Análisis

Análisis muy nipón de Way of the Samurai 4

Por Daniel Acal
-

Way of the Samurai 4 nos llega con más de un año de retraso con respecto a su salida en Japón. Se trata de un sandbox perfectamente ambientado al final del periodo Edo que gustará a los fanáticos de todo lo nipón que hablen inglés y sepan perdonar su mediocre apartado gráfico.

Aventuras de acción tipo sandbox hay muchas, pero pocas son tan auténticas como Way of the Samurai 4. Es una de las principales señas de identidad de esta saga de Acquire, que ya en sus dos primeras entregas para PS2 nos ofreció sendas aventuras de acción muy bien ambientadas en el periodo que solemos llamar de forma casi genérica Japón feudal. Esta autenticidad se mantuvo en el estreno de la serie en PS3 y 360, aunque llegó lastrado por un lanzamiento excesivamente tardío...

Eso es justo lo que ocurre con Way of the Samurai 4, una aventura de acción muy entretenida y también perfectamente ambientada que nos llega a España con más de un año de retraso con respecto a su salida en Japón (allí salió en marzo de 2011) y, por supuesto, con voces en japonés y textos en inglés. Algo que, por desgracia, echará para atrás a muchos jugadores, que automáticamente dejan de interesarse por un juego si ven que no está traducido al castellano...

Para fans de la cultura japonesa

Y es una lástima, porque más allá de su vetusto apartado gráfico y la barrera que pueda suponer el idioma, Way of the Samurai 4 es una aventura de acción tipo sandbox bastante recomendable si te atrae todo lo relacionado con la cultura japonesa. Como en los anteriores, asumimos el papel de un ronin, un samurai sin señor que vaga en busca de misiones vendiendo su espada por oro o por las motivaciones que nosotros consideremos oportunas.

Way of the Samurai 4 tiene lugar en la ciudad portuaria de Amihama en 1855, al final del periodo Edo. Una época convulsa y de cambios, como veremos en el juego. Pero antes de empezar la aventura tendremos que crearnos nuestro personaje (apariencia, ropa, armas...). Una vez definido, llegaremos a Amihama y, tras un pequeño prólogo a modo de tutorial, podremos ir a casi cualquier sitio del mapeado y realizar misiones de las tres facciones que se enfrentan en el juego.

Tres facciones, muchas misiones

Por un lado, tenemos a los recién llegados colonos británicos, que se llevan más o menos bien con el shogunato. Esta segunda facción es como el gobierno oficial, que comienza a abrirse poco a poco hacia todo lo extranjero tras muchos años de desconfianza y de fronteras cerradas. Y por último están los japoneses rebeldes, viejos señores feudales con sus samurais que desconfian de estos colonos británicos y de todo lo que provenga del exterior. 

Y en el centro de este triángulo-polvorín nos encontraremos nosotros. Podremos alinearnos y hacer misiones para cualquera de estas tres facciones. Pero mucho ojo, porque al abrir unas puertas nos cerraremos otras, lo que dará lugar a distintos finales. De hecho, verlo todo requerirá terminarse Way of the Samurai 4 varias veces. Y lo que hagamos en una partida puede repercutir en las siguientes. También hay eventos que sólo ttienen lugar en cierto momento del día. O misiones con un plazo determinado. Así pues, tendremos que tener un ojo puesto en el reloj del juego para avanzar en la aventura.

Desenvainando la katana

Así pues, la rejugabilidad está asegurada en una aventura en la que tarde o temprano tendremos que desenvainar la katana (aunque también podremos usar rudimentarias armas de fuego). El sistema de combate es bastante básico, con dos bototes de ataque dependiendo de su intensidad y la posibilidad de bloquear y romper la guardia del rival, además de ir aprendiendo nuevos movimientos. Pero las toscas animaciones y el pésimo sistema de detección de colisiones entorpecen enormemente estos combates.

Y es que desde luego Way of the Samurai 4 no entra por los ojos precisamente. A las toscas animaciones ya mencionadas hay que sumar escenarios excesivamente pasillescos, enemigos clónicos, escaso nivel de detalle en general... En suma, un apartado gráfico más cercano a PS2 que a PS3. Y la inteligencia artificial tampoco ayuda, regalándonos momentos tan ridículos como un monoraíl atropellando sistemáticamente a los peatones que pasan por la vía como si tal cosa...

Detalles muy originales

Insistimos, es una pena, ya que Way of the Samurai 4 es una aventura de acción muy entretenida y con muchas posibilidades, algunas bastante originales. Por ejemplo, podremos rondar a las féminas (y también a personajes masculinos, si lo deseamos). Para ello, habrá que infiltrarse sigilosamente en su hogar, evitando a sus familiares o dejándoles fuera de combate. Eso sí, si son extranjeras, no las entenderemos ni nos entenderán hasta que convenzamos al shogunato de que haga una escuela para aprender el idioma...

Otra novedad que incluye Way of the Samurai 4 es la posibilidad de tener un dojo cuyo prestigio dependerá de la cantidad de aprendices que tengamos. Y también nos esperan diversos minijuegos (como pesca, poker o las cartas hanafuda) y distintas profesiones que nos harán ganar algo de dinero (asesino, jardinero...).

Y para terminar, tenemos una opción que nos recuerda a una idea que vimos en Demon´s Souls. Si jugamos conectados, nuestro personaje podrá invadir virtualmente la partida de otro jugador asumiendo el rol de un samurai errante (y viceversa). El jugador que logre derrotar al invasor se quedará con su espada. Eso sí, el invasor lo controla la CPU, nunca es un jugador de verdad como en Demon's Souls o Dark Souls.

En fin, que Way of the Samurai 4 es un sandbox profundo y muy disfrutable siempre y cuando te guste la cultura japonesa, te defiendas con el inglés y sepas perdonarle sus múltiples e importantes fallos y carencias técnicas. Si ya conoces la serie, te gustará (es mejor que la tercera entrega). Si no, lo cierto es que hay opciones mejores en el género.

Valoración

Way of the Samurai 4 es un sandbox con una gran ambientación que gustará a los fanáticos de todo lo nipón que hablen inglés y sepan perdonar su discreta factura técnica.

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

Muy bien ambientado y con muchas misiones. Gran libertad de acción que desemboca en varios finales

Lo peor

Gráficamente podría pasar por un juego de PS2 y la inteligencia artificial es muy mejorable.

Lecturas recomendadas