Análisis

Análisis de Jacob Jones and the Bigfoot Mistery

Por Mercedes López
-

Juegos descargables, y episódicos, hay unos cuantos, pero ninguno como Jacob Jones, que apuesta por un estilo muy Layton, con la exploración, los puzzles y la pantalla táctil como verdaderos protagonistas… ¡ah, y todo plagadito de humor!

Muchos se quejan de que PS Vita no recibe ni muchos ni muy buenos juegos, pero lo cierto es que poco a poco, va incorporando nuevas joyas que merecen un poco de atención. La última procede directamente de PS Store y, aunque su precio pueda parecer una trampa (1,99 euros), lo cierto es que Jacob Jones and the Bigfoot Mistery es una aventura que, a poco que te atraigan los puzzles, deberías probar sí o sí.

Jacob Jones es el nombre del protagonista, un niño bastante espabilao al que sus padres  dejan en el campamento de verano “Pluma de Águila”. Un campamento que, bajo una apariencia normal, está dirigido por un rarito grupo de monitores, con unas intenciones nada claras. Ya en nuestro primer día nos haremos amigos de un bigfoot, así que os podéis hacer idea de lo alocado que es este campamento. No diremos mucho más sobre su argumento, pero sabe entretener y enganchar con sus ocurrentes diálogos.

Puzzles con sabor a Layton

De hecho, el juego está plagado de personajes molones, como Deathkill, un pringao con el que compartimos cabaña y que va de malote o el Sr. Grimmel, monitor de educación física, quien a la mínima nos amenazará con meternos en la nevera. O el mismísimo Bigfoot y su costumbre de llamarnos “tapón”. Todo en un desarrollo rebosante de un humor con dos niveles, es decir, con una capa básica para que los enanos puedan disfrutarlo y una más “elevada”, al estilo Pixar, para que los mayores disfruten de otras bromas o referencias a pelis como “Viernes 13”. Vamos, ideal para cualquier edad.

¿Y a la hora de jugar cómo es? Pues si conoces las aventuras del Profesor Layton, aquí vas a encontrar un planteamiento muy parecido. No controlamos directamente al personaje, si no que tocando en zonas clave de la pantalla (puertas, caminos…) nos moveremos hacia ese sitio, mientras que trazando una recta giramos el encuadre y con el giroscopio, lo movemos levemente. Así podemos ver otras partes de los escenarios, algo necesario para conseguir los objetos coleccionables del juego, como 130 latas (que son la “moneda” de cambio del juego) o localizar a unos pájaros.

Al tocar sobre los personajes comenzaremos a hablar con ellos, y en muchos casos, los diálogos concluirán con un reto o puzzle, que son la verdadera gracia del juego. Hay un total de 20, y hay de todo tipo: desde matemáticas a lógica, pensamiento lateral o incluso habilidad. Sacar una pieza de una pulsera, resolver un lío de nudos, colar un tronco por una alcantarilla, arreglar una caja de fusibles al estilo “lights out”, problemas con un ábaco… cada puzzle es un mundo, pero todos tienen elementos en común.

Retos sí, pero con ayudas y para todos los públicos

Uno de ellos es que, al superar un puzzle, seremos premiados con un número de “méritos” (si fallamos, la cifra va disminuyendo) y con ellos desbloqueamos algunos trofeos. Otro elemento común es que podemos usar 3 tipos de “comodines”, como llamar a nuestro tío o a nuestro hermano, quienes nos darán pista sobre el puzzle en cuestión. Realizar estas llamadas tiene un coste y recogiendo las latas lo cubrimos.

Y aún hay dos similitudes más: al completar los puzzles podremos subir nuestros resultados a las dos redes sociales más extendidas (Facebook y Twitter) y podemos usar una libreta para anotar, marcar, colorear o numerar partes o elementos de los puzzles, y así tener una referencia visual clara a la hora de elegir la respuesta correcta. Dos detalles más que hacen de los puzzles algo realmente divertido (y competitivo).

Pero, tranquilo, que si un puzzle se te atraganta, puedes saltarte hasta tres distintos gracias a unos tickets especiales con los que comenzamos la aventura: la idea es que todos podamos terminar el juego, indistintamente de nuestro nivel/edad. Además, hay puzzles que no forman parte de la historia, y que también podemos saltar y resolver en cualquier otro momento… En definitiva, un desarrollo simple, que no busca dejar bloqueado al jugador, que resulta ameno y con mucho humor.

Calidad técnica por dos euros

En lo que respecta a la parcela técnica, el motor Unreal Engine 3 es la base del juego, y lo cierto es que el resultado es más que notable. Todo destila un acabado “cartoon” tan logrado como simpático, muy sólido, con detalles como el diseño de personajes que, todo sea dicho, por momentos recuerda a otro título “reciente”, como Costume Quest, pero manteniendo su propia identidad. No es un juego que vayas a recordar por sus gráficos, pero son simpáticos y cumplen su función.

El apartado sonoro, sin ser espectacular, cumple. Melodías que ambientan, buenos efectos y un gran doblaje en inglés. Este es, quizá, la única pega del juego: que nos hubiera gustado verlo doblado al castellano. Pero… por 2 euros, tampoco vamos a pedir peras al olmo. Y eso es, a grandes rasgos, lo que ofrece Jacob Jones, una aventura que puede tenerte enganchado a la portátil fácilmente dos o tres tardes (algo más si vas a por todos los trofeos).

Desconocemos cuántos capítulos más tendrá, pero si sus creadores (Lucid Games) mantienen estos niveles de calidad y la misma política de precios, una cosa tenemos clara: Jacob Jones puede ser todo un éxito en PS Vita, ya que en su catálogo no hay experiencias similares (también está disponible para IOS, aunque en esta plataforma sí hay cosas más parecidas). Así que si estabas buscando un Layton para tu Vita, ya lo has encontrado, y a un precio inmejorable. ¿Podrás resistirte?

Valoración

Tanto por su ajustado precio, como por la simpatía y calidad de sus puzzles y personajes, Jacob Jones es una propuesta que todo fan de las aventuras y los acertijos debería probar, en Vita o en IOS. Ojalá mantengan el nivel en futuros episodios...

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Precio, simpatía, variedad de los puzzles, asequible para todo tipo de jugadores...

Lo peor

Llega con las voces en inglés y no es muy largo (por 2 euros tampoco vamos a pedir más).

Lecturas recomendadas