Análisis

Análisis de Life is Strange Episodio 1: Chrysalis

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: PS4

Venimos del futuro con el análisis de Life is Strange, el nuevo juego de los creadores de Remember Me. Chrysalis es el nombre del Episodio 1, que nos pone en la piel de la joven Maxine Cauldfield: una muchacha que por si no tuviera bastante con estar en plena adolescencia, descubre que es capaz de retroceder en el tiempo... 

Dontnod Entertainment es un estudio de origen francés que en 2013 lanzó al mercado su primer título, Remember Me... Y vaya si lo consiguieron (lo de ser recordados): el juego no acabo de cuajar entre crítica y público, y estuvo a punto de costarle al estudio la quiebra. Por suerte, consiguieron salir adelante y han trabajado duro en dos nuevos juegos: Vampyr, un RPG de chupasangres anunciado hace escasos días, y el que hoy nos ocupa: Life is Strange. Para esta nueva aventura, los chicos del estudio han copiado a pies juntillas la exitosa fórmula de Telltale Games: desarrollo en el que prima la narrativa, con gran cantidad de conversaciones en las que podemos decidir cómo evoluciona la historia, y formato episódico.

Life Is Strange añade un elemento muy interesante a esta fórmula que ya hemos catado en juegos como The Walking Dead, The Wolf Among Us, Tales From the Borderlands y Game of Thrones: ¡viajes en el tiempo! Max, la protagonista, es capaz de "rebobinar" el mundo a su alrededor... Y no, no se trata de un elemento puramente narrativo. Si a todo esto le unimos una historia que ha sido comparada con la fantástica a la par que surrealista Twin Peaks y un estilo artístico único e innovador, que bebe del cine independiente propio de festivales como Sundance... Nos encontramos con que Life Is Strange pinta demasiado bien. Pero... ¿Conseguirá triunfar allí donde Remember Me fracasó? Ya no hay vuelta atrás, vamos a descubrirlo.

Las ventajas de ser un marginado

La adolescencia es un periodo muy difícil, y si no, que se lo digan a Maxine Cauldfield, la protagonista de Life Is Strange. Esta joven de apenas 18 años sueña con triunfar en el mundo de la fotografía, por eso vuelve a Arcadia Bay, su ciudad natal, con el objetivo de asistir a las clases que imparte su mayor ídolo. Pero el que fue su lugar de residencia tres años atrás es ahora un mundo nuevo: la universidad, las clases, la gente... Todo ha cambiado, y la inseguridad de Max no ayuda a que consiga integrarse dentro del rebaño. Durante una de las clases, Max se abstrae en sus pensamientos (¿a quién no le ha pasado esto en el colegio?) con la mala suerte de que su profesor lo nota y aprovecha el momento de debilidad para hacerle una pregunta... Para la que nuestra protagonista no conoce respuesta.

Victoria, la típica chica popular cuyo hobby es hacer la vida imposible a aquellos a los que considera inferiores y que, por si no tuviera suficiente con haber sido bendecida con una cara bonita, también es una sabelotodo, aprovecha la ocasión para pavonearse, respondiendo a la pregunta correctamente y dejando a Max a la altura del betún, todo al mismo tiempo. Alicaída, nuestra protagonista decide ir al baño para tomar un respiro y disfrutar de unos preciados segundos solas. Sin embargo, lejos de relajación, allí descubre algo que pondrá su mundo patas arriba...

50 primeras citas

En su rincón de descanso, Max contempla impotente como una muchacha es asesinada a sangre fría por otro estudiante. Sin embargo, al extender la mano para intentar detener tan horrible suceso, todo a su alrededor comienza a agitarse violentamente y, cuando se quiere dar cuenta, vuelve a estar sentada en clase, exactamente en la misma posición que hace cinco minutos, escuchando a su profesor repetir las mismas palabras. Es en ese preciso instante cuando Life Is Strange desata todo su potencial: hasta ese momento habíamos tomado decisiones y explorado el entorno muy al estilo Telltale, pero el poder para retroceder en el tiempo lo cambia TODO.

El propio tutorial en el que aprendemos a manejarlo ya coquetea con la idea de utilizar semejante don en beneficio propio: igual que había sucedido minutos antes, el profesor le hace a Max una pregunta cuya respuesta desconoce y Victoria responde de forma perfecta. Pero ahora, el juego nos avisa de que conocemos nueva información que podemos utilizar en nuestro beneficio. Mantenemos pulsado el botón R2/LT y... ¡Voilà! El tiempo retrocede a nuestro alrededor. Cuando soltamos el gatillo, el profesor vuelve a plantear su pregunta y esta vez, entre las posibles respuesta que podemos dar, aparece una nueva... ¡La misma que ha dado/va a dar Victoria!

A partir de esta primera toma de contacto, el poder para retroceder en el tiempo estará disponible en todo momento, sin ningún tipo de límite o restricción a la hora de usarlo. Bueno, en realidad si que existe un límite: al acceder a ciertas zonas el juego nos advierte que no podremos rebobinar más allá de ese punto. Es una forma de recordar al jugador que no todo es mirar hacia atrás: también hay que poner la vista en el futuro. Este poder es sin duda la herramienta ideal para este tipo deaventura, porque a ver, ¿a quién no le ha pasado que, jugando a cualquiera de los títulos de Telltale Games, ha tomado una decisión y no ha quedado muy satisfecho con los resultados? Y seguro que más de una vez os habéis quedado con las ganas de saber que habría pasado si tomábais aquella decisión tan violenta...  El poder de Max sirve en este sentido para probar todas las posibles opciones y quedarnos con la que más nos guste.

El efecto mariposa

Las ventajas que ofrece un poder como este no se aplican sólo a la hora de "triunfar" en desafíos conversacionales, también nos encontraremos con distintos puzzles "temporales" a lo largo de la aventura: en lugar de ser los típicos que requieren de ingenio o habilidad, aquí todos giran en torno a una cadena de acontecimientos que se debe ejecutar en un orden muy concreto para salir triunfantes. Por ejemplo, imaginad que queréis coger un bote de colonia que está en lo alto de un armario: al intentar alcanzarlo, Max lo tira y se deshace contra el suelo en una explosión de cristales. Retrocedemos en el tiempo para que el bote vuelva a su posición y estado original, y examinando los alrededores, nos percatamos de que hay un cojín a pocos metros. Colocándolo justo donde sabemos que va a caer, conseguimos, ahora sí, hacernos con el bote de colonia. Este ejemplo (tranquilos, es inventado, no es una situación que se de en el propio juego) sirve como base para la mayoría de puzzles, aunque en algunos la cadena de acontecimientos es más compleja, mientras que en otros disponemos de un tiempo "limitado" para averiguar la solución (limitado entre comillas, porque aunque se acabe el tiempo, siempre podemos retroceder y volver a intentarlo).

Algunos puzzles juegan también con el hecho de que Max mantiene su posición en el escenario cuando utiliza su habilidad especial, permitiéndonos así atravesar lugares en principio inaccesibles. Hay que señalar que los puzzles de Life Is Strange Episodio 1: Chrysalis no abundan ni tampoco brillan por su dificultad. Creemos que se podría haber sacado mucho más partido a la mecánica en este sentido, pero según sus desarrolladores, han preferido centrarse en la historia.

Y hablando de historia, prácticamente todo lo que hagamos tiene un efecto que se deja notar a corto o largo plazo, algo que el juego nos recordará constantemente con el mensaje "esta acción tendrá consecuencias..." (muy en la línea del ya mítico "Clementine recordará esto..."). En este primer capítulo ya hemos visto cómo algunas de nuestras decisiones provocaban cambios en el mundo a nuestro alrededor, mientras que otras se han quedado en el aire, en vista a ser resultas en el futuro (o en los próximos episodios, más bien). Hay que tener mucho cuidado en este sentido, pues las decisiones que a priori pueden parecer "buenas" o "correctas" podrían ser el detonante para sucesos catastróficos...

Juno

Maxine, lejos de ser la "mosquita muerta" que puede parecer en un principio, es una muchacha muy inteligente, amante de la buena música y con extensos conocimientos sobre la "cultura freak"... Una chica muy especial, vaya. Sus constantes charlas interiores nos harán empatizar con ella rápidamente, y ciertas conversaciones en las que aparecen nombres como Akira o incluso Holocausto Caníbal conseguirán sacar una sonrisa al friqui que llevamos dentro. Y no sólo conversaciones: el juego está plagado de referencias a cine, series, libros... Desde la furgoneta de Breaking Bad hasta una matrícula en la que se puede leer TWN PKS. ¡Ah! Y si algunos de vosotros pilla la referencia al El Resplandor que nos lo diga, que se habrá ganado la medalla de honor al "friqui más auténtico".

Y llegamos al que probablemente es el apartado más sobresaliente de Life Is Strange, y ese es su estilo audiovisual. Aunque no se caracteriza por unos gráficos sobresalientes, el estilo influenciado por el cine independiente consigue que la obra de Dontnod Entertainment entre por los ojos desde el primer momento: la paleta de colores juega con los tonos pastel y el omnipresente naranja para dar una sensación melancólica, otoñal, que funciona a la perfección con el efecto garabato que producen los objetos y personas del escenario con los que podemos interactuar.

La banda sonora no se queda atrás, y nos sorprende en determinados momentos con canciones de tendencia indie/folk que se funden de forma magistral con el estilo característico de la aventura, y dan lugar a situaciones en que los sentimientos están a flor de piel. A destacar la maravillosa 'To All of You' de Syd Matters, que sirve a la perfección como pieza de bievenida y crea una secuencia de introducción simplemente brillante. Los "oídos entrenados" reconocerán también dentro de la banda sonora a Jose Gonzalez, a quién recordaréis por brindar su voz y habildad con la guitarra en uno de los momentos más recordados del magistral Red Dead Redemption. Es un estilo único y muy original, pero también presenta una pequeña tara: si no os gusta el cine independiente o la música folk (o dicho de otra manera: si no sois unos "hipsters"), entonces Life Is Strange no es vuestro juego...

El fuego camina conmigo

La historia, lejos de estancarse en el drama de insituto con poderes especiales, va despegando poco a poco para dar lugar a un misterio: la desaparición de una muchacha llamada Laura Palm... Perdón, Rachel Amber. Las conversaciones con el resto de habitantes nos irán dando indicios del destino de la chica, que estaba muy ligada a Chloe, amiga de la infancia de Max que sirve como co-protagonista y como contrapartida al carácter frágil e inseguro de la protagonista. Para cuando llega el final de la aventura (algo que no os llevará más de hora y media de juego) prácticamente todo los residentes de Arcadia Bay serán sospechosos, consiguiendo crear una estupenda sensación de intriga que nos ha dejado con ganas de saber más... Mucho más.

En definitiva, Chrysalis consigue sentar las bases para el gran viaje que está llamado a ser Life Is Strange. No es un juego largo (aunque siempre podéis buscar coleccionables, en este caso en forma de momentos a fotografiar) ni excesivamente complicado, pero compensa con creces gracias a una historia que mantienen en tensión, estilo único y las originales mecánicas temporales. Cierto es que dicho estilo no agradará a todos los gustos, pero por su precio de 4,99 € (19,99 si nos hacemos con el pase de temporada) merece la pena al menos darle una oportunidad.

Sin embargo, si sois aficionados al cine de autor y la música indie, esataréis más que encantados de rascaros los bolsillos. Además, tenemos una buena noticia: Dontnod Entertainment ha confirmado que los siguientes episodios se pondrán a la venta con seis semanas de diferencia, uno detrás de otro. Por lo que, si toda sale bien, el día 13 de marzo deberíamos estar disfrutando del Episodio 2. Desgraciadamente, y a pesar de que el co-fundador de Dontnod Entertainment nos aseguró que Chrysalis llegaría traducido al español, el Episodio 1 de Life is Strange cuenta únicamente con subtítulos en inglés y francés. Así que toca cruzar los dedos para que sigan el ejemplo de Telltale (también en este sentido) y nos ofrezcan una versión completa con subtítulos en castellano cuando se hayan puesto a la venta todos los episodios.

Valoración

Una película independiente convertida en videojuego. Su estilo, historia y personajes están a un gran nivel, y el poder para retroceder en el tiempo le da el toque de originalidad que se echa en falta en los últimos trabajos de Telltale.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

El estilo gráfico y la banda sonora, excepcionales. Retroceder en el tiempo mola...

Lo peor

... Pero podría estar mejor aprovechado. Que no te guste el "estilo independiente". En inglés.

Lecturas recomendadas