Análisis

Análisis de Lara Croft and the Temple of Osiris

Por Borja Abadie
-

Versión comentada: PS4

Crystal Dinamics y Square-Enix nos traen Lara Croft and the Temple of Osiris, la continuación del spin-off Guardian of Light que tan buen sabor de boca nos dejó en 2010. Una vez más nos encontramos con una interesante mezcla de acción, puzles y juego cooperativo.

ACTUALIZADO 04/08/2015: Lara Croft and the Temple of Osiris es uno de los juegos de PS Plus de agosto y mañana estará disponible para su descarga sin coste a todos los usuarios del servicio online de Sony. Os refrescamos su análisis para que comprobéis de lo que es capaz Lara en esta aventura.

Tras el éxito de Crystal Dynamics con Lara Croft and the Guardian of Light, el spin-off de la saga principal que salió como descargable en 2010, una continuación de la sub-saga parecía inevitable, y nosotros encantados. Ahora nos llega Lara Croft and the Temple of Osiris para PS4, Xbox One y PC. En PS4 y PC el juego, además, llegará en formato físico e incluso con una edición que incluye algunos regalitos.

Esta nueva entrega resulta muy continuista. Para los que no jugastéis al primero os diremos que se trata de una aventura de perspectiva isométrica que mezcla acción a lo "twin stick shooter" (con un stick controlamos al personaje y con el otro disparamos en la dirección en la que apuntemos) con puzles al estilo clásico de los orígenes de la saga. 

Lara vuelve a Egipto

En esta ocasión la señorita Croft viaja hasta Egipto buscando el valioso y poderoso bastón de Osiris. Una vez que llega al templo del dios Seth en el que parece que se encuentra la reliquia, se encuentra con Carter Bell, un explorador rival que coge, sin pensárselo mucho, el bastón, que despierta la ira de Seth y de paso también a 2 compañeros que nos ayudarán en nuestra misión: Isis y Horus

Y es que podremos jugar hasta 4 jugadores en modo cooperativo, tanto de forma local como online, uno de los puntos fuertes del juego. Lara y Carter son expertos en armas de fuego y cuentan con algunas habilidades propias de los aventureros, como un gancho que podemos usar para balancearnos y para ayudar a nuestros compañeros a escalar por determinadas superficies.También pueden usar su antorcha para iluminar los escenarios más oscuros y para encender peanas de fuego en algunos escenarios (que además de iluminarlos pueden servir para abrir determinadas puertas o accionar mecanismos). 

Por su parte Isis y Horus cuentan con un bastón de poder que les permite lanzar un haz de luz para acabar con sus enemigos y resolver determinados puzles. También pueden activar un escudo mágico que les protege de los ataques y en el que se pueden subir Lara y Carter para alcanzar zonas de otro modo inaccesibles.

De este modo, los 4 jugadores disponibles se deben combinar obligatoriamente de modo que tengamos todas las habilidades disponibles. Por ejemplo, si jugamos 2 jugadores uno tendrá que encarnar a Lara o Carter y el otro a Isis u Horus. Lo más interesante, y digno de nuestra admiración, es que el juego se adapta al número de jugadores de nuestra partida. Si jugamos con un solo jugador Lara también puede equiparse con el bastón mágico de uno de sus compañeros egipcios y así resolver todo tipo de puzles.

Tanta es la adaptación que el juego es muy diferente si lo jugamos con amigos o en solitario. Si jugamos solo con Lara el juego pierde enteros porque resulta mucho más fácil y menos divertido. En cambio, si lo jugamos al menos con un amigo la aventura cambia bastante. Los puzles se vuelven bastante más complicados obligándonos a combinar las habilidades de los dos, tres o cuatro personajes. Por ejemplo, un personaje debe colocarse sobre una losa para accionar unos espejos mientras otro hace lo mismo en otra y los dos restantes usan sus bastones para lanzar un haz que va rebotando en los espejos para activar un mecanismo.

Este tipo de cooperación requiere de planificiación y de la colaboración de los 4 jugadores pero resulta muy gratificante cuando conseguimos avanzar a la siguiente zona. Del mismo modo también nos depara momentos muy graciosos (especialmente si jugamos en modo local y podemos lanzar codazos a nuestros amigos) al ver cómo una de nuestras bombas mal colocadas acaba matando a uno de nuestros colegas o cómo la desincronización de uno de ellos (o directamente el "empane") nos impide resolver un determinado puzle.

A tortas con medio Egipto

Los combates no son tan frecuentes como en otras aventuras del mismo estilo pero no dejan de ser un elemento fundamental del juego. Podemos equiparnos con 4 armas distintas al mismo tiempo (pistolas, ametralladoras, escopetas, rifles de asalto, de precisión...) aunque dependiendo del personaje una de ellas será de obligada elección (las pistolas de Lara, el bastón de Horus,...) También podemos colocar bombas en una zona y detonarlas desde la seguridad de la distancia.

Además, podemos equiparnos con 2 anillos y un amuleto que mejoran nuestras habilidades. Los anillos mejoran aspectos como la cadencia de tiro, la energía de nuestro personaje o el daño de nuestras armas, por ejemplo, mientras que los amuletos especifican el tipo de mejoras que tendrá nuestra magia/habilidad especial. Y es que, a medida que exploramos, ineractuamos con objetos o destruimos otros vamos recolectando gemas que después nos sirven para abrir cofres de distinta cuantía que nos otorgan anillos o amuletos con los que equiparnos. Las gemas también van rellenando la barra de nuestra habilidad especial que permanece activa hasta que suframos algún daño (sí, incluso la bomba de alguno de nuestros simpáticos "amigos). 

Además de las hordas de Seth en forma de escarabajos, cocodrilos, esqueletos y demás clásicos de Egipto, también nos encontramos con algunos combates contra jefes finales que, además, suelen implicar algún pequeño puzle como requisito para hacerles daño.

El apartado técnico es simplemente correcto. En el fondo se trata, aunque también llegue a PS4 y PC en formato físico, de un juego descargable, al que tampoco podemos pedirle que revolucione la tecnología. Aunque en algunos escenarios echamos en falta algo más de detalle y elementos en pantalla, la verdad es que sus gráficos a 1080p (al menos en PS4) dan bastante el pego y no sufre ralentizaciones al jugarlo con amigos. El doblaje al castellano, aunque no hay demasiados diálogos o escenas, está a un gran nivel. 

También nos ha llamado bastante la atención, y hasta chocado, volver a jugar con la Lara Croft de toda la vida. La joven que evolucionaba psicológicamente del último Tomb Raider deja paso a la Lara de las primeras aventuras: un personaje plano (no en ese sentido, golfos) que no evoluciona y a la que todo este tipo de aventuras le vienen como anillo al dedo y hasta va de sobrada. No es algo necesariamente malo, se trata de un juego que no pide la misma evolución en los personajes debido a sus mecánicas de juego pero no deja de sorprendernos volver a la vieja Lara después de disfrutar de la nueva. 


Lara Croft and the Temple of Osiris consigue engancharnos durante las 10 horas de juego que ofrece (aunque todas las fases son rejugables para intentar cumplir con los distintos objetivos) pero nos ha sabido a poco. Desde luego, eso sí, por el precio que tiene (39,99€ en formato físico) no esta nada mal. El problema es que, mientras que los puzles están muy bien diseñados y el juego cooperativo ofrece momentos geniales la aventura pierde mucho en los combates y al jugarla en solitario. Además, también nos hemos encontrado con algunos fallos que empañan la experiencia de juego, como una cámara que se empeña en dejarnos vendidos durante algunas secciones plataformeras o la dificultad de llevar a cabo determinadas acciones con soltura, como lanzarle nuestro gancho a un compañero para hacerle subir o bajar por determinadas paredes.

También cuenta con grandes aciertos, como un modo cooperativo que cambia en función del número de jugadores de nuestra partida, puzles muy bien diseñados y un desarrollo que nos recuerda a las viejas aventuras de nuestra infancia. Todo esto, y muchas otras bondades que ya os hemos contado, convierten a esta continuación en una opción bastante interesante para pasar las tardes jugando con amigos.

Valoración

Crystal Dynamics nos ofrece una aventura entretenida y con algunos puzles geniales que solo se ve empañada por su corta duración y, sobre todo, porque pierde mucho al jugarla en solitario.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Los puzles y algunos combates pero, sobre todo, el modo cooperativo.

Lo peor

EN solitario pierde mucho, ya que resulta demasiado fácil y simplón.

Lecturas recomendadas