Análisis

Análisis de Life is Strange Episodio 3: Chaos Theory

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: PS4

Ya está aqui Life is Strange Episodio 3: Chaos Theory, el nuevo capítulo de esta particular aventura gráfica con complicadas decisiones morales, estilo independiente y retrocesos temporales. Max y Chloe, nuestras dos heroínas improvisadas, descubrirán que cambiar el pasado puede acarrear terribles consecuencias...

La vida es extraña y puede sorprendernos con las cosas que menos esperamos. Por ejemplo, ¿quién hubiese imaginado que mezclar elementos tan dispares como aventura gráfica, estilo impresionista, problemas de la adolescencia y viajes temporales daría como resultado un juego tan genial y sorprendente como Life is Strange? Probablemente, ni los chicos de Dontnod Entertainment, el estudio francés a cargo de la aventura, imaginaban que la historia de Max y Chloe conquistaría a los jugadores de la forma que lo ha hecho.

Tras dos capítulos sensacionales (Chrysalis y Out of Time) nos llega este tercero, Chaos Theory, que no sólo consigue mantener el nivel de los anteriores, sino que además eleva el listón y lo sitúa como el mejor hasta la fecha... Poniéndole, además, las cosas bastante difíciles a los dos que están por llegar. Pero no nos adelantemos a los acontecimientos; en su lugar, rebobinemos en el tiempo para descubrir qué nos ha parecido el Episodio 3 de Life is Strange.

Prueba/Error

La aventura empieza pocas horas después de los sucesos del segundo capítulo, y será diferente dependiendo de cómo se resolvió el gran momento final: (CUIDADO, SPOILERS DE 'OUT OF TIME' A CONTINUACIÓN) el intento de suicidio de Kate Marsh. Si conseguimos evitarlo, Kate seguirá vivita y coleando y el ambiente general será mucho más alegre. Por el contrario, si Kate murió (como fue nuestro caso), el campus estará de luto y encontraremos homenajes a la fallecida, alumnos que lamentan su muerte y nuevos diálogos en consonancia (FIN DE LOS SPOILERS).

Es encomiable el gran trabajo de Dontnod Entertainment en este sentido, pues nos encontramos, básicamente, ante dos historias completamente distintas y que merece la pena experimentar. Las situaciones que tienen lugar durante el capítulo son las mismas para ambas situaciones, pero el tono de la aventura y el estado de ánimo de Max cambian por completo.

Si ya jugásteis a los anteriores capítulos, sabéis perfectamente lo que vais a encontrar: una aventura gráfica con un estilo que rezuma olor a película independiente por los cuatro costados, algo de exploración, decisiones morales y la posibilidad de retroceder en el tiempo para solucionar puzzles o ver los distintos resultados de nuesttras decisiones.

Sin embargo, Chaos Theory eleva la fórmula Life is Strange a un nuevo nivel: no sólo encontramos más puzzles, sino también un ligero aumento en la dificultad, también encontramos más secciones de exploración y decisiones que nos tendrán varios minutos devanándonos los sesos. Aunque, eso sí, tampoco faltan decisiones más 'mundanas' que os sacarán una sonrisa... ¡Aunque eso no quita que también sean complicadas!

Acción/Reacción

En Dontnod Entertainment han demostrado tener un gran sentido del humor y un amplio conocimiento de la cultura geek, y en este episodio lo bordan todavía más: las referencias a cine, series e incluso videojuegos están a la orden del día, así que no es complicado sentirse como en casa paseando por las calles de Arcadia Bay. Creednos cuando os decimos que soltaréis más de una y de dos carcajadas con los comentarios internos de Max, ¡esta chica es puro oro! Tampoco faltan los guiños a momentos de los anteriores capítulos, como la torpeza de Max al intentar coger un objeto fuera de su alcance.

Además, este episodio incorpora (de forma bastante breve) un nuevo elemento jugable. No vamos a reventaros la sorpresa para que lo descubráis por vosotros mismos, sólo diremos que si habéis visto El Efecto Mariposa, pillaréis la referencia al instante. Y todo apunta a que en los próximos capítulos se le sacará mucho más partido a esta nueva propuesta...

A todo esto hay que sumarle que la duración del capítulo es superior a la de los anteriores: unas tres horas en comparación con las dos que ofrecen Chrysalis y Out of Time. Aunque, como siempre, esto depende de lo mucho que trasteemos por el escenario, si hablamos con todos los personajes, si nos dedicamos a tomar las fotografías coleccionables... Pero, en general, la sensación que nos deja Chaos Theory es la de estar mucho más pulido y trabajado que sus antecesores, que ya era bastante.

Causa/Efecto

Nos vemos en la obligación de volver a destacar el apartado artístico de Life is Strange: un estilo cel shading que abusa de los tonos pastel para regalarnos una sensación otoñal, típica de películas como Juno. La banda sonora no se queda atrás, destacando el gran trabajo de Jonathan Morali autor de los temas principales. Las canciones licenciadas no faltan tampoco a la cita, y encontramos temas muy acorde con el estilo de juego.

De hecho, y como curiosidad, hay canciones que sólo escuchamos si investigamos lo suficiente (por ejemplo, esperando a que termine la canción que suena y acercándonos al reproductor de música para elegir una nueva). También es curiosa la forma en que evoluciona la vestimenta de Max a lo largo del episodio, algo que aporta dinamismo y carisma a la protagonista, o detalles tan simples y a la par inteligentes como que utilice el flash de su teléfono móvil para alumbrar zonas oscuras. Son pequeños detalles como estos los que hacen de Life is Strange un juego único que rebosa personalidad y carisma, aunque, eso sí, su estilo puede no ser del gusto de todos.

Pero donde sin lugar a dudas brilla Chaos Theory, es en su historia: tras reforjar su amistad en los anteriores capítulos, Chloe y Max desarrollan aquí un vínculo único que consigue involucrar al jugador, consiguiendo que nos preocupemos por todas las cosas que les pasan a las heroínas a lo largo del capítulo (que no son pocas), alcanzando el clímax al final del capítulo... Un final sorprendente, desgarrador y que hará que vuestros niveles de ansiedad se salgan de las tablas.

En definitiva, Life is Strange Episodio 3: Chaos Theory es el mejor capítulo hasta la fecha y una compra obligada para cualquiera que haya seguido la historia desde Chrysalis, o tenga un mínimo interés por conocer el maravilloso mundo con reminiscencias de Twin Peaks que los chicos de Dontnod Entertainment han creado. Eso sí, si luego os quedáis sin uñas esperando a Dark Room (el Episodio 4) no queremos saber nada.

Chaos Theory ya está a la venta para PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y PC a un precio de 4,99 €, aunque también podéis haceros con los cinco capítulos por 19,99 €. Al igual que los dos anteriores, el Episodio 3 de Life is Strange llega completamente en inglés.

Valoración

Chaos Theory supera con creces a los anteriores episodios, ofreciendo una experiencia única y apasionante que ningún fan de las aventuras gráficas y las buenas historias debería perderse.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Mayor duración e importancia de puzzles y exploración. Un final que os dejará boquiabiertos.

Lo peor

Tener que esperar hasta el siguiente episodio. Una vez más, totalmente en inglés.

Lecturas recomendadas