Análisis

Análisis de KickBeat para PS3 y PS Vita

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS3

El análisis de Kickbeat para PS3 y PS Vita viene cargado de ritmo y de muchos golpes. ¿Listos para repartir estopa al son de la música?

La llegada de KickBeat para PS3 y PS Vita a PS Plus en octubre ha vuelto a poner en el ojo de mira al título desarrollado por Zen Studios, que llegó por primera vez a estas plataformas en 2013, y que nos propone una mezcla de lo más inusual (con permiso del gran Parappa the Rapper y el Maestro Cebollino): mezclar artes marciales con una mecánica musical "a lo Guitar Hero".

Como podéis ver en el vídeo que tenéis sobre estas líneas, la mecánica de Kickbeat es bastante simple y muy similar a la que hemos visto en tantos otros juegos musicales, por lo que nos toca pulsar el botón correcto en el momento oportuno, o lo que es lo mismo, siguiendo el compás de la canción que esté sonando en ese momento. Ah, y hablando de ellas...

Un setlist muy completo

18 canciones componen el 'tracklist' de KickBeat para PS3 y PS Vita (la edición especial del juego para PS4, Xbox One y STEAM eleva este número a 24), y entre los artistas elegidos aparecen algunos tan conocidos como Marilyn Manson, Rob Zombie o Pendulum. En líneas generales, el nivel de los temas es muy bueno y, pese a que su número no es muy elevado, nos proporcionan la suficiente mecha para hacer que Lee, el protagonista, lo de todo en su misión por salvar la música.

 

Es justo en ese Modo Historia en el que, a través de una sucesión de niveles, vamos progresando en la propuesta de KickBeat. Situado en el centro de un ring circular, los enemigos rodean a Lee, y -siguiendo el ritmo de la música- le atacan por turnos en cuatro direcciones (las correspondientes a los botones principales del mando de PS3 o de PS Vita). Para evitar ser golpeados y perder salud nos toca anticiparnos a su ataque pulsando el botón correcto en el momento justo, lo que hace que el enemigo caiga. Por supuesto, el 'timing' es fundamental y, además de culminar el ataque con éxito, tenemos que intentar ser lo más precisos posibles para obtener la mejor puntuación en cada oleada.

Existen 3 tipos de enemigos diferentes, que se diferencian por el color de su vestimenta, y que atacan de forma distinta. Así, los de color amarillo atacan de uno en uno, siendo lo más sencillos de derrotar, los de color rojo lo hacen en pareja, lo que hace que tengamos que pulsar dos botones a la vez para atacarles, y -por último- los de color azul nos acosan en grupos de 2 o 3 y de forma continuada.


La proporción de estos enemigos varía dependiendo de la canción y dificultad elegida, así como la cantidad de Chi, o energía que nos permite multiplicar nuestra puntuación durante un periodo limitado de tiempo, y de los potenciadores que portan, entre los que se encuentran recuperadores de salud u olas de poder que derrotan a todos los enemigos cercanos. Conseguir puntuaciones elevadas es fundamental para desbloquear ciertos elementos del juego, como a Mei, la protagonista alternativa.

En el plano técnico destaca, evidentemente, el apartado sonoro del juego y sus 18 temas, a los que acompañan unos contundentes efectos de sonido, mientras que los gráficos, sin despuntar en ningún momento, sirven de correcto acompañamiento para seguir el ritmo de un título musical que, sin ser rompedor en ningún aspecto, es bastante correcto y capaz de ofrecer buenos momentos a los seguidores del género.

Valoración

Un entretenido título musical que pone a prueba nuestro sentido del ritmo con la mecánica habitual del género, pero añadiendo un trasfondo de artes marciales que le da cierto toque de originalidad.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

Los 18 temas elegidos rayan a muy buen nivel y encajan perfectamente en la mecánica...

Lo peor

... Aunque se echan de menos más canciones y una mecánica más rompedora con lo habitual.

Lecturas recomendadas