Análisis

Análisis de Mega Man Xtreme

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: 3DS

Mega Man Xtreme, la aventura más portátil del héroe azul de Capcom, llega hasta los circuitos de Nintendo 3DS para demostrar que aún no ha dicho la última palabra. X se embarca en una misión por el cyber-espacio que le llevará a rememorar sus batallas más antológicas (con la siempre inestimable ayuda de Zero) pero... ¿Cómo le habrá sentado el paso del tiempo? Seguid leyendo si queréis descubrirlo.

Tras disfrutar de nada menos que cinco entregas de Megan Man en Game Boy, un 24 de agosto de 2001 llegaba a las portátiles nintenderas de toda Europa Mega Man X, la versión seria de este androide azulado que tan buenos ratos nos hizo pasar en Super Nintendo. Tomando inspiración de las dos primeras entregas aparecidas para la consola de 16 bits, Mega Man Xtreme nos permitió disfrutar de toda la acción y dificultad de las aventuras de X y Zero en el autobús, de camino al pueblo o, por qué no decirlo, en el baño. Este título, tal cual lo conocimos, ha llegado hace unos días hasta la eShop de Nintendo a través de la Consola Virtual de 3DS, y nosotros os traemos nuestro análisis después de pegarnos un buen número de horas eliminando enemigos con el X-Buster.

De Maverick Hunter a hacker informático

La historia de Mega Man Xtreme tiene lugar poco después de los sucesos de Mega Man X 2: un grupo de hackers, conocido como "Shadow Hunters", piratea el ordenador central del planeta, desestabilizando todas las redes y permitiendo que los Mavericks (androides con intenciones poco amistosas) campen a sus anchas. X, con la ayuda de Zero y un nuevo personaje llamado Middy, se introduce en el cyber espacio para acabar con copias de algunos de sus enemigos más poderosos y así dar, de una vez por todas, al traste con los planes de los Shadow Hunters. Como ya os estaréis imaginando, el argumento no es más que una excusa para llevar a terreno portátil algunos de los niveles más emblemáticos de la primera y segunda entrega de la saga "X". Fijaos en la fase con la que empieza el juego y decidnos si os recuerda a algo...

Creo que he tenido un déjà vu

Los jefes no se quedan atrás: Storm Eagle, Flame Stag, Chill Penguin, Spark Mandrill... Enemigos míticos contra los que ya tuvimos que sudar la gota gorda en las versiones de sobremesa vuelven a esperarnos al final de cada nivel, así que si fuistéis capaces de derrotarlos entonces, esto será pan comido. El desarrollo en ese sentido tampoco ha variado ni un ápice, disfrutando de la combinación de plataformas de scroll lateral y acción constante a la que nos tiene acostumbrados la saga: X puede moverse a izquierda y derecha, saltar, desplazarse a toda velocidad (conocido comúnmente como "dash") y, por supuesto, utilizar su X-Buster con disparos normales o cargados. A la hora de elegir fases, lo hacemos mediante la manera característica de la saga: una parrilla nos muestra cuatro jefes y su respectiva fase (que normalmente va en consonancia con el enemigo) y, una vez eliminados los cuatro, se nos presenta una nueva parrilla con nuevos desafíos a superar.

Como viene siendo habitual, una vez derrotemos a los jefes obtendremos su arma principal, la cual nos vendrá de perlas pues todos los enemigos del juego son vulnerables a un tipo de elemento, dotando de cierto toque estratégico al título a la hora de elegir el orden en que afrontamos los niveles. Por su parte, las melodías más conocidas se adaptaron al chip de sonido de Game Boy, y aunque no suenan tan bien como lo hacían en Super nintendo, hay que reconcoer que tienen su encanto. Gráficamente pasa algo parecido: obviamente no está al nivel de los Megan Man X, pero los sprites se adaptaron de forma fantástica a la pequeña portátil de Nintendo, y se mueven con una fluidez que da gusto. Eso sí, al ser una conversión directa a 3DS de dicho título, arrastra algunos de los problemas que poséia ésta, como el molesto parpadeo que acusan los personajes en ciertas ocasiones. Los controles, sin ser ni mucho menos malos, no acaban de parecernos tan precisos como en Game Boy... Aunque quizás es debido a nuestra obsesión por jugar de forma clásica, utilizando la cruceta de 3DS en lugar del stick analógico.

Dificultad no apta para todos los públicos

Si por algo se caracterizan los juegos de la saga Mega Man es por su elevadísima dificultad. Veremos la pantalla de Game Over más veces de las que nos gustaría, en especial contra los jefes. Por suerte, en esta entrega se introdujeron dos opciones que nos facilitan un poco las cosas (aunque tampoco demasiado): cuenta con un sistema de checkpoints mejorado, ahora vemos dónde vamos a aparecer exactamente la próxima vez que la vida de X llegue a 0. Además, en lugar de tener que introducir una engorrosa contraseña cada que deseemos continuar la partida, el título cuenta con la opción de guardar al terminar cada nivel. Una de las características más interesantes introducidas en la saga X, la posibilidad de ir consiguiendo piezas de equipamiento que otorgan nuevas habilidades, también hizo acto de presencia en esta entrega, así que es importante registrar bien los escenarios en busca de cualquier tipo de mejora que pueda hacernos la vida más fácil.

Pequeñito pero matón

En general, Mega Man Xtreme resulta un juego fantástico que agradará a fans del personaje y de los juegos de acción y plataformas, aunque su elevada dificultad puede tirar para atrás a más de uno. Se echan en falta mejoras en la resolución (la opción de ponerlo a pantalla completa habría sido sensacional) o, puestos a pedir, algún tipo de uso para la segunda pantalla... Pero como viene siendo costumbre, estos títulos llegan a la Consola Virtual de forma "pura", así que tampoco nos extraña. Su principal problema es que al ser una versión recortada de los Mega Man X de Super Nintendo, en el momento en que estos lleguen a la eShop, Xtreme quedará poco menos que obsoleto. Aun así, y hasta que llegue ese día, por tan solo 4,99 € podéis haceros con una aventura del androide azul muy desafiante, pero por encima de todo, tremendamente divertida.

Valoración

Fantástica adaptación a terreno portátil de las dos primeras entregas de Super Nintendo, que mantendrá entretenidos a los fans hasta la llegada de Mega Man X a la Consola Virtual de 3DS.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Todo el encanto de Mega Man X, en 8 bits. Jefes, niveles y melodías clásicos.

Lo peor

Dificultad no apta para todos los públicos. Fallos gráficos en ciertos niveles.

Lecturas recomendadas