Análisis

Análisis de Might & Magic X Legacy para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

Nueva entrega de la legendaria saga Might & Magic, que mira de reojo a los juegos más clásicos del género, en una especie de homenaje al rol pecero de la vieja escuela, y con un buen puñado de novedades, que no gustarán a todos por igual.

Esta nueva entrega de Might & Magic rezuma rol clásico por sus cuatro costados, partiendo de un sistema de exploración que recuerda a las sagas de mazmorras más veteranas. Aun así, como decía antes, este giro a lo clásico puede no ser una gran noticia, para depende de qué tipo de jugador hablemos.

Un universo cuadriculado

Lo primero que nos sorprende al explorar el mundo de este Might & Magic X Legacy es el modo en que nos permite movernos por él. Lejos de permitirnos libertad plena de movimientos, como en la mayoría de títulos del género, todo se desarrolla dentro de una cuadrícula que nos permite sólo movimientos hacia los puntos cardinales.

Esto quiere decir que lo de moverse en diagonal es imposible. De todas maneras, mientras jugamos, el pequeño mapa de la zona que estamos explorando nos ayudará a saber en qué dirección podemos movernos y en cual no, mostrándonos como si de un tablero se tratara la disposición de nuestro entorno.

En este tablero también veremos en qué estancias podemos entrar y en cuáles no, con una serie de símbolos que nos ahorrarán tener que ir llamando puerta a puerta para ver si podemos entrar a explorar estas estancias. Esto se puede interpretar de dos maneras, una, nos permite aprovechar más el tiempo, o  dos, quita un poco de gracia al rollo exploración, siendo todo mucho más previsible.

Una vez entremos en las estancias, en lugar de encontrar habitaciones, tabernas o iglesias mostradas en 3D, reconocemos otro guiño al pasado, al mostrar estos lugares a través de buenas ilustraciones, que le dan un toque más rolero y clásico, una razón más para considerar a este Might & Magic X Legacy un título de la vieja escuela.

No obstante, aunque nuestro movimiento sea muy cuadriculado, con el botón derecho del ratón podremos mirar a nuestro alrededor con total libertad, en una demostración de que la posibilidad de poder haber explorado el mundo libremente está ahí, pero los chicos de Limbic han preferido limitarlo a este tipo de desarrollo más clásico.

Evolución de nuestros personajes

Como en cualquier juego de rol que se precie, y más si hablamos de Might & Magic, la posibilidad de evolución de nuestros personajes es muy amplia. Como es norma en el género, todo barril o cofre que nos encontremos nos reportará todo tipo de objetos, que podremos vender a buen precio o bien equipar para aumentar nuestro poder de ataque o nivel de magia.

Según la composición de nuestro grupo de exploradores, podremos hacer uso de un tipo de magias o aptitudes de combate. Todas estas aptitudes se pueden ir mejorando con sólo ir a ver a los especialistas de cada disciplina, pudiendo entrenar con sus diferentes maestros.

De esta manera, nuestras hechiceras podrán mejorar su magia, descubriendo nuevos tipos de ataque; los guerreros podrán entrenar su destreza con las diferentes armas, que podremos adquirir a los diferentes comerciantes o bien descubrir en cofres, toneles o como botín al terminar los combates. Al final, la clase de personaje que estemos evolucionando condicionará la dirección en que pueda hacerlo.

Al comenzar nuestra aventura, tendremos que configurar el grupo de personajes que compondrá la compañía inicial. Podremos elegir hasta cuatro, de entre una variedad de razas, como orcos, enanos, humanos y elfos. Es evidente que, según el tipo de combate que nos guste desarrollar, elegiremos un tipo u otro de criaturas.

Dentro de estas razas existen clases, que vienen a ser el “oficio” al que se dedican cada uno de estos personajes. Suponen el perfil genérico de los juegos de rol tradicionales, como los magos, que son los hechiceros por antonomasia, los cruzados, que basan toda su fuerza de combate en el cuerpo a cuerpo y lo mercenarios, que tienen especial destreza en el uso de las armas.

Así, de esta manera, la elección de nuestro grupo marcará en gran parte el camino a seguir. Además de estos cuatro personajes, podremos contratar hasta otros dos, de manera puntual, normalmente especialistas en rastrear los caminos o curanderos que nos apoyarán en caso de combate, reviviendo a nuestros personajes o aportándoles el antídoto necesario para superar un envenenamiento.

Sistema de combate

Sin duda el epicentro de Might & Magic X Legacy son sus combates. Estos combates marcarán nuestro futuro en el juego de manera dramática, ya que una vez nos metamos a repartir estopa a nuestros enemigos, no podremos huir, lo que se convertirá en un todo o nada para nuestra compañía.

Dicho esto, ahora nuestros cuatro personajes, además de tener su barra de energía, también tendrán otra de maná, de color azul, que condicionará el número de ataques especiales que podemos realizar en cada turno. Cada uno de estos ataques especiales quemará maná, por lo que tendremos que estar atentos a esta barra para no quedarnos tirados y sin posibilidad de hacer un ataque especial en el momento menos oportuno.

Sin duda, los combates de Might & Magic X Legacy son marca de la casa. Su desarrollo por turnos nos obliga a ser unos estrategas de primera, ya que debemos adelantarnos a los acontecimientos y prever qué tipo de ataque puede realizar nuestro enemigo en el próximo turno.

Todo ello sin dejar de lado el elemento de estrategia que supone la cuadrícula del escenario, que en caso de enfrentamiento nos puede servir para recular y tomar una mejor posición de combate respecto de nuestros enemigos, adelantándonos a posibles movimientos de pinza del enemigo cuando son más de uno.

Mejor cuanto más cerca

Durante el combate, e incluso antes de él, antes de tener ante nuestras narices al enemigo, podremos realizar ataques a distancia, que todo hay que decirlo, no sirven de prácticamente nada, ya que el daño que propinan en el enemigo es muy leve, lo que hace que las maniobras evasivas respecto de los enemigos, no tengan mucho valor.

Al final a lo que nos obliga el sistema de combate de Might & Magic X Legacy es al cuerpo a cuerpo, y como decíamos antes, al meternos de lleno en el combate es cosa de vida o muerte, por lo que un buen consejo es grabar la partida justo antes de comenzar, por si las moscas. El caso es que una vez en combate, una mala planificación puede llevar todo al traste.

Puede que habernos gastado el dinero previamente en contratar a alguien o en algún tipo de arma o hechizo, no nos sirva de nada si no entramos al trapo bien provistos de pócimas, tanto para regenerar nuestra salud, como para regenerar nuestros niveles de maná. Porque la victoria depende en gran parte de nuestras reservas de este tipo.

Por mucho que nuestros personajes sepan hacer todo tipo de hechizos y de ataques cuerpo a cuerpo, si no tenemos el maná suficiente, todo se irá al traste, y más cuando nuestro enemigo es inmune a casi todo, un aspecto que desequilibra bastante la balanza durante el combate y que puede llegar a desquiciar, por no decir los ataques que acaban con la vida de alguno de nuestros personajes de un solo zarpazo.

Al final esto quiere decir que quizás haya una dependencia extrema de este tipo de pociones, por lo que hay que administrar mucho nuestro dinero para que nunca nos falten en el momento más necesario. Los jugadores veteranos no encontrarán mayor problema, pero si es posible que una mala planificación y uso de nuestros recursos obligue a comenzar de nuevo o volver a un punto del juego anterior, al ser materialmente imposible doblegar a algunos enemigos sin este tipo de pócimas.

Apartado técnico modesto

La verdad que el apartado técnico de Might & Magic X Legacy nos ha dejado una sensación agridulce. Por un lado sensación dulce porque en su conjunto nos da la impresión de estar ante un juego de de los de antes, sobre todo por la manera en que nos movemos por el mapa y por la imágenes interiores de las estancias, que son clásicas ilustraciones, al estilo más tradicional de los juegos de rol.

Por otro lado, desde el punto de vista de rendimiento, el motor 3D usado para este de Might & Magic X Legacy ha sido Unity, y es inexplicablemente ineficiente. Aunque nos muestra unos entornos coloridos, con transiciones del día a la noche, atardeceres, amaneceres y un largo etcétera de efectos de luz, vemos como todo se mueve de manera brusca a nuestro alrededor.

Todo ello pese a estar jugando en un ordenador bastante potente, lo que denota cierta inexperiencia del nuevo estudio de desarrollo puesto al frente de este proyecto por Ubisoft, los chicos de Limbic. Mientras que en los espacios abiertos el motor 3D se mueve con cierta dificultad, en las mazmorras y lugares más recogidos es donde el entorno se mueve con más soltura, algo obvio, faltaría más.

Esto evidentemente denota que el motor Unity para mover Might & Magic X Legacy no se siente especialmente bien en entornos como nuestros PCs. No obstante, y aunque suene antagónico, esta circunstancia gráfica contribuye una vez más a crear esa vieja atmósfera de un juego de rol de clásico.

El apartado sonoro es correcto, con voces en inglés, pero con los textos íntegramente traducidos a nuestro idioma. En cuanto a los efectos de sonido, son los que podríamos esperar en un juego de estas características, sin llegar a deslumbrar, pero tampoco desentonando en el conjunto.

Conclusión

Hay dos formas de ver y analizar este Might & Magic X Legacy. Habrá muchos jugadores que al probarlo se queden con ganas de más, pensando que es un juego con un desarrollo muy encorsetado, gráficamente plano y que poco o nada puede aportar al género del rol o los RPG actuales.

Pero hay otros, entre los que me encuentro, que si bien reconozco que es un juego que podría haber salido hace diez años, tiene un encanto añejo. Es un juego que sin grandes alardes técnicos engancha desde el principio, nos cuenta una historia interesante, mientras descubrimos un rico mundo fantástico, de una manera que nos recuerda a los juegos de rol de mediados de los 90.

Ahora bien, Might & Magic X Legacy es un juego que sobre todo gustará a los seguidores más fieles de la saga, los amantes de World of Xeen, que verán en esta entrega una buena revisión del título. En cambio, los que nunca lo hayan jugado, y no estén acostumbrados a un tipo dedesarrollo tan clásico, quizás se sientan algo decepcionados.

Seguramente será uno de esos juegos que generen controversias, que no gusten a todos por igual. Pero tiene algo, que hace de él un título especial. Influirá mucho de la experiencia previa que hayas tenido como jugador, para que te parezca un buen juego, o bien un título totalmente prescindible.Yo personalmente me quedo con lo primero.

Valoración

Might & Magic X Legacy es un buen juego de rol, un homenaje a la vieja escuela del género, pero quizás a muchos les sepa a poco, en comparación con otros títulos actuales.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Recupera el rol clásico al más puro estilo World of Xeen.

Lo peor

Gráfica y técnicamente se queda muy justo, extrema dependencia de las pócimas de maná.

Lecturas recomendadas