Análisis

Análisis Just Dance 4 para Wii U

Por Laura Gómez
-

Si otoño era la estación de Just Dance 4, Ubisoft quiere que Wii U y el calorcito de los bailes de este juego se den la mano en invierno. El título tiene su propia versión de Wii U, pero las mejoras se nos antojan insuficientes. 

La esencia de Just Dance 4 son las coreografías, así que las diferencias entre estas dos versiones (Wii y Wii U) se resumen al control. La alta definición nos da igual durante un baile y lo que nos importan son otro tipo de mejoras con las que esta versión no cumple. Mantiene las características del título de Wii: modo batalla, la creación de “Dancer Cards”, los regalos desbloqueados, el modo Just Sweat, la ambientación colorida…

El modo exclusivo por excelencia de Wii U se llama Puppet Master (marioneta) y está destinado a aderezar las fiestas con piques, ya que el jugador que controle el gamepad será el que maneje a los bailarines. Este jugador alternativo puede elegir pases de baile y movimientos estrella en la pantalla de la táctil, rompiendo así la coreografía estándar de la canción seleccionada. Los jugadores con wiimote acabarán hechos un lio mientras el titiritero elige no solo los cambios del baile sino, por ejemplo, quién hace las mejores poses. Un modo de fiesta que enriquece el uso de la tableta en los modos principales, pero cojea en el factor fitness del modo Just Sweat, esas clases concebidas para un deporte concreto y diseñadas para mantenernos en forma.

Exclusividades sí, pero insuficientes

La segunda novedad principal del título es el sistema Off TV. En este modo, los bailarines podrán jugar solo en el mando de la consola y sin depender de una televisión. ¿Cómo? En la pantalla de seis pulgadas irá reproduciéndose el baile, aunque esta función solo valdrá para un par de personas por las dimensiones reducidas. El Off TV es más recurrente en la parte de fitness para sudar la camiseta de una forma más personal, en ‘petit comité’.

El último par de novedades, mucho más anecdóticas y secundarias: el karaoke y el “light painting”. Los juegos de la franquicia Just Dance suelen mostrar en la pantalla las letras de las canciones que bailamos, pero en esta versión también aparecerán en el mando, muy legibles. Por otro lado, la opción “light painting” que aparece en la tableta mientras manejamos a los bailarines nos permite dibujar con el dedo formas de neón que se verán también en la televisión. Esta versión también ofrece tres temas exclusivos: “Domino” de Jessie J, “Ain’t no other man” con la versión de The Girly Team y “Want You Back”, de Cher Lloyd y Astro. Por lo demás, el catálogo de temas no se ha tocado, al igual que las ambientaciones.

La versión de Wii U es una evolución del título de Wii al que le sumamos la jugabilidad asimétrica del nuevo gamepad con un modo exclusivo para cinco jugadores. Fuera de esto y el Off-TV, no tenemos nada nuevo. Coger el gamepad y utilizarlo como un sistema independiente para seguir bailando en otra habitación solo es llamativo para el modo Just Sweat por una cuestión de dimensiones de la pantalla y la posibilidad de cambiar los movimientos de baile a tiempo real con amigos en el modo Puppet Master es un detalle, pero no aportan ningún elemento que supere lo que ya conocíamos. El punto más flaco de Just Dance 4 sigue siendo el reconocimiento de los movimientos y el catálogo de canciones más popero-adolescente que de costumbre. Una pena que se haya aprovechado tan poco esta versión en cuanto a mejoras.

Valoración

Es exactamente igual que la versión de Wii. Los añadidos del modo Puppet Master con un quinto jugador y el Off TV se nos quedan cortos. La tableta no está aprovechada.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

El modo batalla que ya conocíamos, las ambientaciones y la variedad en las coreografías.

Lo peor

El reconocimiento de movimientos. No se ha exprimido el potencial del gamepad de Wii U.