Análisis

Análisis de Inazuma Eleven GO

Por Roberto J. R. Anderson
-

La combinación de rol y fútbol de Level-5 se renueva con un juego que supone el inicio de una nueva trilogía, la cual transcurre diez años después de la historia de los anteriores juegos y se centra en protagonistas completamente nuevos.

Tras poner el broche de oro hace unos meses a la magnífica trilogía original con la última edición de Inazuma Eleven 3, por fin tenemos ante nosotros el comienzo del verdadero ciclo Inazuma en 3DS. Éste es el primer juego de la saga diseñado con la mencionada portátil en mente, y el inicio de una nueva trilogía que nos presenta protagonistas y elementos completamente nuevos.

Nueva generación

Han pasado diez años desde la victoria del Inazuma Japón de Mark Evans en el Fútbol Frontier Internacional, y los triunfos de aquella generación inspiraron a numerosos jóvenes a amar el fútbol y vivirlo con pasión. Pero también hay una parte mala en todo ello: el fútbol juvenil se ha vuelto tan popular e influyente que el prestigio de cada instituto depende directamente del rendimiento de su club de fútbol, y surge una oscura organización llamada Sector Quinto que trata de controlar este deporte y regular los partidos con el supuesto objetivo de establecer un mayor equilibrio.

Para ello, el Sector Quinto amaña los resultados y ordena en secreto a los equipos que ganen o pierdan ciertos partidos, al antojo de la organización. ¿Será una crítica a la corrupción de instituciones como la FIFA? En cualquier caso, ya podéis imaginaros que no todos los jugadores y entrenadores del universo Inazuma están contentos con esta nueva manera de entender el fútbol, y los integrantes del Raimon pronto se convierten en un baluarte del auténtico fútbol, la competitividad sana y el jugar para ganar, y dejan de hacer caso de las órdenes que llegan desde el Sector Quinto.

Novatos y veteranos

Aunque el Raimon está formado por nuevos y jóvenes jugadores, veréis a muchos viejos conocidos que forman una parte importante de la trama. La generación de la primera trilogía ahora ronda los 23 ó 24 años, y muchos de ellos siguen vinculados de alguna manera al mundo del fútbol.

En cuanto a los nuevos protagonistas, están encabezados por Arion Sherwind, un alumno novato del instituto Raimon que sueña desde hace años con unirse a su club de fútbol. Ahí conoce a compañeros como el capitán Riccardo Di Rigo y el misterioso Victor Blade, que recibe órdenes directas del Sector Quinto. Con ellos vais a vivir una aventura puramente Inazuma: partes de exploración, montones de diálogos (muchos de ellos en escenas animadas y con voces en nuestro idioma) y partidazos táctiles.

Los escenarios os llevarán no sólo a lugares nuevos, sino que zonas ya conocidas como el instituto Raimon y el barrio de tiendas están casi irreconocibles gracias a los numerosísimos elementos y edificios añadidos. ¡Parece que ha habido un boom en la construcción durante esos diez años! Además, ahora es mucho más sencillo moverse de un lugar a otro, ya que sólo tenéis que abrir el mapa para desplazaros en cualquier momento a otra zona, lo cual ahorra mucho tiempo.

Y por supuesto, visualmente vais a verlo todo mucho mejor que nunca, ya que es el primer Inazuma que aprovecha la potencia de 3DS, y el salto se nota. Los escenarios y los personajes están diseñados en un exquisito 3D que marca la diferencia respecto a los clásicos sprites de la trilogía original. Además, las melodías también son nuevas y contribuyen a hacerlo sentir más fresco.

El espíritu que hay en ti

Los partidos, por su parte, mantienen su extraordinaria jugabilidad táctil para controlar a los jugadores y el uso de las supertécnicas (muchas de ellas nuevas), pero hay una importante novedad que nos ha gustado mucho: los espíritus guerreros.

Ciertos jugadores disponen de este poder, y al invocarlo veréis un aura azul rodear al futbolista, cuyos movimientos se volverán mucho más efectivos hasta que se gasten los PEG (Puntos de Espíritu Guerrero). Sólo podéis tener a tres espíritus guerreros invocados al mismo tiempo, y tendréis que pensar bien cuáles usar en cada momento. Los jugadores con el espíritu activo serán los que tiren del carro en vuestro equipo, pues son difíciles de detener, y utilizarlos bien es muchas veces fundamental para alcanzar la victoria. Esta nueva mecánica ofrece una profundidad y una diversión mucho mayores que la clásica (y ahora desaparecida) fase de furor de anteriores entregas.

Otra novedad, aunque sólo en los partidos de la aventura principal, consiste en las directrices que nos da el juego como parte de la historia. A menudo, el reloj del partido se queda detenido en ??:?? y sólo podemos avanzar si cumplimos ciertos objetivos, que varían entre llevar a un jugador concreto con el balón a un punto señalado, cruzar una línea cerca de la portería rival o hacer varios pases seguidos entre los jugadores. Estos objetivos pueden dar más juego, pero se abusa mucho de ellos y pueden hacerse un poco pesados.

Por otra parte están las pachangas, breves partidillos de una escala y duración menores que los partidos normales. Son el equivalente a los combates comunes de los juegos de rol. En anteriores juegos, las pachangas eran de 4 contra 4, pero ahora son de 5 contra 5. Sus objetivos no han variado (marcar el primer gol, robar el balón o evitar que nos lo roben), pero ya no son aleatorias: ahora podéis retar directamente a los jugadores hablando con ellos (están señalados con un punto rojo en el mapa). Eso hace que explorar los escenarios sea mucho más cómodo y disfrutable. ¡Ya no tendréis que esperar al final del juego para conseguir la pulsera sobria y evitar toda pachanga inoportuna!

Dos ediciones distintas

Como en anteriores entregas, el juego llega en dos ediciones diferentes. La mayor parte de los contenidos son los mismos en ambas, pero hay algunas diferencias. En Inazuma Eleven GO: Luz, Mark Evans está casado con Nelly Raimon (a la que podéis reclutar), hay una pequeña subrama exclusiva con Xavier y Jordan, y podéis fichar a la versión joven de Xavier. Tras completar la aventura principal podéis enfrentaros a un equipo exclusivo, Luz Eterna (capitaneado por Bai Long).

Por su parte, en Inazuma Eleven GO: Sombra, Mark ha contraído nupcias con Camellia Travis (a la que podéis reclutar en esta versión), hay una pequeña subrama exclusiva con Nathan, Jack y Caleb (aunque no son reclutables), y podéis fichar a la versión joven de Byron "Aphrodite" Love. Tras completar la aventura principal podéis enfrentaros a un equipo exclusivo, Oscuridad Ancestral (capitaneado por Tezcat).

Disfrutar en compañía

En cuanto a las funciones multijugador, nos ha decepcionado un poco comprobar que una vez más no hay partidos en línea. Sólo es posible jugarlos en modo local para hasta 4 jugadores: lo más normal es un 1 contra 1, pero también podéis aliaros con otros usuarios para compartir equipo en combinaciones de 2 contra 1, 2 contra 2, o 3 contra 1.

También están las otras opciones de conexión habituales: intercambio de jugadores, desafíos StreetPass y descargas de nuevos contenidos por Wi-Fi, para que en los meses posteriores al lanzamiento podáis desbloquear más jugadores, supertécnicas y otras cosas. Eso sí, en los extras encontramos la destacable opción Conexión especial SD, que nos permitirá conectar nuestra partida con la del futuro GO 2 mediante los datos guardados en la tarjeta SD.

El inicio de un ciclo

Inazuma Eleven GO es un nuevo comienzo, y como tal sienta las bases de un ciclo que crecerá en sus continuaciones. Vuelve a haber alrededor de 1000 jugadores reclutables como en el primer Inazuma Eleven, aunque es una cifra que se queda en menos de la mitad de lo que hemos visto en Inazuma Eleven 3. Este retroceso puede ser criticable, aunque también hay que entenderlo como una forma de hacer borrón y cuenta nueva y comenzar con el esqueleto de lo que será una grandiosa segunda trilogía.

Está pensado para que todo el mundo pueda disfrutarlo: los jugadores que se enganchen ahora a la saga, que pueden disfrutar de una historia y protagonistas completamente nuevos; y también los acérrimos, que se encontrarán con multitud de guiños a los anteriores juegos. Los espíritus guerreros son un gran añadido a los partidos, la historia está a la altura, y en general el juego ha logrado ser un producto muy sólido con el que renovar la saga.

Encontraréis muchos elementos familiares, pero lo notaréis todo fresco y diferente. Si jugasteis a los anteriores y os gustaron, Inazuma Eleven GO no os va a decepcionar, y si aún no habéis probado la saga es un juego muy válido con el que descubrir sus virtudes. Su aventura principal os dará unas 20 horas, y si queréis crear vuestro equipo de ensueño y superar todas las cadenas extra de partidos bien podéis llegar al centenar.

Valoración

El primer Inazuma Eleven diseñado específicamente para 3DS ha logrado ser lo que esperábamos: un juego que mantiene la esencia y al mismo tiempo transmite ser algo nuevo y fresco.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

Los espíritus guerreros. El juego cumple como renovación de la saga.

Lo peor

Sigue sin haber partidos online. Tiene menos jugadores que Inazuma Eleven 3.

Lecturas recomendadas