Análisis

Análisis de LEGO Batman 3: Más Allá de Gotham

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

A Batman y a los demás superhéroes de DC se les ha quedado pequeña la ciudad de Gotham... e incluso el planeta Tierra. Ahora sus aventuras les van a llevar por los confines del espacio en un verdadero "tour de force" para salvarnos de una conspiración de proporciones cósmicas ideada por el malvado Brainiac.

En LEGO Batman 3, el estudio británico Traveller´s Tales vuelve a construir otra asequible y entretenida aventura usando las piezas de la conocida firma danesa. Plataformas, acción y sencillos puzzles vuelven a fundirse con acierto en un desarrollo repleto de humor y detalles “frikis” que harán las delicias de los fanáticos de DC Comics. Y es que… ¿quién no quiere manejar al mítico Adan West? ¿O toparse con un Kevin Smith en versión LEGO que se autoparodia pululando por la Atalaya, la base de operaciones de la Liga de la Justicia? Pues todo esto y mucho más es posible en Lego Batman 3: Más Allá de Gotham. Pero empecemos por el principio.

El subtítulo de LEGO Batman 3 no es baladí. Después de una primera entrega algo limitada (si lo comparamos con los LEGO que vendrían después) y de una segunda parte que nos permitía recorrer las calles de Gotham, en esta tercera entrega la ciudad donde opera Bruce Wayne (huy, perdón por el spoiler) se les ha quedado pequeña a los personajes de DC Comics, que tendrán que viajar a distintos lugares de la Tierra y a varios planetas para frustrar los malvados planes de Brainiac, que ha urdido una conspiración de proporciones cósmicas que obliga a toda la Liga de la Justicia y a sus principales antagonistas a unirse. Y es que Linterna Verde, Flash, Superman, Detective Marciano, Wonder Woman, Joker, Cheetah o Killer Croc son tan protagonistas como Batman y Robin. LEGO Batman 3: Más Allá de Gotham es una aventura coral, a pesar de su “marketiniano” y continuista título. Y su título no es el único aspecto en el que este juego es continuista, como veremos a continuación.

Exprimiendo la fórmula LEGO (una vez más)

Así pues, preparaos para abordar 16 niveles que vuelven a explotar una vez más la “fórmula LEGO” que tantas alegrías nos ha dado en el pasado. Según el nivel, manejaremos a unos personajes u otros. Con sólo pulsar un botón, alternaremos el control de los que estén en pantalla. Y la clave para avanzar en este desarrollo que mezcla acción, saltos y puzzles será combinar las distintas habilidades de los personajes de los que dispongamos en ese nivel, normalmente adscritas a los distintos trajes que iremos desbloqueando según avancemos en el juego. Y a diferencia de LEGO Batman 2, aquí podemos cambiar de traje usando la ruleta que ya vimos en otras entrega, como LEGO El Hobbit.

Teniendo en cuenta que el nivel de desafío es nulo en lo que a la acción y al plataformeo se refiere (más que nada porque si morimos, volveremos aparecer “ipso facto” en el mismo sitio), el único desafío que nos pueden plantear los niveles es quedarnos atascados en sus puzzles. Para que esto no ocurra, será fundamental la observación de los escenarios y saber qué personajes pueden hacer qué cosas. Hay personajes que tienen hasta 8 trajes distintos (como Batman, Joker, Cyborg, Robin…), otros como Detective Marciano tienen un par de transformaciones y algunos como Flash no tienen ninguna. Pero todos hacen "algo" y tenemos que aprendérnoslo para avanzar con garantías. Por ejemplo, sólo con el traje radioactivo se puede pasar sobre los vertidos verdes. Sólo con el traje de sigilo se puede acceder a los lugares protegidos sin que te detecten los sistema de seguridad. Algunos personajes pueden volar, y otros no, salvo que tengan traje espacial y el suficiente combustible para hacerlo funcionar. Otros resisten al fuego, otros son capaces de controlar las mentes de los enemigos…

Insistimos, conocer los poderes de cada personajes y sus trajes es vital para avanzar. Y luego hay que conocer los “códigos” propios de la franquicia (por ejemplo, los materiales de color metálico sólo se destruyen con las bombas del traje de demolición), algo que si has jugado a cualquiera de los previos ya te lo sabrás de memoria. Y si eres neófito, no tardarás nada en aprenderlo.

Algunos trajes (el de demolición, el magnético, el eléctrico…) ya estaban en LEGO Batman 2, aunque otros son nuevos (el más destacado es el espacial, pero hay alguno más). Pero vamos, ninguno de los puzzles del modo Historia es especialmente complicado si conoces las habilidades que tienes en ese momento a tu alcance y observas bien el escenario. Y si no, siempre te quedará probar a destruir cosas del escenario para ver si se pueden montar distintos dispositivos con las piezas resultantes que nos permitan avanzar. Para darle algo de variedad, se han incluido también secciones de “matamarcianos” de desarrollo circular a lo Resogun y niveles plataformeros de realidad virtual con plataformas que se caen que requieren cierto grado de habilidad y reflejos (pero poco, ¿eh?, tampoco nos flipemos).

Salvar al ciudadano Adam West

Terminar el modo Historia de LEGO Batman 3: Más Allá de Gotham puede llevarte fácilmente más de 10 horas, pero si quieres verlo todo y presumir de 100% en tu casillero de trofeos, vas a tener que echarle muchas más horas. Y es que una vez que superemos cada nivel, podremos volver a jugarlo en “Juego libre”, pudiendo elegir a otros personajes cuyas habilidades nos darán acceso a zonas e ítems inaccesibles en la “primera vuelta”. Encontrar los minikits de cada nivel o salvar al pobre Adam West son sólo dos de los retos extra que ofrece cada nivel.

El desarrollo de LEGO Batman 3 es lineal hasta más o menos la mitad del juego, momento en el que desde la Atalaya (la estación espacial que es la base de operaciones de la Liga de la Justicia) podremos elegir el orden de ciertas misiones y a qué planeta queremos viajar. En nuestra aventura visitaremos planetas como Odym pero también ciudades como París, Londres o la propia Gotham. Por desgracia, son versiones “en miniatura” y todas están concebidas como niveles bastante "pasillescos" así que ya os podéis olvidar del gran escenario abierto que presentaban las entregas anteriores.

Desde la Atalaya podemos acceder a todos los niveles y a las misiones secundarias, rejugar las citadas misiones de realidad virtual y crearnos a nuestros propios personajes, combinando las piezas de todos ellos y sus habilidades. ¿Qué os parecería ponerle la cabeza de la Wonder Woman pintada de morado con el traje floreado del Joker, las piernas de Cheetah y el anillo de Linterna Verde? Pues es posible (esto es sólo un sencillo ejemplo; las posibilidades de combinación son altísimas). Y además también podemos mezclar sus habilidades. Aunque no sea una novedad ya que esta posibilidad ya existía en LEGO Marvel Superhéroes, es de agradecer que lo hayan incluso por si acaso os parecen pocos los 138 personajes disponibles.

Técnicamente en la línea de los anteriores

En cuanto al apartado técnico, lo cierto es que LEGO Batman 3 cumple pero sin muchos alardes. Sus gráficos remiten poderosamente a las anteriores entregas y aunque hay animaciones que tienen su gracia, lo cierto es que son bastante simples (tampoco es que el juego necesite mucho más). Donde sí se lo han currado es en el doblaje al castellano, profesional como en la inmensa mayoría de las producciones de Warner. Y la parcela sonora se completa con míticas melodías que arrancarán más de una sonrisita a los más viejos del lugar...

Lego Batman 3: Más allá de Gotham es un juego que cumple lo que promete: diversión sencilla y asequible que puede ser disfrutada por todo tipo de públicos, desde los más pequeños de la casa (por su sencillez) hasta los más fanáticos de DC Comics (por sus múltiples guiños y referencias “frikis”). Y esta diversión se duplica si lo jugamos en cooperativo a pantalla partida. En cualquier momento un amigo podrá entrar y salir de la partida con sólo pulsar un botón, pero siempre en la misma consola (es decir, que no ofrece la posibilidad de jugarlo Online).

Sin embargo, con cerca de 20 juegos a sus espaldas, la “fórmula LEGO” empieza ya a dar inequívocas muestras de agotamiento. Dejémoslo claro: Lego Batman 3: Más Allá de Gotham es más de lo mismo. Es un “más de lo mismo” divertido y muy disfrutable a poco que te gusten estos juegos y/o el universo de DC Comics, pero echamos en falta novedades de auténtico peso que aquí no encontramos.

No sabemos cuál será el futuro que le espera a la serie en los proximos tiempos (de momento este juego tiene un pase de temporada con tres “paquetes”: uno sobre el Caballero Oscuro, otro sobre el Hombre de Acero y el tercero que conmemora el 75º aniversario de Batman) y se rumorea muy seriamente (pero muy seriamente) que lo próximo que construirá Traveller’s Tales con piezas de LEGO serán los dinosaurios de Parque Jurásico. Esperemos que sean capaces de insuflar nuevas ideas a los juegos venideros y que encuentren una forma de renovarse para no morir…

Valoración

Otra divertida y asequible mezcla de sencillos puzzles, acción y saltos regada con buenas dosis de humor y "frikismo". Cumple lo que promete, pero la fórmula ya empieza a dar ciertos síntomas de agotamiento...

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Diversión para todos los públicos. Y es bastante duradero si quieres obtener el 100%

Lo peor

Pocas novedades de peso en una fórmula que ya empieza a estar muy vista...

Lecturas recomendadas