Análisis

Análisis de Minecraft Xbox 360 Edition

Por Daniel Quesada
-

El exitazo de Mojang en PC prueba suerte en Xbox 360. La editora 4J Studios toma el relevo para crear este Minecraft Xbox 360 Edition. Soy mineeerooo y templé mi corazón con pico y barrenaaaaa...

ACTUALIZADO 28-06-2013: Hoy sale a la venta la edición física de Minecraft Xbox 360 Edition, motivo por el cual aprovechamos para actualizar el análisis original de este juego. En la edición física se incorporan todas las novedades que se fueron lanzando para la versión descargable, como la dimensión El fin, montones de objetos nuevos y, sobre todo, el ansiado Modo Creativo, que nos permite disponer de muchos items de creación desde el principio, volar y construir libremente, sin preocuparnos de sobrevivir. Todas estas novedades mejoran bastante la experiencia de juego, razón por la que hemos subido la nota final hasta el 85.

TEXTO ORIGINAL (08-05-2012):

Minecraft se lanzó originalmente en PC, hace casi tres años, pero en fase beta. Su planteamiento parecía tan sencillo como inteligente: podemos desplazarnos libremente en un enorme entorno 3D y, además de explorarlo, tenemos la capacidad de crear lo que nos dé la gana, siempre que contemos con las materias primas necesarias. Ese mismo juego se puede descargar ahora en Xbox 360 a un precio de 1600 Microsoft Points. Incluye ligeras variaciones en el desarrollo.

Curso rápido de minería

En este nuevo Minecraft controlamos a un personaje anónimo (en el original se le llama Steve) desde una perspectiva subjetiva. Nuestra gama de movimientos se reduce a caminar, saltar y usar el objeto que tengamos equipado. Ese objeto puede ser un pico para extraer minerales, una azada, una espada y muchas cosas más. Mientras caminamos, puede cambiar el clima y el día dará paso a la noche. Mientras haya oscuridad nos encontramos con monstruos: zombis, esqueletos, arañas o creepers (que, extrañamente, han sido traducidos aquí como "reptiles") pueden mermar nuestra salud hasta matarnos. Si esto sucede, perdemos los items recolectados y reaparecemos en otro lugar.

Además de interactuar con el mundo, podemos añadir nuevos elementos en él. Todo el juego está construido en base a bloques, como si se tratara de objetos creados con LEGO. Esos bloques se pueden destruir o extraer. Asimismo, es posible añadir nuevos, los cuales pueden ser de arena, piedra o cualquier otro material. A base de combinar los bloques creamos lo que se nos ocurra, desde casas hasta montañas rusas. Gracias a objetos especiales como interruptores o plataformas de presión se abre la puerta a estructuras más complejas: recorridos para vagonetas, fortalezas que se abren con el conmutador adecuado...

Los límites están marcados por vuestra imaginación... Pero también por los movimientos de vuestro personaje. A diferencia de otros juegos de consola como Little Big Planet, aquí no se puede "flotar" por el escenario y colocar los elementos donde nos apetezca, sino que todo dependerá de que podamos alcanzar con nuestro personaje el punto que nos interese. En la versión de PC sí es posible editar libremente desde hace tiempo, gracias a las actualizaciones que se han ido publicando. ¿Por qué no se ha incluido esta posibilidad en Xbox 360?

Ventajas de jugar en Xbox 360

Venga, no sollocéis aún, que como decíamos antes, esta versión de Minecraft incluye añadidos interesantes. El primero es un tutorial que nos explica los fundamentos de la creación de objetos, el cual van a agradecer los recién llegados. Además, el manejo con el controller se ha adaptado con mucho acierto. Emular la precisión del ratón en PC era complicado, pero la verdad es que desplazarse y navegar por los menús resulta muy cómodo con el mando de Xbox 360.

También se agradece la presencia del multijugador. No es tan flexible como en PC, pero sus posibilidades son satisfactorias: hasta 4 jugadores en pantalla partida y 8 a través de Xbox Live. Los otros usuarios pueden entrar y salir de la partida cuando les apetezca. En tanto que no hay un objetivo final en el juego, la presencia de otros colegas sirve para que podamos construir más rápido las estructuras de nuestros sueños o, simplemente, para enseñarles nuestras creaciones y permitir que las visiten o prueben.

La falta de objetivos de la que hablamos es el principal escollo de este Minecraft. Sí, es divertido pasear por nuestro entorno, encontrar minerales extraños o buscar vacas a las que matar para construirnos un traje de cuero; pero tras un par de horas echamos en falta un reto real. Mientras que en la versión de PC se nos plantean misiones o se nos permite subir de nivel, aquí no hay nada de eso. Bueno, hay una "meta", si se puede decir así: si conseguimos los materiales para construir un portal, el cruzarlo nos transportará al Inframundo, un lugar oscuro y plagado de monstruos. Pero aparte de eso, no hay mayor incentivo que el que nosotros nos marquemos.

El cubo es bello

No podemos despedirnos de Minecraft sin mencionar su original apartado técnico. Al estar todo formado a base de cubos (monstruos y animales incluidos), tiene una estética muy distintiva, que parece creada por un niño pequeño pero que resulta indiscutiblemente llamativa. No son malos gráficos; simplemente, es una opción artística, como lo fue la de aquel 3D Dot Game Heroes que se vio en PS3. Ahora bien, eso no quita que haya bastante popping o que el tamaño de nuestro mundo, sin ser pequeño, resulte inferior al de la versión PC.

A estos gráficos tan originales se une una relajada música a base de piano, que nos invita a explorar con calma, a perdernos en el particular mundo del juego. Lo haremos y gozaremos durante un buen rato. Para cuando la ilusión empiece a desaparecer, esperamos que, como han prometido, se vayan lanzando actualizaciones con nuevos objetivos y contenidos, para que la comunidad del juego sea tan grande y productiva como la que hay en PC. Su creador, el carismático Notch, os lo agradecerá.

Valoración

Una vez entendida su mecánica, llega a engancharnos por completo, si bien habrá gente menos paciente que tirará la toalla antes de descubrir todo su potencial.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Saca el explorador y el creador que llevamos dentro. Su estética tiene personalidad.

Lo peor

Requiere cierto tiempo hasta que te acostumbras a él... Pero compensa.