Análisis

Análisis de Magicka 2

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS4

A golpe de hechizo. Así llega nuestro análisis de Magicka 2, la continuación del divertido juego de acción, magia y humor que nos conquistó hace 4 años en PC, y que ahora demuestra su potencial en PS4, plataforma en la que podemos disfrutarlo sin coste en noviembre gracias a su llegada a PS Plus.

En enero de 2011, Arrowhead Game Studios y Paradox Interactive sorprendieron a los usuarios de Steam con el lanzamiento de Magicka, un peculiar juego de fantasía con perspectiva isométrica que, a primera vista, parecía uno más de los numerosos títulos "sencillos" de acción que poblaban (y que lo siguen haciendo) la popular plataforma online para PC.

Sin embargo, los que tuvimos la suerte de probar el original pronto descubrimos que -sobre todo en el mundo de los magos- las apariencias engañan y que Magicka encerraba muchísimo más de lo que imaginábamos, o lo que es lo mismo, una experiencia profunda, complicada y, sobre todo, muy divertida, gracias a elementos como su genial sistema de hechizos, a su irreverente sentido del humor o a sus posibilidades multijugador.

Esta buena combinación, unida a un acertado apartado artístico y a un universo propio de lo más carismático, hizo que millones de jugadores se unieran a la lucha de los 4 magos protagonistas, lo que dio a pie a diferentes expansiones de Magicka, versiones del título para iOS y Android y, por supuesto, a Magicka 2, una secuela que, a diferencia del original, no está desarrollada por Arrowhead Game Studios, sino por Pieces Interactive, autores de los DLC del primer título.

Este cambio de desarrollador, lejos de suponer una ruptura con las premisas principales de Magicka, no se deja notar demasiado en esta continuación, debido a que su apuesta no puede ser más continuista, por lo que si habéis jugado al original pronto os encontraréis como en casa. Una muy agitada, eso sí.

Tiñendo Midgar de magia y fantasía

La historia de Magicka 2, lejos de ser su fuerte, sirve para ponernos en situación en este mundo de fantasía y como desternillante hilo conductor para sus numerosos combates, que afontamos en la piel de un poderoso mago con la misión de rescatar a una misteriosa niña. Por su sencillez, la historia del juego pronto pasa a segundo plano, pero hay que reconocer que consigue hacernos soltar más de una carcajada gracias a su genial sentido del humor, que nos deleita con ingeniosos diálogos, personajes tan molones como Vlad, "el vampiro que no es un vampiro", o situaciones realmente irreverentes.

Este tono desenfadado, que casa a la perfección con el colorido aspecto de Midgar y sus aldeanos, puede hacer que nos confiemos al principio, pero -como os decíamos al principio de este análisis- en Magicka casi nunca nada es lo que parece y ya el tutorial deja claro que estamos ante un juego repleto de posibilidades y que exige un buen número de horas para dominar todas sus vertientes, siendo la más relevante de ellas los hechizos.

En Magicka 2, y al igual que el original, contamos con 8 elementos con los que componer nuestras magias, o 'magicks', y la forma en la que lo hacemos requiere que saquemos a relucir todos nuestros conocimientos de alquimia, puesto que podemos combinar cada uno de ellos en las 5 ranuras que posee nuestro mago.


Así, tenemos desde la clásica combinación de fuego y agua para obtener vapor, a otras muchas variantes con efectos de todo tipo, y que podemos utilizar en nuestro propio mago, contra los enemigos o, aún más divertido, en los atónitos aldeanos, que nos sirven de conejillos de indias. Además del dominio de la magia, el mago protagonista también es ducho en la lucha cuerpo a cuerpo, y puede atacar a los goblins y demás criaturas con espadas, hachas y otras armas que encuentra en su camino, y a las que también puede encantar con magia.

Este desarrollo, que nos insta a avanzar mientras derrotamos a todos los enemigos que nos salen al paso, se hace bastante ameno si jugamos en solitario, pero alcanza su máxima expresión cuando accedemos al modo multijugador, ya sea a través de internet o en una misma consola, y en el que hasta 4 magos deben cooperar para completar el modo historia. Son en estas partidas en compañía en las que Magicka 2 saca a relucir todo su potencial, con algunos momentos tan épicos como confusos, algo a lo que contribuye el elevado número de enemigos y elementos en pantalla, así como el fuego amigo, que hace que tengamos que tener mucho cuidado con nuestros compañeros.


Un Modo Desafío, en el que tenemos que repeler hordas de enemigos, completa la oferta de la continuación de Magicka. Un título que, por su profunda propuesta, no es para todo el mundo, pero que -si le dedicáis el tiempo suficiente- se muestra capaz de ofrecer momentos memorables, en especial en sus partidas cooperativas. 


Valoración

Magicka 2 se estrena en PS4 y lo hace como mejor sabe; con una divertida mezcla de acción, rol y estrategia en forma de decenas de posibilidades de crear magia. No innova demasiado, pero consigue divertir, sobre todo en su modo multijugador.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Las combinaciones de hechizos y sus efectos. El modo multijugador cooperativo.

Lo peor

En solitario no es tan divertido. Técnicamente no aprovecha las capacidades de PS4

Lecturas recomendadas