Análisis

Análisis de Naruto Powerful Shippuden

Por Roberto J. R. Anderson
-

En su nuevo juego, Naruto comparte protagonismo con Rock Lee, o “Cejacas”, como le llama él, un popular personaje que todos los seguidores de este manga/anime conocéis de sobra. Powerful Shippuden cuenta con una aventura individual para cada uno de ellos.

No en vano, el título está basado en la serie spin-off Rock Lee & His Ninja Pals, que gira alrededor de Lee y muestra un aspecto menos serio y más “super deformed” de los personajes, para presentar capítulos con un enfoque más light, infantil y centrado en la comedia que el manga y serie principales. Por lo tanto, el juego es también sencillo, accesible y fácil de digerir.

Doble aventura

Powerful Shippuden está dividido en misiones cortas y sencillas, ideales para una portátil. Accedemos a estas misiones a través de dos mapas, uno para Naruto y otro para Rock Lee, y en cada uno manejamos a uno de ellos. El juego está pensado para que alternemos entre los personajes, ya que hay niveles que sólo se pueden desbloquear tras haber obtenido un cierto número de llaves que habremos de hallar en ambos mapas.

Las misiones se basan en una jugabilidad de acción 2D, con objetivos como derrotar a un número de enemigos, encontrar objetos, defender un punto, abrirse paso hasta el final del nivel en un tiempo determinado o enfrentarse a grandes enemigos de la serie como Orochimaru y varios personajes de Akatsuki como Deidara, Kisame, Kukuzu, Tobi y Pain. Algunos niveles son relativamente grandes y tendréis que avanzar a través de ellos en varias secciones, mientras que otros se reducen a un pequeño espacio en el que enfrentaros a un gran enemigo o sobrevivir ante una horda de enemigos durante el tiempo necesario.

El jugador siempre controla a Naruto o Rock Lee, pero también es posible invocar a más de 10 personajes diferentes que acuden momentáneamente a la contienda para realizar grandes ataques u otro tipo de poderes que apoyen al jugador. Podéis llevar hasta tres de estos aliados con vosotros en las misiones, y tras invocarlos tendréis que esperar un rato hasta que vuelvan a estar disponibles. La mayoría de estos personajes son de la Villa de la Hoja (Kakashi, Gai, Sakura, Neji, Hinata, etc.), aunque también contaréis con otros aliados como Gaara.

Desafíos y experiencia

Hay también un sistema de experiencia para subir niveles y habilidades, que nos recompensa con más puntos si cumplimos ciertos objetivos. Al comienzo de cada misión podéis elegir entre diversos retos, a cada cual más difícil pero con mayor cantidad de experiencia si se cumple. Es un planteamiento divertido, que además sirve como incentivo para rejugar los niveles. Estos puntos de experiencia sirven para aumentar parámetros de Naruto y Lee como sus niveles, barra de chakra y resistencia a ataques enemigos, y también para desbloquear nuevas técnicas y habilidades.

Los movimientos principales de combate se dividen en dos tipos: normales y especiales. Estos últimos son los más poderosos, pero requieren el uso de chakra para ejecutarlos. Es importante encontrar el equilibrio entre ataques normales y especiales, ya que realizar golpes normales ayuda a aumentar la barra de chakra, pero si gastáis muchos movimientos especiales seguidos podéis llegar a vaciar la barra y, en ese caso, vuestro personaje se agotará y no podréis moveros durante unos segundos.

Como veis, son unas mecánicas sencillas, pero funcionan bien y es divertido jugar. Sin embargo, las bondades del título están un poco empañadas por la excesiva simpleza de los entornos y la repetición de escenarios y objetivos. No sólo os veréis avanzando por escenarios idénticos para misiones diferentes, sino que el planteamiento de las misiones e incluso los enemigos acaban por repetirse demasiado.

El Naruto más 'graciosete'

Por su parte, uno de los puntos más simpáticos del juego está en las introducciones a los niveles, en las que los personajes hablan entre ellos con divertidos diálogos (traducidos al castellano) que os harán reír, ya que son en tono autoparódico y enfocados a la comedia, como en Rock Lee & His Ninja Pals. Por poner un ejemplo, Pain explica que su idea para que la población conozca el miedo es montar un parque de atracciones llamado Akatsukilandia. También se oyen de vez en cuando las voces originales en japonés de los actores del anime, aunque sólo son algunas palabras sueltas puntuales. Es muy gracioso y ameno ver estas partes, aunque sólo son imágenes estáticas sin animaciones ni vídeo, sólo con cambios de una imagen a otra para mostrar distintas emociones en los personajes. Hubieran quedado mucho mejor con un planteamiento más ambicioso.

En definitiva, Naruto: Powerful Shippuden os divertirá, pero está muy lejos de lo que una máquina como 3DS puede ofrecer tanto técnicamente como en contenidos. Además, ni siquiera cuenta con opciones multijugador. Pero sirve como un buen divertimento sobre todo para el público más infantil, que es para quien claramente está enfocado el título.

Valoración

Un juego entretenido que los fans de Naruto sabrán apreciar en su justa medida, en especial los de menor edad. Vale la pena probarlo pese a sus carencias.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

Diversión directa y efectiva, estética novedosa para Naruto, diálogos muy divertidos.

Lo peor

Los escenarios, objetivos y enemigos se repiten mucho. Técnicamente pobre. Sin multijugador.

Lecturas recomendadas