Análisis

Análisis de How to Survive: Storm Warning Edition para PC, One y PS4

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

Una vez más, el apocalipsis zombie llama a nuestras puertas en forma de videojuego, gracias a How to Survive: Storm Warning Edition. Y es que cada día son más los nuevos contenidos de entretenimiento basados en el mundo de los no muertos que asaltan nuestros sistemas de ocio.

How to Survive nos recuerda que nos encontramos contenidos relacionados con este género de todo tipo, fieles al terror zombie o bien parodiando toda la sangre y casquería que rodea a toda obra relacionada con la destrucción de estos caminantes.

Sea como fuere, es innegable que estamos en plena explosión del furor zombie, y es algo que las desarrolladoras están sabiendo aprovechar. Aunque como suele ocurrir con las modas, entre medias se cuela de todo, productos de calidad y otros bastante cuestionables.

Entre toda esta vorágine llega How to Survive: Storm Warning Edition, una variante del survival horror que ha ido llegando con cuenta gotas a las distintas plataformas de entretenimiento. Primero lo hizo el año pasado a Xbox 360, PC y PS3, durante el verano llegó a la tienda de Nintendo y ahora lo hace a las consolas de nueva generación y de nuevo a PC.

Nosotros vamos a comentaros las impresiones que nos ha producido la versión de PC, que puede tomarse como referencia perfectamente tanto de la de Xbox One como de PS4.

Mejor solos que mal acompañados

How to survive es un juego de supervivencia zombie, y como tal, tiene detrás de sí una historia de devastación total. El juego comienza con una conversación entre el patrón de una embarcación y alguien al otro lado que le asegura que el rumbo que está siguiendo a la isla de los riscos es el correcto.

Poco después se escucha un estruendo y se hace el silencio, la siguiente secuencia muestra una playa en una isla desconocida donde yacemos inconscientes. Rápidamente volveremos a retomar la consciencia para darnos cuenta de que a nuestro alrededor sólo hay devastación y muerte.

Para empezar, sea cual sea el modo de juego que elijamos, tendremos que seleccionar al personaje que encarnaremos durante la aventura. Todos ellos se han visto arrastrados hasta esta isla a bordo de sus embarcaciones, por lo que deben enfrentarse de igual manera al nido de zombies en que se ha convertido.

Pero cada uno de ellos tiene su propio perfil, como es obvio, lo que nos ayudará a decantarnos por uno u otro antes de comenzar a jugar. El primero de ellos se llama Kenji, un chico bien parecido y algo frágil que llegó hasta aquí en su yate de lujo, pero que tras de sí esconde a un excelente tirador con una puntería única.

Nina (que no estaba en el juego original de PS3 y 360, a no ser que pagáramos el DLC correspondiente) es una mecánico de una base militar que con unos días libres tuvo la brillante idea de acercarse a esta isla, su punto fuerte son los motores y el combate cuerpo a cuerpo. Abby, a priori la más frágil de todos, una universitaria que debería ser carne fresca para los zombies, es una gran atleta y además tiene una puntería certera, será ideal para escapar con velocidad de las hordas de zombies.

Por último Jack, que es la fuerza bruta en movimiento, es un tío de esos grandes con quien no se deberían ni meter los zombies, una especie de Bud Spencer capaz de repartir más que el cartero sin el más mínimo esfuerzo. Compensa su poca agilidad con su gran fuerza bruta.

Un archipiélago conflictivo

La historia se desarrolla en una serie de islas con nombres hispánicos, lo que nos hace pensar que está ambientado en un archipiélago caribeño. En total son siete las islas que lo componen, por las que nos moveremos en busca de unmedio de transporte que nos saque de este infierno.

How to Survive es un juego de supervivencia con tintes de RPG. Desde una perspectiva principalmente isométrica, nos propone una serie de retos y misiones que superar a lo largo y ancho de estas islas, en un entorno cambiante, tanto en la meteorología como en los habitantes que nos rodean.

Durante las primeras misiones veremos cómo nos vamos encontrando por el camino distintos cuadernos de color amarillo, que al recogerlos nos mostrarán las “Kovaks Rules”, una especie de tutorial por tomos que nos irá explicando las bases de la supervivencia en la isla. Este tal Kovak es un gran tipo que nos esperará en una de las playas durante nuestros primeros minutos en la isla.

Es un tío de esos enfundado en una especie de traje anti radiaciones que tiene pinta de llevar mucho tiempo luchando contra los zombies, y además con bastante éxito, ya que se le ve tranquilo en sus explicaciones sobre cómo sobrevivir en la isla a pesar de los no muertos.

Una vez hayamos leído todos los panfletos de Kovak estaremos preparados para enfrentarnos por nosotros mismos a la realidad de estas islas, pudiendo defendernos de manera efectiva y siendo capaces de obtener nuestros propios recursos de manera totalmente independiente.

La supervivencia es cosa de espabilados

Este es el epicentro de How to Survive, aprender las artes de supervivencia dentro de las diferentes islas. Esta se ve condicionada por diferentes indicadores que nos aportarán una información concisa de cuál es la situación física y mental de nuestro protagonista, lo que repercutirá de manera directa a la hora de moverse por ella.

Los aspectos clave que debemos mantener en color verde son los siguientes. La salud, el hambre, la fatiga y la sed. El bienestar de nuestro personaje es la suma de todas estas facetas.

Para la salud, existen plantas curativas, que podemos recolectar además de mezclarlas con trozos de tela con las que hacer cataplasmas para que nos aporten salud. En el inventario veremos cómo hay distintas que podemos combinar entre si y cocinarlas.

Porque a lo largo y ancho de la isla existen varios lugares donde hacer fuego, es aquí donde podemos saciar nuestra hambre, cocinando carne fresca, por ejemplo, conseguida con la caza de algún ciervo o avestruz que hayamos encontrado por el camino. También podremos mezclar plantas y cocinarlas para que nuestro indicador de hambre esté a tope y por lo tanto nuestro personaje saciado.

La sed como es obvio se combate ingiriendo líquidos, existen diferentes manantiales y pozos en la isla de los que poder beber agua, también si llevamos botellas, las podremos llenar de agua y así transportarla para beberla en aquellos lugares donde no hay un manantial o pozo a mano.

Por último y no por ello menos importante, está la fatiga, está la combatiremos de la única forma posible, que es durmiendo. Pero claro, ¿dónde vamos a dormir seguros en una isla repleta de zombies? Pues bien, en cada isla hay al menos una o varias ruinas de asentamientos científicos.

En ellos siempre hay un edificio que podemos aislar cerrando sus puertas, muy al estilo de Desmond y su refugio en Perdidos. Una vez dentro y eliminados los zombies que siempre pululan por allí, podremos echarnos a dormir y así recuperarnos de toda la fatiga que llevemos acumulada, además al cerrar las puertas del refugio, estaremos totalmente a salvo de los zombies.

Lo aconsejable es echarse a dormir de noche, y no porque sea lo lógico hacerlo en ese momento, sino porque en How to Survive, los ciclos de día y noche se suceden, y cuando la oscuridad llega, aparecen nuevas criaturas a priori mucho peores que los propios zombies. Puede darse la situación de que la noche nos pille en mitad de la niebla o una tormenta eléctrica, esta última especialmente problemática, porque los numerosos rayos que caigan nos irán restando salud de manera paulatina.

Da caña al zombie, que es de carne chunga

Como os contaba, la noche es el momento preferido por una serie de criaturas que van más allá de las formas humanas y se presentan ante nosotros como auténticos mutantes. Si por el día son los zombies los que nos acechan, en la oscuridad a estos se unen esas criaturas asquerosas y altamente peligrosas.

Pero contra estas criaturas mutantes hay un remedio que funciona muy bien al contrario que con los zombies, y es la luz. Si llevamos una linterna encima o encendemos una fogata estos se alejarán porque no aguantan la luz. El problema es cuando nos encontramos a la vez con varios zombies y estas criaturas, porque es difícil encargarse de unos y deslumbrar a otros a la vez.

En cuanto al arsenal disponible, aquí también hay mucho de autogestión. En un principio encontraremos algún palo que nos sirva de arma, así como de un machete oxidado que servirá para rebanar zombies y abrirnos paso por algunas zonas boscosas que requerirán de la cuchilla de este para tronchar las ramas.

El palo de madera también nos servirá de antorcha si lo acercamos al fuego, lo que a su vez nos permitirá prender fuego a los zombies y a las zonas boscosas, que se consumirán rápidamente y nos permitirán avanzar.

Más allá de estos elementos que nos encontremos, tendremos la posibilidad también de crear nuestras propias armas. Con trozos de distintos artilugios que recojamos por la isla podremos construir armas de todo tipo. Un trozo de arpón, un tubo roto, una caja de herramientas, sedal, todos estos elementos combinados nos pueden dar como resultado una pistola que lance metralla a los zombies.

La clave de How to survive está en la multitud de objetos que podremos combinar, tanto en beneficio de nuestra salud como para crear armas. Por ello cobra especial importancia el inventario, desde el que podremos mezclar todos estos objetos. Además si no nos queremos romper la cabeza, al pulsar combinar sobre un objeto, se resaltan aquellos que son compatibles para ensamblar, por lo que en este aspecto el crafteo es algo bastante sencillo y ágil de desarrollar.

En esta versión de PC hemos jugado con el mando de Xbox 360. Con él nos hemos desenvuelto perfectamente por toda la isla, los controles están totalmente integrados con los mensajes en pantalla, que nos permiten controlar con la cruceta el inventario, correr con los gatillos, aporrear a los zombies con los botones superiores o manejar el cuadro de habilidades con el botón rojo.

Los combates con cualquier criatura se parecen bastante a los de cualquier beat em up, mientras aporreamos un zombie, nos aparecerá la opción de matarlo con el botón A, al pulsarlo, nuestro personaje hará un fatality que afectará a la horda de zombies que tengamos alrededor, aturdiéndolos para ganar tiempo.

En el combate a distancia, con armas de proyectiles, podremos apuntar con el stick derecho, cuanto más tiempo pasemos apuntando a la cabeza del zombie, antes aparecerá una mirilla roja sobre la cabeza de este, que nos permitirá abatirle de un solo disparo a la cabeza.

Este sistema a media distancia está muy conseguido, con unos controles suaves y bastante intuitivos,  en cambio, el cuerpo a cuerpo no nos ha gustado tanto, no se maneja bien, además de mostrar unas animaciones bastante pobres de los personajes en este aspecto.

Modos de juego

How to survive tiene cuatro modos de juego en el juego local. El modo campaña, que nos llevará por las distintas islas en busca de un vehículo o alguien que nos saque del archipiélago. El modo desafío, que nos propone sobrevivir en la isla desde lugares aleatorios con objetos también dispuestos de manera improvisada.

El modo única oportunidad (nuevo, se añadió como DLC en el juego original, pero aquí viene "de serie") que nos propone movernos por la isla en busca de vehículos que nos trasladen de una a otra, también con objetos y ubicaciones aleatorias. Por último, el modo barricada (también nuevo) nos propone hacernos con los recursos suficientes para crear formar barricadas durante el día alrededor de nuestro campamento.

Cuando caiga la noche los zombies aparecerán y debemos defender a los heridos del campamento, que atacarán sin contemplaciones ni piedad al médico y a estos enfermos si no somos capaces de neutralizarles con barricadas, principalmente hechas de tablones de madera que recogeremos por la isla.

Todos estos modos se podrán jugar también en cooperativo local. En el modo multijugador existen los mismos tipos de juego que en el local, por lo que el desarrollo de estas partidas es idéntico salvo por el resto de jugadores de todo el planeta que nos acompañan.

Apartado técnico

La verdad que How to survive, a pesar de pertenecer a un género no demasiado exigente gráficamente, raya a gran altura en el aspecto gráfico. La meteorología dinámica, los ciclos de día y noche, con sus atardeceres y amaneceres están bien conseguidos.

Los efectos de niebla, lluvia y la iluminación nocturna con las antorchas o linternas generan miles de sombras a nuestro alrededor, y los objetos cobran volumen en toda la isla, lo que nos da una sensación de trabajo bien hecho en el aspecto gráfico, donde además, la tasa de frames se ha mantenido muy alta toda la partida con la Nvidia GTX 770 que hemos usado.

No salen tan bien paradas las animaciones, que son bastante mediocres, es chocante ver un entorno gráfico tan cuidado con unos movimientos de los personajes tan poco trabajados. Parece que a nuestro protagonista le falte un hervor a la hora de atacar a los zombies.


El audio no está mal, es repetitivo algunas veces, pero ambienta bien la situación de la isla. Los textos están traducidos al español, las voces se mantienen en inglés, pero se juega perfectamente y nos enteramos de toda la trama sin problemas. En general el aspecto técnico es notable a pesar de sus lamentables animaciones.

Conclusiones

How to survive es un buen RPG Zombie, no aporta nada nuevo al género, pero está bien ejecutado salvo por algunos fallos que le restan realismo a los movimientos de los personajes. Puede hacerse algo monótono tras varias misiones, ya que siempre son similares entre sí, lo que le resta cierto interés.

También hay que decir a pesar de ello la variedad de modos amplia mucho las horas de juego, además de aportarnos desafíos completamente aleatorios que no están nada mal. De todas maneras da la sensación de que los chicos de EKO Software se han quedado a medio camino de lo que podría haber sido un gran RPG de zombies, muy al estilo de Dead Island Epidemic.

También hay que tener en cuenta que por los 13,99€ que vale es un juego con mucho contenido y una calidad más que suficiente. No pasará a la historia, pero nos hará pasar buenos ratos reventando zombies y sobre todo jugando en cooperativo con los colegas.

Quizás de ser un juego de 50 o 60 euros os diría que no merece la pena, pero a este precio es un título interesante, sobre todo si os gustan los RPG y los zombies. Además, hay que tener en cuenta que esta Stowm Warning Edition incluye 6 DLCs que no venían "de serie" en el juego original, con nuevos trajes e islas. Ideal para formar parte del fondo de armario de nuestra colección de video juegos.

Valoración

Buen RPG con temática zombie, no aporta nada nuevo pero su relación calidad precio es muy buena, gran variedad de modos de juego y un apartado técnico digno

Hobby

71

Bueno

Lo mejor

El crafteo para crear nuestras propias armas, buen entorno gráfico, entretenido, calidad / precio

Lo peor

Las animaciones y combate cuerpo a cuerpo, aspecto de zombies, misiones repetitivas, poco original

Lecturas recomendadas