Análisis

Análisis de Ice Rage para Android e iOS

Por Sergio Gracia
-

HeroCraft y Mountain Sheep nos deleitan con un juego tremendamente divertido aunque no seas seguidor del deporte del hockey sobre hielo, al fin y al cabo, para arrastrar el 'puck' dentro de la red y golpear a unos cuantos desgraciados contrincantes, no hace falta ser ningún erudito.

A nadie que sea un poco observador se le escapa que, en nuestro país, el deporte Rey es el fútbol. Sí es cierto que existen otros eventos deportivos que cada fin de semana acaparan toda nuestra atención, sobre todo los relacionados con el motor (Fórmula 1, 'las motos'...) pero, al otro lado del charco, existen deportes a los que el 'aficionado de a pie' no les presta la menor atención, lo que no quiere decir que no sean espectaculares: fútbol americano, baseball, hockey sobre hielo... todos ellos tienen una gran afición en Norteamérica, y cada vez más 'por estos lares'.

Aunque los FIFA y los PES sean los títulos deportivos que más éxito tienen en España también podemos divertirnos con, por ejemplo, uno de hockey sobre hielo, y más si es tan adictivo como el caso que tenemos entre manos. Ice Rage demuestra, una vez más, que en la simpleza también hay cabida para el entretenimiento.

Un mano a mano en el hielo

Algunos recordarán el divertidísimo Hat Trick para Atari 7800, PC, Commodore 64 y máquinas recreativas que, a principios de los 80, hizo las delicias de todos aquellos que podían permitirse comprar una de estas plataformas (o, directamente, irse a los salones recreativos a darle duro). Su mecánica consistía en un enfrentamiento de hockey sobre hielo uno contra uno en el que, quien más goles marcase al finalizar el tiempo, ganaba. Tan sencillo como eso pero, a la vez, increíblemente entretenido. La esencia de Ice Rage es, básicamente, ésta misma.

Casi podríamos decir que Ice Rage es un remake de Hat Trick, pero lo cierto es que va algo más allá y nos ofrece varios modos de juego diferentes y, claro está, resultones gráficos en 3D. HeroCraft y Mountain Sheep han sido los responsables de su desarrollo, unos para Android y los otros para iOS, y el resultado final, aunque mejorable en ciertos aspectos, es más que digno.

Marcando goles y aporreando

Aunque no hayáis visto un partido de hockey sobre hielo en vuestra vida seguro que sabéis que, en algunos partidos, el ambiente se caldea lo suficiente como para que haya alguna que otra pelea entre jugadores de ambos equipos. Puede que en Ice Rage no encontremos 'encarnizados combates cuerpo a cuerpo', pero sí que está muy presente la posibilidad de 'placar' al adversario y, de hecho, es de lo más útil para arrebatarle el puck.

El modo de juego básico es idéntico al mencionado antes de Hat Trick: marcar más goles que el contrincante antes de que finalice el tiempo. Esto ya resulta de lo más entretenido, pero es que por otra parte nos encontramos con otros dos modos que le dan más vidilla al juego para terminales móviles.

En el modo torneo nos enfrentaremos a un total de 10 jugadores, uno tras otro en una eliminatoria sin descanso. El nivel de dificultad irá en ascenso hasta encontrarnos cara a cara con Skar, un temido jugador de hockey al que no le asusta 'sacar a pasear' su stick para poner a sus rivales en su sitio. Es un modo divertido, pero no deja de ser una sucesión de partidos, sin más... eso sí, al finalizar cada partido podremos mejorar la velocidad, fuerza o técnica de nuestro jugador, para adaptarlo más a nuestro estilo de juego.

Por otra parte nos encontramos el modo Rage-Off que, esta vez sí, trata de innovar algo en un juego tan simple que no deja mucho más espacio a la originalidad. De nuevo se trata de un mano a mano con el rival, pero esta vez, similar al modo torneo, nos enfrentaremos a tres contrincantes, uno tras otro. La particularidad es que, para ganar, deberemos 'quitarle vida' al otro jugador, ya sea atizándole de lo lindo o, sencillamente, marcando goles. Lo complicado de este modo reside en que nuestra vida no se regenerará tras cada partido, así que deberemos guardar la barra en los tres enfrentamientos.

Ice Rage es un juego divertido, aunque tal vez pueda hacerse algo repetitivo jugando contra la Inteligencia Artificial (sin embargo, los diferentes niveles de dificultad le darán un bonus de superación y rejugabilidad), pero lo que realmente nos hará tirarnos las horas muertas será su modo multiplayer, en el que dos personas pueden disfrutar de un intenso partido, ya sea en el modo normal o en Rage-Off, en un mismo 'smartphone' o 'tablet', siempre y cuando su pantalla lo permita, claro. En esta ocasión el terminal se coloca de forma vertical y cada jugador emplea un extremo para controlar a su 'moñigote'. La vista, a su vez, se vuelve totalmente cenital. ¡Los piques están asegurados por menos de 1€!

Valoración

El ejemplo perfecto de simpleza y diversión en un juego. Ice Rage nos enganchará desde el primer momento.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Los diferentes modos de juego y las partidas a dos en un mismo terminal.

Lo peor

Es hockey... no hay mucha más variedad.

Lecturas recomendadas