Análisis

Análisis de Hitman Absolution

Por Daniel Acal
-

El Agente 47, uno de los personajes más icónicos de la pasada generación, vuelve en su misión más ambiciosa. En este análisis de Hitman Absolution descubrimos que este alopécico y letal asesino se va a implicar emocionalmente en uno de sus trabajitos por primera vez en su vida. ¿Lograremos ayudarle a salir de ésta?

Lo echábamos de menos, ¿verdad? El Agente 47, un frío y letal asesino modificado geneticamente, dejó huella sobre todo en PC, Xbox y PS2 con cuatro aventuras de acción tan características como su calva. Pero sus creadores, los daneses de IO Interactive, querían demostrar que lo pueden hacer todavía mejor. Y con la experiencia adquirida en esta generación (con los dos Kane & Lynch y el divertidísimo Mini Ninjas) y sacándole todo el jugo a su motor gráfico Glacier 2, se han sacado de la chistera Hitman Absolution. Una aventura de acción a la altura del Agente 47 en la que, por primera vez en su larga y dilatada carrera, se va a implicar emocionalmente...

Hitman Absolution arranca con nuestro alopécico asesino recibiendo el contrato más difícil de su carrera: acabar con Diana Burnwood, su contacto habitual en la Agencia a la que conocimos en los juegos anteriores y que está acusada de traición. Además, el Agente 47 se verá obligado a proteger a una misteriosa chica relacionada con Diana a la que todo el mundo busca y que le llevará a replantearse incluso su modo de ganarse la vida, como veremos a continuación en este análisis de Hitman Absolution.

Un enfoque más cinematográfico

Así comienza una absorbente historia que nos llevará por lugares como Chicago o Dakota del Sur y que tiene mucha más importancia que en cuatro entregas anteriores de la serie. Sus giros (que no os vamos a spoilear aquí para no chafaros las sorpresas) suponen un aliciente extra para avanzar en las misiones. Y se apoyan en una secuencias de vídeo de gran calidad.

Pero aunque se agradece, a Hitman Absolution tampoco le hace falta una historia de fondo: el diseño de cada uno de los niveles está tan cuidado que serían perfectamente disfrutables por sí mismos. Y es que, ¿quién puede resistirse a acompañar al Agente 47 en misiones ambientadas en lugares tan sórdidos como un club de strip tease, un aserradero, un hotel de mala muerte, el barrio chino o un misterioso laboratorio subterráneo? Nosotros no, desde luego.

Cada profesional elige su modus operandi

Y es que la mayor virtud de Hitman Absolution es que siempre sabremos qué hay que hacer, pero el cómo hacerlo depende de nosotros. Los objetivos son variopintos (asesinar a alguien que nos encarguen, escapar de un lugar, rescatar a un aliado...) pero podremos alcanzarlo de formas muy distintas: desde la acción directa, infiltrándonos usando distintas técnicas de sigilo o con una mezcla de ambas. El juego en todo momento nos ofrecerá multiples alternativas para que seamos creativos y usemos el entornos en nuestro favor. 

Disfrazarnos para pasar desapercibidos (de operarios, cocineros, policías, pandilleros, médicos...), usar cornisas o conductos de ventilación como rutas alternativas, distraer a los guardias haciendo ruido o practicando sabotajes para luego reducirles silenciosamente y por la espalda, escondernos y ocultar cadáveres... Podéis ver un ejemplo de algunos de estos recursos, entre otras situaciones, en la galería de imágenes que cierra este análisis de Hitman Absolution.

Y si todo falla, siempre podrás sacar las armas...

Todos estos ejemplos sólo son una pequeña muestra de lo que podemos hacer en Hitman Absolution, apoyados siempre por nuesta “intuición”. Pulsa R1 y tu intuición te dará pistas, te dirá con qué objetos del escenario se puede interactuar y te revelará la posición de los enemigos cercanos y hacia dónde van a dirigir sus pasos para que puedas planear tu estrategia con antelación (estas ayudas no están disponibles en el nivel más alto de dificultad).

Y si todo esto falla, siempre puedes recurrir al combate cuerpo a cuerpo (a base de sencillos “quicktime events”) o, directamtente, liarte a tiros usando un completo arsenal que incluye pistolas, escopeta, rifles, distintos explosivos... Eso sí, si optas por esta vía debes saber que vas a atraer la atención de todos los enemigos del nivel (que pueden pedir refuerzos). Y mucho ojo con esto, porque muchos niveles están realmente superpoblados de enemigos.

La inteligencia artificial no es perfecta

Eso sí, la inteligencia artificial de los enemigos no nos ha terminado de convencer y en las horas de juego que le hemos echado para elaborar este análisis de Hitman Absolution hemos visto algunos fallos. Como en su momento nos prometieron en IO Interactive, según como actuemos los enemigos pueden pueden atravesar más de 10 “estados” con distintos matices (curioso, cauto, alerta, en guardia, de caza, hostil...), que irán cambiando si logramos despitarles (o si nos detectan).

Aún así, no faltan situación un tanto ilógicas y hasta absurdas. Por ejemplo, imaginad un contenedor al final de un callejón sin salida. Los enemigos que nos persiguen nos ven entrar en el callejón pero no nos ven escondíendonos en el contenedor... Así pues, tras deambular un rato despistados por el callejón, se irán sin habernos atrapado porque no nos han visto entrar en el contenedor... a pesar de que evidentemente no teníamos escapatoria ya que no hay salida posible.

Eso sí, en general hemos de decir que estos fallos no arruinan la experiencia de juego... Un juego que te puede durar unas 15 horas en función de cómo juegues: si eres silencioso o vas a saco, si te detienes a cumplir los objetivos secundarios que te propone cada nivel o vas al grano...

Una aventura muy rejugable y duradera

Y es que Hitman Absolution es una aventura muy rejugable, no sólo por si queremos ver todas las formas de resolver una misma misión (en algunas hemos encontrado hasta 6 maneras de hacerlo), sino porque ver todos los disfraces y cumplir todos los retos secundarios requieren distintas rejugadas (como por ejemplo, pasarse un mismo nivel usando todos los disfraces o sin usar ninguno).

Y si aún os quedan ganas de más, fuera de la Campaña principal tenemos el modo Contratos, en el que podremos crear nuestras propias misiones (estableciendo el escenarios, los objetivos, las armas, el tiempo para cumplirla...) para luego compartirla con nuestros amigos. Obviamente, podremos descargarnos también las que hagan otros para jugarlas... con lo que tendremos Hitman para rato. Crea, juega, comparte y... asesina. Como en LittleBigPlanet pero con asesinos en lugar de sackboys.

Apartado técnico más que notable

En cuanto al apartado técnico, Hitman Absolution hace un gran uso del motor gráfico Glacier 2 que ya disfrutamos en Kane & Lynch 2 (detalles como la iluminación nos remiten a él). Los escenarios, aunque bastante pasillescos, son bastante creíbles y lucen un buen nivel de detalle. Y ya hemos dicho que las secuencias de vídeo son impactantes.

Pero tampoco os vamos a engañar. Hitman Absolution no es técnicamente deslumbrante y no esta exento de defectos como clipping o enemigos excesivamente clónicos con un modelado bastante simple (aunque, por contra, hay algunos adversarios realmente originales y muy molones).

Hitman Absolution cumple lo que promete. Coge lo mejor de las cuatro aventuras de acción anteriores y, dando más libertad al jugador y más alternativas para encarar las situaciones, lo envuelve en una historia digna de una peli de Hollywood bien apoyada por un apartado gráfico más que notable y con un doblaje al castellano muy profesional.

Es una aventura de acción muy sólida en todos los sentidos, aunque para disfrutarla como es debido (o mejor dicho, como lo haría el mismísimo Agente 47, usando el sigilo) requiere bastante paciencia por parte del jugador. Y es que, pese a ofrecer situaciones emocionantes y más peliculeras de lo que cabía esperar en un principio, si nos lo tomamos como si un juego de acción al uso, hay mejores opciones tanto en PC como en PS3 y 360.

Valoración

Una aventura de acción casi tan redonda como la calva de su protagonista. Permite encarar las misiones de distintas formas, aunque funciona mejor desde el sigilo que como juego de acción al uso. Y es bastante duradera.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Trama interesante y bien hilvanada y muchos recursos para resolver las misiones con libertad.

Lo peor

Algunos fallitos en la inteligencia artificial pueden estropearte alguna misión.

Lecturas recomendadas