Análisis

Análisis de Let's Fish! Hooked On

Por Mercedes López
-

Rapala, Bass Fishing, Reel Fishing... a lo largo de la historia, no ha habido consola alguna que se haya quedado sin juego de pesca. Ahora le llega el turno a Vita con este descargable repleto de opciones y horas de juego...

Los creadores del mítico SEGA Bass Fishing para Dreamcast, un juego de pesca que apostó por el arcade más puro y divertido (contó hasta con mando-caña de pescar), debutan en PS Vita con un juego de corte similar, orientado a todos los públicos gracias a un control muy sencillo que facilita la inmersión, valga el chiste malo, en el mundo de este deporte no tan mayoritario.

Y no solo eso. Let’s Fish! lo hace con una óptica bastante “nipona”, que nos presenta a cuatro personajes con “look” anime (cada uno con habilidades diferentes), un modo historia para cada uno de ellos (que se desarrolla a través de pantallas estáticas y texto) y un montón de torneos y retos para que “literalmente” nos enganchemos y mordamos el anzuelo…

Modos de juego para "picar"

Los dos modos principales son “Retos” y “Circuito Mundial”, aunque tampoco falta el clásico “Entrenamiento” (algo simple y limitado) y “Vista bajo el agua" (con el que observamos el fondo marino de los 11 escenarios con una cámara sobre raíles). Como su nombre indica, “Retos” nos invita a cumplir una determinada meta dentro de un tiempo variable: pescar X peces, que un solo pez pese X libras…

En estos retos, cada uno de los 11 entornos tiene 4 niveles (uno por cada estación del año, lo que modifica su apariencia, luz e incluso hora del día) y, a su vez, 3 desafíos, que al ir cumpliéndolos van desbloqueando otras estaciones y nuevos cebos. Incluso hay un ránking online donde dejar constancia de nuestras hazañas y ver las de los demás jugadores.

Por su parte, el modo “Circuito Mundial” nos cuenta la historia de cada uno de los personajes, al tiempo que competimos en 35 torneos divididos en diferentes categorías (amateur, profesional…), vamos subiendo de “nivel” y desarrollando nuevas habilidades, etc. Lo único malo es que las historias son bastante tontorronas y casi sobran por completo, por lo que muchas escenas las saltarás, aunque al menos los textos están en castellano.

Control físico y táctil

El control es bastante simple en todos estos modos y le cogerás el punto enseguida (en ocasiones recuerda a la serie Everybody’s por lo sencillo que es). A nosotros, nos gusta más con el control tradicional, aunque se puede jugar igual de bien tocando solo la pantalla (hay gestos o botones táctiles para todo, desde mover el sedal a recogerlo con el carrete con diferente velocidad e intesidad).

No faltan ni los clásicos indicadores como una barra para mostrar la fuerza del lanzamiento, dos formas de recoger el sedal (más rápida o con más control), etc. Todo muy sencillo, aunque la verdadera dificultad está en elegir bien el cebo, algo que en ocasiones es una prueba de ensayo y error y, que incluso una vez bien elegido, estaremos a merced de unas presas que actúan como les da la gana (unas veces morderán ese cebo, otras no).

Sumado a esto está el repetitivo proceso de pesca (hay quick time events para aflojar el sedal cuando el pez tira fuerte), que se repite en todos los casos y puede no gustar a todos porque se vuelve monótono muy rápido. Y es que Let’s Fish! nada en unas complicadas aguas, porque ni es un arcade puro y duro, ni es un simulador tipo Rapala. Su jugabilidad se mueve entre medias constantemente…

No es atún todo lo que brilla

Eso sí, tampoco esperes un dechado de virtudes, porque no las vas a encontrar. El juego tiene detalles bastante cutrones, como no ilustrar el momento en el que sacamos a la presa del agua (cuando está bajo el agua, vemos un fundido en blanco y el pez aparece en nuestras manos), por no hablar de unos entornos que ni por asomo aprovechan el potencial de Vita. Por no mencionar lo repetitivo de las frases que sueltan los 4 personajes, que también llegan a cansar.

Comparado con otros juegos de pesca también falla en otros aspectos tan absurdos como ofrecer unas zonas de pesca muy, muy limitadas. En teoría nos movemos por el agua en una barca, pero los controles de la misma están muy limitados (no podemos girar, ni prácticamente avanzar ni nada, salvo moverlos sobre un eje fijado sin posibilidad de rotar).

Pero, sin duda, lo más grave de todo es el tema de la IA “pescatera”, que resulta bastante aleatoria y cambiante, lo que dificulta un poco el proceso de aprendizaje. Si le perdonas estos fallos, y su repetitivo desarrollo, puede que te divierta sobre todo en sesiones cortas, al menos hasta que llegue a la portátil un pez más “gordo”.

Valoración

Let's Fish es un híbrido entre arcade y simulador de pesca, que a pesar de ser repetitivo y tener fallos importantes (como la IA), llega a enganchar por la cantidad de retos, desbloqueables y opciones que trae.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Modo historia, desafíos, 240 cebos para desbloquear... da bastante chicha por 20 euros.

Lo peor

Sistema de juego repetitivo, "inteligencia artificial" que desorienta, gráficamente mejorable.

Lecturas recomendadas