Análisis Lego Worlds
Análisis

Análisis de LEGO Worlds para PlayStation 4, Xbox One y PC

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

LEGO Worlds nos ofrece la posibilidad de explorar, modificar y construir mundos usando piezas de LEGO y compartirlos con amigos. Un planteamiento fácil de describir pero que ofrece infinitas posibilidades de diversión. Si siempre has soñado con convertirte en un “maestro constructor”, con LEGO Worlds podrás hacerlo. ¡El único límite será tu imaginación!

Juega, crea, comparte. Un eslogan de lo más seductor acuñado por LittleBigPlanet y que Minecraft llevó hasta sus últimas consecuencias. No pocos títulos han seguido esta estela aportando cada uno sus peculiaridades, desde Terraria a Dragon Quest Builders, por poner algunos ejemplos, pero ninguno ha logrado acercarse al éxito de Mojang. Pero ahora llegan TT Games y Warner con LEGO Worlds. Su premisa es fácil de describir aunque esconda infinitas posibilidades de diversión. LEGO Worlds ofrece, básicamente, explorar y construir mundos usando piezas de LEGO y compartirlos con amigos. Parece mentira que esto, viniendo de una compañía que se basa precisamente en construir a base de piezas. no se les haya ocurrido antes, ¿verdad? En realidad, LEGO Worlds lleva desde junio de 2015 en la plataforma de Acesso Anticipado de Steam, pero el pasado 10 de marzo salió a la venta su versión "definitiva" para PS4, Xbox One y PC. También están preparando una versión para Nintendo Switch, aunque su fecha de salida está aún por determinar.

Dado que en LEGO Worlds, al menos durante las primera horas, lo que haremos será explorar mundos, tiene todo el sentido del mundo que empecemos el juego siendo un astronauta. O una astronauta. O una mezcla de ambas minifiguras. En todo momento podremos cambiar de minifigura (siempre que la hayamos descubierto antes) o mezclar a voluntad las partes de las minifiguras que tenemos. Pero de momento, empezaremos con un astronauta, que aterrizará su cohete en un pequeño mundo generado proceduralmente. Es decir, que cada mundo es diferente, sus contenidos se generan de forma aleatoria y nunca sabremos exactamente lo que nos vamos a encontrar en ellos. Sí, como en No Man´s Sky pero con un planteamiento mucho más sencillo y asequible, como veremos a continuación.

Lego Worlds

El objetivo de LEGO Worlds es convertirnos en maestros constructores (sí, como los que diseñan los sets de LEGO que nos compramos). Para ello, tendremos que conseguir 100 ladrillos dorados, que nos permitirán desbloquear la opción de crear un mundo desde cero. El camino que recorreremos hasta conseguirlos (que nos llevará más de 10 horas, aunque depende del tiempo que te entretengas) nos servirá para aprender a utilizar todas las herramientas que el juego pone a nuestra disposición y para acumular estructuras, tipos de piezas LEGO, minifiguras, animales, plantas, vehículos y objetos de lo más variopinto (en total hay 1.400 objetos coleccionables, según nos confirmaron sus creadores).

Lego Worlds

¡Tenemos las herramientas!

La primera herramienta que manejamos en LEGO Worlds es, precisamente, la herramienta de Descubrimiento. Gracias a ella, podremos copiar los animales, vehículos, estructuras, objetos y minifiguras. La primera vez que nos topemos con algo "no descubierto", emitirá un brillo especial y podremos añadirlo a nuestro inventario usando esta herramienta. Eso sí, la mayoría de las minifiguras y muchos animales suelen requerir que hagamos una misión previa para poder añadirlos a nuestra colección. Una vez los tengamos añadidos, gracias a esta herramienta podemos reproducirlos a voluntad. Es decir, podremos poner establos de unicornios, gorilas, setas venenosas o helicópteros (por poner unos ejemplos) donde nos dé la gana y tantos como nos dé la gana.

LEGO Worlds

Después, obtendremos la herramienta de Paisaje, que nos permitirá transformar el terreno a voluntad: añadiendo, quitando, elevando, excavando, allanando, alisando... Podremos elegir la altura, la profundidad, la superficie... ¿Que hay un cofre enterrado? Allana el terreno hacia abajo hasta encontrarlo. ¿Que un personaje te pide ayuda para salir de un hoyo? Eleva el terreno bajo sus pies.

Las posibilidades de esta herramienta son casi tan inmensas como las que nos brinda la herramienta de Construcción que, como os podéis imaginar nos permite construir pieza a pieza, con total libertad, cualquier cosa que tengamos en mente. Aquí el único límite está en tu imaginación. Bueno, y en la cantidad de tipos de pieza que tengas. Estas piezas tenemos que arrebatárselas a unos verdosos "alborotadores", que aparecerán de forma aleatoria y que nos exigirán ser rápidos y hábiles para darles caza y trincarles la pieza que llevan encima.

LEGO Worlds

Las dos últimas herramientas que obtendremos son las de Copiar (que nos permitirá copiar cualquier estructura que veamos en el juego para poder construirla igual posteriormente, de forma automática y todas las veces que queramos) y la de Pintura, con la que podremos cambiarle el color a todo. Pero ojo, que algunos colores tendrán propiedades especiales. Por ejemplo, la lava quema...

Una interfaz al alcance de todos

Pulsando el triángulo en la versión de PS4 abrimos un menú radial en el que salen todas estas herramientas, junto al inventario donde iremos acumulando todos los objetos que vayamos encontrando y la posibilidad de cambiar de minifigura o personalizarla a nuestro antojo. Pero cuando tengamos todas estas opciones desbloqueadas, accederemos también al modo Construcción Libre, que reúne todas estas herramientas en un solo menú. En general, la interfaz es bastante intuitiva una vez que llevas ya unas horas jugando y no cuesta demasiado acostumbrarse a ella.

LEGO Worlds

El buen uso de todas estas herramientas nos permitirá avanzar en el juego. ¿Y cómo se avanza en LEGO Worlds? Pues explorando mundos para acumular piezas, minifiguras, vehículos, animales y objetos que veamos y, sobre todo, encontrando ladrillos dorados. Dichos ladrillos dorados se obtienen de distintas formas: superando ciertas misiones que nos propondrán los personajes con los que nos cruzaremos, encontrándolos en algunos cofres, comprándoselo al comerciante que nos visitará en globo por las noches, arrebatándoselo a alguno de los citados "alborotadores"...

Acumulando ladrillos dorados podremos pasar de los pequeños mundos iniciales a los medianos para después poder aterrizar en nuestro cohete en mundos enormes (los más grandes, medidos en “studs” de piezas de LEGO (o sea, los "botones" en los que se encajan las piezas). tienen 75.000 de alto x 250.000 de ancho). Como ya hemos dicho, los mundos son aleatorios y pueden ofrecer temáticas variadas (incluso albergar varias de ellas según el tamaño del planeta). En nuestro viaje hemos explorado tundras, desiertos, sabanas africanas, zonas pantanosas, junglas, ambientes medievales, bosques tenebrosos, mundos de caramelo... Por supuesto, en cada uno de estos ambientes encontraremos sus propias minifiguras (esquimales, momias, científicos, brujas, yetis, granjeros...), vehículos (jeeps, motos, bicis, tractores, aviones, helicópteros, lanchas, submarinos... ¡hasta un carruaje fantasmal tirado por caballos-esqueleto!), animales (tiburones, cocodrilos, leones, elefantes, avestruces, escorpiones...) y estructuras. Además, la música que nos acompaña también variará en función de la temática del mundo (aunque es puramente testimonial).

LEGO Worlds

Y cómo no, todos estos mundos podemos modificarlos a nuestro antojo gracias a las herramientas anteriormente mencionadas. Además, tienen ciclo día/noche y, en un claro guiño a Minecraft, por la noche aparecerán criaturas hostiles que nos atacarán. Eso sí, a diferencia del juego de Mojang, en LEGO Worlds nuestra muerte no tiene ningún tipo de consecuencia y, como el en resto de los juegos de LEGO, resucitaremos en ese mismo punto.

Convertirse en Maestro Constructor requiere paciencia

Ampliar nuestra colección y ver qué nos espera en el siguiente mundo son los principales alicientes para avanzar, ya que la búsqueda de ladrillos dorados puede terminar convirtiéndose en algo tedioso. No es porque falte una "historia" que hile las misiones (más allá de convertirnos en un maestro constructor), ni porque LEGO Worlds no explote tanto el sentido del humor como los otros juegos de LEGO. El problema está en que las misiones suelen ser muy simplonas (encontrar un objeto, construir un determinado edificio, rescatar a un personaje en apuros, hacer una foto de una forma determinada...) y, sobre todo, se repiten muchísimo. Pero insistimos, es un trámite por el que se debe pasar si queremos acumular los 100 ladrillos dorados para convertirnos en maestros constructores y así poder crear nuestros mundos a nuestro antojo.

LEGO Worlds

Lo bueno es que, como en todo buen juego de LEGO, podremos compartirlo con un amigo, bien a pantalla partida, o bien online, (2 jugadores en consola y 4 en la versión de PC, aunque en TT Games están buscando la manera de implementar también los 4 jugadores online en consola) en cualquier punto del juego. Es decir, que si estamos en plena búsqueda de ladrillos dorados y acumulando objetos, un segundo jugador podrá echarnos una mano (todo lo que encuentre irá a parar al inventario del jugador 1).

Y por supuesto, cuando ya seamos maestros constructores, podemos invitar a un amigo a nuestro mundo. Y si tenéis miedo de que destroce vuestras creaciones, se puede activar una opción para que no se guarden los cambios que se hayan podido hacer durante el cooperativo. ¡Así podremos hacer el cabra a gusto que, de hecho, es una de la opciones más divertidas que permite LEGO Worlds!

LEGO Worlds

Lamentablemente, en el apartado técnico LEGO Worlds no termina de funcionar del todo bien. Largos tiempos de carga entre cada mundo, una mejorable gestión de la cámara y, sobre todo, un "popping" brutal empañan en buena medida la experiencia. También nos hemos encontrado algún "bug" y nos hemos quedado "atascados" en sitios, aunque gracias a la opción "salto" podremos escapar de cualquier situación de este tipo. Bien es cierto que no son fallos decisivos ni que arruinen la experiencia de juego en ningún caso. Pero afean bastante el conjunto.

Por lo demás, LEGO Worlds es un juego que encantará a los fanáticos de la conocida marca danesa. Además, y como ocurre con los otros juegos de LEGO, es capaz de gustar tanto a grandes como a pequeños, porque ofrece un amplio espectro de posibilidades. Obviamente, un niño de 10 años quizás no se va a meter a construir un edificio pieza a pieza, pero sí puede construir ciudades o castillos fácilmente gracias a las construcciones "pregeneradas" que también encontraremos durante nuestros viajes.

LEGO Worlds

Además, LEGO Worlds es un juego muy ampliable. De hecho, ya tenemos el primer DLC gratuito con personajes, vehículos y armas de LEGO Agents, que está disponible primero en PS4 en exclusiva temporal durante 90 días (luego saldrá en el resto de plataformas). Y en el futuro sacarán más, aunque en principio en TT Games van a centrarse en explotar las líneas propias propias de LEGO (LEGO City, Castle, Pharaoh's Quest...) antes que recurrir a potentes franquicias como LEGO Batman o LEGO Star Wars. Lo que está claro es que, a poco que te guste LEGO vas a disfrutar, y mucho, con LEGO Worlds.

 

 

Valoración

Un juego de construcción basado en las piezas LEGO tan grande como tú mismo lo quieras hacer. Si eres fan de la conocida marca danesa, lo vas a disfrutar.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Ofrece muchísimas posibilidades si tienes la paciencia suficiente como para llegar a explotarlas. Se adapta a todos los públicos.

Lo peor

Técnicamente tiene fallos que empañan la experiencia. Sus misiones suelen ser simples y se repiten mucho.

Lecturas recomendadas