Análisis

Análisis de Minecraft para PS4 y Xbox One

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Xbox One

Superar retos siempre es atractivo, pero... ¿Y si los creamos nosotros mismos? ¡Todavía mejor! Los creepers, los enderman y las nubes a base de cubos vuelven a la carga con Minecraft para PS4 y Xbox One.

Ya hace tiempo que estamos acostumbrados al éxito de Minecraft. De hecho, el título de Mojang no se cansa de estar entre los más vendidos de nuestro país (y buena parte del planeta) mes tras mes. Hace varios meses que el juego llegó a 360 primero y PS3 después; es ahora cuando desembarca en la nueva generación.

Si nunca habéis probado Minecraft, estaréis un poco extrañados del bombo tan enorme que se da a un juego tan aparentemente simplón. ¿Cómo es posible que haya cosechado tanto éxito? La clave está en la creatividad que puede despertar en nosotros.

Para empezar, cada partida es diferente porque el mundo de nuestra partida se crea aleatoriamente (si bien existe una opción para introducir códigos que generan entornos concretos). Una vez en el mundo, nuestra misión es explorar y extraer todas las materias primas que podamos. El entorno está formado por pequeños bloques y cada uno de ellos se puede extraer para dar pie a nuevos objetos: puertas, armas, vías, comida... ¡De todo! A partir de ellos podemos crear cualquier estructura que se nos ocurra. ¿Os apetece tener vuestra Torre Eiffel? ¿Quizá una pirámide? ¿O una montaña rusa? No hay problema, siempre que contéis con los materiales necesarios y le dediquéis el tiempo suficiente.

¿Es el objetivo de Minecraft construir y punto? Bueno, es el principal incentivo, pero el juego nos ofrece un "final": si encontramos los objetos necesarios (algo que requiere muuuuchas horas) podemos...

ojo, spoilers sobre la "trama"

...construir un portal que nos lleve a El Fin, una dimensión nueva en la que nos aguarda el duelo contra un dragón. Pero eso no deja de ser una curiosidad. La verdadera gracia está en explorar lo inexplorado.

Fin de los spoilers

Si puedes imaginarlo, puedes construirlo

El principal problema que tuvo el juego cuando aterrizó en 360 fue la ausencia del modo Creativo. Sin él, era necesario ir "a pie" por todo el mapeado y encontrar los ingredientes uno a uno para construir lo que tuviéramos en mente. Eso es una labor lenta y trabajosa, en buena medida porque el juego se mueve en un ciclo día-noche... ¡Y por la noche salen monstruos! En esa franja es imposible ponerse a construir (unos cuantos ataques enemigos y moriremos) y podemos optar por meternos en un refugio que hayamos construido o explorar con nuestro arma en la mano.

Con el modo Creativo, sin embargo, somos invulnerables y podemos volar a placer por el escenario. Además, tenemos desde el principio una cantidad infinita de todos los ingredientes, así que solo tenemos que preocuparnos de crear. La idea es hacer eso primero para luego enfrentarnos en el modo Supervivencia a los retos que hayamos diseñado. Pero también habrá quien prefiera currárselo paso a paso y conseguirlo todo solamente en el modo Supervivencia...

El modo Creativo llegó un tiempo después a consolas gracias a una descarga gratuita, pero las versiones PS4 y One incluyen este modo desde el principio. No solo eso: si, por ejemplo, teníamos el juego en 360 y ahora lo tenemos en One, podemos exportar los mapas que habíamos diseñado (hay que activar la opción en 360 primero). También se exportan todos los DLCs que hubiéramos adquirido en la "antigua generación". ¡Y hay una buena cantidad! Por ejemplo, los packs de skins de personajes Marvel. Y, cómo no, cada versión tiene sus DLCs gratuitos. En PS4 encontramos "trajes" de Kratos o Ratchet, por ejemplo, mientras que en One hay un pack de texturas (con música original incluída) basado en Halo.

De hecho, los DLCs basados en packs de texturas se pueden probar todo lo que queramos, gratis, aunque no los hayamos adquirido. La pega es que no podremos salvar la partida.

En compañía, sí, pero no demasiada

Una de las novedades que se habían anunciado para estas nuevas versiones era un multijugador más grande que los anteriores. Pues bien, parece que por ahora eso no se ha cumplido. Tenemos un modo a pantalla partida para 4 personas y un modo online para hasta 8. No está mal, pero eso ya estaba en las entregas previas. Los desarrolladores han prometido que lo solventarán con una futura descarga, pero aún no sabemos cuándo llegará.

El rendimiento técnico sí ha cumplido las promesas: los gráficos se mueven con bastante solidez en 1080p y 60 frames por segundo y, además, el mundo que generemos puede ser hasta 36 veces más grandes que en la entrega previa. Además, la distancia de dibujado (es decir, desde qué distancia "brotan" los objetos) también se ha mejorado.

Todo esto es lo que figura sobre el papel, pero la verdad es que, desde nuestra experiencia (hemos podido probar la versión One), el apartado técnico podría haber estado más pulido. Sigue habiendo bastante popping y algún bajón que otro en la tasa de frames. Por lo general hay mucha solidez, pero sobre todo en el modo Creativo, si volamos muy alto y queremos otear mucho horizonte, notamos algún "achaque" en el rendimiento. No es, ni mucho menos, algo que afecte a la experiencia de juego, en cualquier caso.

Sí nos hubiera gustado que hubiera alguna función extra pensada para aprovechar las prestaciones de las nuevas consolas, pero no tenemos más que función de vibración y juego remoto en Vita si lo compramos en PS4. Por cierto, hablando de Vita: seguimos a la espera de que ese anunciado Minecraft Vita Edition. Por ahora, sigue sin haber una fecha de lanzamiento definitiva...

Y llegamos al otro tema espinoso: el precio. En este caso, los juegos se ponen a la venta a 18,99 euros (por ahora, solo llegan en versión descargable), si bien se pueden obtener por 5 si teníais una versión de la anterior generación.

¿Estamos ante un título caro si tenemos en cuenta su espíritu "antiblockbuster"? En nuestra opinión, los 19 "lerus" están justificados si de verdad vais a dedicar horas al juego. Porque la duración del mismo es tan grande como lo sea vuestra imaginación. Si sois gente constante y creativa, tenéis un título prácticamente infinito.

Por supuesto, no es tan redondo como la versión PC ni en su interfaz (el contro, con ratón es más cómodo) ni por su versatilidad (hay un mundo de mods por descubrir en ordenadores), pero es una conversión muy acertada.

Y sí, ya sabemos que muchos sentís reticencia a probarlo: que si "youtubers" que no os caen bien, que si niños rata, que si es demasiado simplote visualmente... De verdad, dadle una oportunidad. Puede que os deje absolutamente fríos o puede que os enganche sin remedio. Como todas las ideas rompedoras, no tiene por qué casar con todo el mundo...

Valoración

Una edición muy completa y tan divertida como siempre, aunque quizá podrían haberse explotado más las prestaciones de la nueva consola.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

La cantidad de opciones que ofrece.

Lo peor

El multijugador no ha crecido como prometieron... Por ahora

Lecturas recomendadas