Análisis

Análisis de LEGO Marvel Super Heroes

Por Rubén Guzmán
-

Ni PS4 ni Xbox One ni demás zarandajas. Lo que el pueblo demanda es saber qué tal está LEGO Marvel Super Heroes. Y en Hobbyconsolas.com, con nuestra habitual vocación de servicio público, contestamos esa pregunta.

50 años de cómics, miles de aventuras y personajes y una reciente explosión cinematográfica que ha multiplicado su popularidad. Quizá ningún universo de ficción se prestaba tanto a la “LEGOlización” como el Universo Marvel, y el momento ha llegado por fin. TT Games ha aprovechado la superheroica experiencia que adquirió en LEGO Batman 2 DC Superheroes para crear el juego de LEGO más grande hasta la fecha, un título enorme en duración y posibilidades que derrocha amor a los cómics y a las películas de Marvel. Pero, por desgracia, también arrastra de los anteriores LEGO algún defecto jugable. ¿Será el balance del juego positivo a pesar de todo esto? ¿Tiene algún sentido que haga esta pregunta si ya tienes al lado la nota? Aquí comienza el análisis de… ¡LEGO Marvel Super Heroes! Por cierto, está realizado con la versión Wii U, que es exactamente igual en desarrollo y apartado técnico a las de Xbox 360 y PS3, pero con mapa y menús táctiles en la pantalla del mando y la posibilidad de jugar en modo Off-TV.

El mayor marrón de la historia de la Tierra

El Dr. Muerte ha organizado un ejército de supervillanos para recuperar los fragmentos de la tabla de Silver Surfer (o Estela Plateada, como prefieras) y conquistar el mundo con su Poder Cósmico™. Pero es que, además, cualquiera que entienda un poco de cómics sabe que, detrás de Silver Surfer llega… Galactus. Menos mal que disponemos de, literalmente, decenas de superhéroes dispuestos a luchar contra todas estas terribles amenazas.

Así comienza la historia de LEGO Marvel, tan sencilla como eficaz y graciosa, narrada con efectivas escenas de vídeo que se ríen (y nos hacen reír) bien a gusto de los clichés de los personajes Marvel, y al mismo tiempo denotan gran amor por ellos. Eso sí, el doblaje en castellano es un poco irregular. Cada una de las 15 misiones de la campaña (y, por cierto, luego hay más desbloqueables) puede jugarse a dobles en modo local, y la protagonizan varios superhéroes cuyo control alternamos a voluntad. La mecánica es la de siempre: hay mucha acción, algunos saltos y, sobre todo, “puzles”… y lo pongo  entre comillas porque son tan sencillos que casi no pueden llamarse así. Se trata de usar las habilidades de cada superhéroe en determinados interruptores y zonas para ir avanzando.

Decenas de buenos y malos a tu disposición

Y aquí llega lo mejor del juego: en LEGO Marvel los personajes están más diferenciados que nunca. Es verdad que hay categorías generales de poderes (eléctricos, magnéticos, de fuego, superfuerza, etc), pero son más que nunca y además en cada héroe se combinan de manera diferente. Y lo que sí se ha trabajado de manera completamente individual son las animaciones de cada uno, para asegurarse de que Spider-Man se mueva como Spider-Man, Lobezno saque sus garras o Iron Man vuele como lo hace en las pelis; y para que Hulk aplaste… o se transforme en Banner con solo pulsar un botón. A lo largo de la diferentes misiones manejamos a más de 20 personajes, y descubrir a cada uno de ellos es una delicia. Además, el viaje nos lleva por lugares emblemáticos de Marvel como Asgard (que, por cierto, es el de la pelis de Thor) o Latveria. Cada nivel es enormemente rejugable, con secretos tan chulos como rescatar a Stan Lee en peligro

Entre misión y misión, exploramos una reproducción de Nueva York que va a hacer las delicias de los fans de Marvel. Tenemos total libertad para movernos por ella y, atención, para coger cualquier vehículo que transite por la calle. Y las misiones a realizar son muy variadas: carreras, ayuda a ciudadanos, tareas para desbloquear personajes y vehículos (que luego compramos con la pasta que ganamos rompiéndolo todo en los niveles o en Manhattan)… Incluso, por primera vez, hay edificios en lo que podemos entrar, ganando antes eso sí la cantidad necesaria de ladrillos dorados.

Se acabó el tostón: empieza a leer desde aquí

Tras la descripción de rigor, que me ha aburrido hasta a mi, ya podemos hablar de lo que realmente mola del juego. Y son esos paseos por Nueva York usando a nuestros queridos héroes y villanos, ya que en esta zona sandbox podemos elegir cualquier personaje desbloqueado (hay más de 100). ¿Te apetece balancearte entre rascacielos como Spider-Man? ¿Ver qué pasa cuando manejas a Veneno y pulsas el botón de habilidad especial? ¿Comprobar si el Hombre Hormiga se hace chiquitito? ¿Lanzar el escudo del Capi? ¿Invocar el rayo como Thor? ¿Probar las diferentes capacidades de cada armadura de Iron Man? Si dices que no es que no tienes sangre en las venas. El trabajo de personalización de cada héroe vuelve a emerger como gran valor del juego y como motor fundamental para seguir jugando: querrás tenerlos todos y vas a echarle horas y horas para conseguirlo. Y otro detalle que los fans gozarán es que este es el Nueva York de Marvel. Es decir, están la Estatua de la Libertad y Time Square, pero también la Torre Stark (que es como en las pelis), la Isla de Riker, el edificio Baxter, la Universidad Empire State, Horizont Labs... Por cierto, el juego está muy actualizado. Puedes desbloquear a Superior Spider-Man, no te digo más.

Eso sí, andando (o volando) por Nueva York se evidencian algunos problemas. El primero es precisamente que el control de vuelo es bastante cutre, con el mismo botón para acelerar y ascender, lo que nos hará perder el norte en más de una ocasión. Bah, se te olvida cuando ves el Helitransporte de S.H.I.E.L.D. a lo lejos en el cielo, intentas llegar a él… ¡¡¡y lo consigues!!! El nivel de flipe asciende por las nubes, nunca mejor dicho.



Sin embargo, lo que más me ha molestado es algo curioso: en un juego que presenta misiones ultraguiadas, en las que a cada momento se te indica qué tipo de poder debes usar, descubrir cómo hacer las tareas secundarias en Nueva York es todo un reto. Por ejemplo, no se explica que, para elegir a cualquier personaje desbloqueado mientras exploras Nueva York, tras cada misión debes activar uno de los terminales de S.H.I.E.L.D. repartidos por la ciudad. Y otro ejemplo: en una ocasión tuve que reiniciar la consola porque, tras activar una misión secundaria que no podía realizar porque aún no tenía un héroe adecuado, era incapaz de hacer aparecer de nuevo la guía que me indicaba cómo llegar a la siguiente misión de la historia. Según vas jugando y descubres cómo de hacen las cosas, la desorientación se minimiza, pero aún así habría hecho falta algo más de trabajo en este aspecto del juego.

En cualquier caso, esto no va a detenerte. Porque aún quedan héroes por desbloquear, vehículos por descubrir o edificios de Nueva York en los que entrar. Y porque este juego te hace vivir dentro del Universo Marvel como muy probablemente no lo había conseguido ningún otro hasta la fecha. Así que solo podemos decir… ¡Excelsior! Ah, y por cierto, si te apetece puedes echarle un un vistazo a este articulazo con la guía del juego. ¡De nada!

Valoración

Puro disfrute para fans. Más de 100 personajes bien recreados, juego a dobles, el Nueva York de Marvel para explorar... La mecánica de las misiones es simple, pero entre tanto goce "freak" ni lo notas.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Los personajes: más de 100 héroes y villanos Marvel, personalizados y con sus superpoderes.

Lo peor

La mecánica de las misiones es la de siempre. Cierta confusión en los objetivos sandbox.