Análisis

Análisis de NBA 2K13 en Wii

Por Borja Abadie
-

2K Sports nos trae, un año más, la mejor simulación baloncestística, con Bryant, Howard, los Gasol y demás jugones de la NBA dispuestos a luchar por el anillo, aunque en Wii siguen haciéndolo con comentaristas en inglés. 

El anillo que en estos momentos ostentan los Heat de Miami está a punto de ponerse en juego con el comienzo de la nueva temporada. Las 30 franquicias de la NBA ya calientan las "muñequitas", aunque en nuestras manos está quién se llevará la gloria. La oferta de modos de juego da para que estemos enganchados a nuestra Wii durante el curso baloncestístico al completo. El modo La Asociación vuelve a ser el rey del parqué. Podemos escoger al equipo que más nos guste, realizar traspasos, elegir nuestro quinteto y demás opciones típicas de la saga, y llevarlos al Salón de la Fama de la NBA.

Muy de cerca le sigue Mi Carrera, en donde tenemos que crear un jugador, echar unos partidos para que algún equipo nos escoja en el draft (el sistema de sorteo por el que cada equipo va eligiendo a jugadores novatos) e ir completando encuentros y minijuegos para aumentar sus estadísticas y convertirle en el mejor jugador de la historia.

Mitos de la NBA nos propone 16 desafíos de la historia de la liga (desde los años 60 hasta el 2001) con partidos míticos, en los que controlamos a estrellas del calibre de Larry Bird, Jordan, Jerry West o Wilt Chamberlain, por ejemplo. Toda esta amplísima oferta nos permite dilucidar, en nuestra casita y de una vez por todas, qué equipo era mejor: los Lakers de Worthy y Magic Johnson o los de Kobe Bryant y Shaquille O´neal.

Pero eso no es todo, también tenemos el modo Situación, en el que podemos escoger los equipos, la puntuación, el tiempo restante y muchas opciones más para recrear las condiciones de partido que más nos apetezcan. Por último, en el modo Blacktop encontramos los concursos de mates y triples, partidos callejeros o incluso echar un 21, como en el patio del colegio. La oferta, como véis, es gigantesca, pero lo malo es que no hay casi novedades (algún equipo clásico) con respecto a la anterior entrega.

Cuestión de control

La simulación es tan buena y completa como otros años. Podemos fintar, hacer bandejas, alley-oops, mates, driblajes, bloqueos y todo tipo de cabriolas. Para lograrlo, podemos usar el mando de Wii y el mando clásico pro. Si usamos el sensor de movimientos, la cosa se complica bastante, ya que el más mínimo movimiento puede hacer que tiremos a canasta en el momento menos indicado y la respuesta no es tan precisa como debería.

En cambio, si usamos el mando clásico la cosa se pone mucho mejor y con un poco de entrenamiento podemos realizar todas las acciones sin problema. La cantidad de movimientos es brutal, así que a los rookies en la saga les vendrá de perlas el tutorial, que cuenta con 21 ejercicios con todo lo necesario para arrasar las canchas.

Igual que verlo en la tele

La ambientación de los partidos es excepcional. Además de contar con todos los pabellones, entrenadores y jugadores de cada equipo, es el estilo de las cámaras, las repeticiones o la recreación del ambiente que se vive en las canchas es lo que termina de conseguir que el juego parezca una retransmisión televisiva. La banda sonora también contribuye a crear ambiente con una selección de 24 canciones escogidas por el famoso rapero y productor Jay-Z, con artistas como Kanye West o Eric B. and Rakim, aunque no todo es el típico hip-hop, sino que también disfrutamos de grupos de otros estilos, como Daft Punk o Coldplay.

Pero no todo son buenas noticias en está versión de Wii, sobre todo si la comparamos con las de PS3 o Xbox 360. Lamentablemente no podemos disfrutar de los comentarios en castellano de Antoni Daimiel, Sixto Miguel Serrano y Jorge Quiroga. Tampoco están disponibles el partido de ensueño, con el Dream Team de las Olimpiadas de Barcelona y el Team USA de las de Londres, ni la chorrada del equipo de famosos con Justin Bieber. Gráficamente el juego luce bastante bien en la distancia, aunque en los planos cortos se aprecian errores en los modelos o popping.

Además, las plantillas no están actualizadas, así que no podemos disfrutar de Howard y Nash en los Lakers, por ejemplo. Una vez más, la ausencia de modo online nos resulta imperdonable. El acabado general, sin embargo, no deja de ser muy notable, con el realismo de siempre y una duración a prueba de bombas (las de Navarro no, de las que explotan). 

Valoración

La simulación es tan buena como siempre, así como la cantidad de modos disponibles, pero es imperdonable la ausencia de comentaristas en castellano o modo online.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

La simulación, la ambientación y la cantidad de modos.

Lo peor

Las plantillas no están actualizadas, no hay online y no hay voces en castellano.

Lecturas recomendadas