecto a los juegos de PSP) y el resultado es algo más complicado en el modo Extreme, el más alto.

A esto hay que sumar otro reto más y es que, para lograr superar las canciones, como mínimo debemos tocar el 80% de las notas, algo que al principio puede costar un poco más que en la mayoría de los juegos musicales. Además, si lo hacemos bien y superamos algunas zonas técnicas, podremos ver alguna secuencia más en las canciones. Y eso sin olvidar que si superamos una canción en un nivel de dificultad concreto desbloqueamos ese tema en el siguiente nivel de dificultad.

Un ejemplo de GamingHeroTetsuya del nivel Extreme con la versión japonesa

Añade distintas calificaciones para superar las canciones (great, excelent…) e ingentes cantidad de ítems desbloqueables (desde apariencias para Miku y otros personajes a diferentes módulos Vocaloid) y el resultado es un juego adictivo, con una exigente curva de aprendizaje y mejora (que lleva tiempo dominar, pero sin sentirse frustrado) aunque, insistimos, debes superar primero la prueba del “Vocaloid” para saber si podrás soportarlo. En mi caso personal reconozco que sabía quién era Hatsune y había visto algún concierto… pero sin llegar a caer en sus redes. Ahora tengo algunos temas retumbando en mi cabeza y ganas de seguir jugando.

Pero, aparte del juego musical, Project DIVA F 2nd es mucho más. Al superar las canciones recibimos “dinero virtual” con el que comprar todo tipo de cosas en la tienda, como accesorios para Miku o su habitación, donde podemos interactuar con ella (acariciarla la cabeza, por ejemplo), entregarle regalos (desde un zumo de naranja a flores o un peluche) y mejorar nuestra “relación” con ella. O usar algunos de estos ítems para modificar las canciones, desde el personaje que aparece en los vídeos al módulo de Vocaloid.

También podemos meternos a editar sus vídeos, aunque para ello, en el caso de la versión de Vita, hay que descargarse un complemento gratuito de la tienda. Además, Sega ha confirmado que lanzará aquí los DLC de canciones que han visto la luz en Japón, y ya hay un pase de temporada para 6 meses de contenido extra como prendas de ropa de diseñadores (por la nada despreciable cifra de 49,99 euros).  Todo ello para dejar un juego repleto de posibilidades… aunque algunas de ellas muy del gusto nipón. Si esto último no te importa, lo disfrutarás. Pero si estar en una sala con una idol virtual y entregarle un regalo te parece raro… mejor mantente lejos.

Project Diva F 2nd cuenta además con un buen apartado visual, que recrea a la idol virtual y otros personajes con gran nivel de detalle y buenas animaciones para ilustrar los bailes. El problema es que, en algunos temas, hay tanto efecto visual que dificulta un poco ver por dónde vienen las notas. Pero, en general, es un juego visualmente llamativo. Y con un buen apartado de sonido que, en el caso de la versión de Vita, no llega ultramegacomprimido y se escucha de fábula con unos buenos cascos.

Todo esto junto deja un juego muy “nipón”, como lo es el propio fenómeno que lo alimenta. Eso ni es bueno ni es malo, solo que si no te atrae el personaje ni su música, tienes papeletas para que no te guste. Pero si te gustan los juegos musicales, y en especial los nipones, como en su día fue la serie Bemani (como los Beatmania originales, no el que llegó descafeinado a Europa), te encontrarás un juego repleto de posibilidades y que, sobre todo, engancha. Y además, de regalo, con algunas canciones que se te meterán hasta la médula.

Valoración

Lejos de ser un título que se "aprovecha" del éxito de Miku, Project Diva F 2nd se destapa como un adictivo juego musical con ideas propias, capaz de hacer las delicias tanto de los fans del género como de los seguidores de Hatsune.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

Las mecánicas de juego enganchan. Algunos temas se pegan. Variadas opciones.

Lo peor

Que no soportes el vocaloid ni los juegos con un marcado caracter nipón. Textos en inglés.

Lecturas recomendadas