Análisis

Análisis de Heroes of Ruin para 3DS

Por Rubén Guzmán
-

El estudio n-Space presenta su juego más ambicioso, una producción de Square-Enix que aspira a ser el más completo "action-RGP" visto en portátil.

Diablo III arrasa. Millones de jugadores que llevaban años esperando el juego lo compraron la semana de su lanzamiento, y calcular las horas que se ha ejecutado desde entonces en los ordenadores de todo el mundo es una tarea imposible.

Pero… es un título para jugadores “hardcore”. Los que consideran los videojuegos una de sus aficiones principales, que dedican gran parte de su tiempo libre a los mismos y que, por lo general, no tienen miedo a embarcarse en aventuras largas o de mecánicas complejas. Y muchos de ellos se mueven como peces en el agua con el teclado y el ratón en un PC. En este punto, llega 3DS. Una consola de Nintendo con vocación de llegar a jugadores de todos los tipos y edades. Y Heroes of Ruin, un juego que se publicita sin pudor alguno como un “Diablo para consola portátil". ¿Tiene esto sentido? Sí, todo el del mundo.

Heroes of Ruin busca la intersección, es decir, al público hardcore de 3DS. Pero también ir más allá. Porque las mecánicas básicas de Diablo III son en el fondo tan simples y adictivas como las de los arcades clásicos: mátalo todo. Eso lo entiende hasta el jugador más novato. Y después está lo que de verdad te atrapa, el componente de rol, el mejorar a tu personaje para que masacre más rápido, más fuerte, mejor.

Cuatro mercenarios y un destino

Heroes of Ruin hace todo esto bien. Los cuatro arquetipos de personajes son lo bastante distintos como para que nuestra elección marque la diferencia a la hora de jugar. El Pistolero ataca de lejos, el Salvaje de cerca, el Justiciero es un buen sanador, la Alquitecto es una especie de maga con un montón de hechizos y trucos… La parte de mejora del personaje también es buena. Cada clase tiene su tipo de arma, y a su vez de cada tipo hay cientos. Y también armaduras y amuletos a tuti, que nos permiten infinitas opciones para equipar a nuestro personaje. También hay unos cuantos árboles de desarrollo para que elijamos nuevos ataques y poderes, y los potenciemos. Todo correcto. Y la acción  funciona, precisamente por esta variedad de ataques y magias. Los enemigos son un poco tontos, sí, pero para compensar hay algunas batallas con jefes finales bastante épicas. Vale, las mazmorras son muy “pasillescas”, todas formadas por escenarios estrechitos, pero no se puede tener todo. En este trailer, puedes hacerte una idea de cómo es la cosa.

Y luego está el multijugador. O, mejor dicho, está lo primero de todo, porque es lo que hace grande a este título. Y con una infraestructura que ya quisieran muchos juegos portátiles para sí: cuatro jugadores simultáneos en red local u online, chat de voz y un sistema de comercio que acaba siendo tan atractivo como la propia exploración de las mazmorras. Añade al cóctel StreetPass para conseguir objetos especiales, y el juego es muy completo en este aspecto.

Qué bella historia

Otro punto a favor de Heroes of Ruin es que se esfuerza para crear una historia y una ambientación atrayentes. La historia es épica y tiene encanto, con un bonito comienzo: la esfinge Ataraxis, héroe de la lejana Guerra de la Ruina y gobernador de la ciudad de Nexus, ha caído en un sueño mágico, y mercenarios de todo el mundo de El Velo llegan a la ciudad para cobrar la recompensa prometida a aquel que rompa el hechizo. A medida que jugamos, la trama avanza y evoluciona, manteniendo el interés. Y la estética del juego es atractiva (mucha fantasía con algún pequeño toque futurista, como las armas del Pistolero) aunque los gráficos son sólo correctos. La tasa de frames baja jugando con las 3D activadas y, como no aportan demasiado, la tendencia es a jugar sin ellas.

Pero lo importante es que, al final, Heroes of Ruin consigue su objetivo. El juego atrapa con su cóctel de acción y mejora del personaje, y con su modo multijugador. Mola unirse a otros aventureros para luchar juntos, comerciar y hablar por el chat de voz (que funciona bastante bien, apenas con medio segundo de “lag”). Así que, a la espera de comprobar cómo son los contenidos que van a ir llegando al juego cada día mediante SpotPass, el objetivo se ha cumplido: su mundo es lo suficientemente emocionante y rico como para que pases en el mucho, mucho tiempo.

Valoración

Decenas de mazmorras por explorar, cientos de enemigos a los que derrotar, miles de objetos por conseguir... y jugadores de todo el mundo dispuestos a ser tus compañeros de batalla. ¿Quién podría decir que no?

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Es un mundo vivo, en el que disfrutas luchando y comerciando con otros jugadores.

Lo peor

Los gráficos son solo cumplidores, y la tasa de frames baja con el efecto 3D.

Lecturas recomendadas