Análisis Destiny 2
Análisis

Análisis con nota de Destiny 2 para PS4, Xbox One y PC

Por David Martínez
-

Versión comentada: PS4

Tardaremos muchos meses en decir que hemos terminado Destiny 2, pero ahora que hemos finalizado la campaña, hemos jugado todos los asaltos y nos hemos embarcado en la incursión, podemos ofreceros nuestro análisis con nota del juego de Bungie y Activision.

A estas alturas, parece que lo único que nos falta por escribir de Destiny 2 es su nota. Ya os hemos hablado de las nuevas clases para Titán, Hechicero y Cazador, y os hemos presentado la campaña -bautizada como la Guerra Roja- en nuestro análisis en proceso. Pero aún nos quedaba mucho por descubrir. Por definición, lo más interesante de Destiny 2 llega cuando nos lo acabamos. El "endgame" son todas esas actividades, objetos coleccionables, desafíos... que le siguen dando vida al juego tras la historia principal. 

Destiny 2 captura 3

Os adelantamos que Bungie ha hecho un trabajo excepcional en este sentido. La campaña, en que le plantábamos cara a Dominus Ghaul de la Legión Roja de los Cabal, ya suponía un impresionante paso adelante en narrativa, variedad de niveles y momentos memorables (en particular los tres últimos niveles son para quitarse el sombrero).  Pero eso es sólo la punta del iceberg porque el mismo tratamiento se traslada a todas las actividades. 

Repartidos por los cuatro planetas del juego (la Zona muerta europea, Titán, Nessus e IO) nos esperan los objetivos más variados. Eventos públicos (que se transforman en heroicos cuando cumplimos un objetivo secundario), patrullas, aventuras, sectores perdidos. meditaciones... la verdad es que tenemos la sensación de que nunca se van a agotar estas misiones. 

Destiny 2 captura 5

El desarrollo aprovecha los estupendos tiroteos "marca de la casa" (aquí podéis ver cómo es la ayuda al apuntado en Destiny 2) y se apoya en secuencias de exploración, plataformas y pequeños puzles. Y lo que consigue es que nunca nos cansemos de patrullar la zona acabando con hordas de Caídos, Colmena, Vex y Cabal. En general, se trata de perfeccionar aquello que ya prometía el primer Destiny. 

La navegación

Uno de los aspectos que más se agradecen en esta secuela es cómo ha mejorado nuestra manera de recorrer los planetas. Ahora el colibrí (la moto voladora de los guardianes) no está disponible desde el primer momento del juego, así que estamos obligados a recorrer a pie grande extensiones. Esto hace que la sensación de "sandbox" sea mucho mayor: disfrutamos simplemente buscando cofres ocultos, o dándole su merecido a las patrullas de enemigos que desembarcan de sus cruceros de guerra. 

Destiny 2 captura

Cada uno de los mapas tiene teleportadores, que nos permiten ahorrarnos tiempo -si vamos con prisa a cualquier sector- e incluso podemos salir al plano general y escoger puntos de aterrizaje, para centrarnos mucho más en el objetivo. Las misiones de los guardianes se abren poco a poco, para que no nos perdamos entre tantas posibilidades, y la curva de dificultad está bien ajustada. 

No nos costará llegar al nivel máximo (20 por ahora) y a partir de entonces conseguir objetos que aumenten nuestra luz hasta nivel 200. A partir de ahí, la cosa se vuelve más difícil -y a partir de nivel 250 de luz se vuelve verdaderamente complicado-. Pero en ningún momento resulta frustrante. La verdad es que está mucho más equilibrado que en el primer juego, y se han asimilado todas aquellas mejoras que trajo la expansión El rey de los poseídos, como infundir armas y piezas de armadura. En una semana, resulta sencillo alcanzar el nivel necesario para la incursión. 

La progresión del guardián es un justo equilibrio entre conseguir objetos legendarios y exóticos, infundirlos y aplicarles modificadores, lo que puede resultar engorroso para los novatos, pero se aprende deprisa. Y por ahora (llevamos unas 60 horas de juego) nos anima a seguir avanzando hasta, como promete Destiny, convertirnos en leyenda. 

Destiny 2 Colibrí

Asaltos y aventuras

Si la campaña ya es más variada y está mejor hilada que en el primer juego, los asaltos de Destiny 2 son un gran paso adelante. En primer lugar porque el desarrollo cambia constantemente (como con la perforadora en la Espira invertida, que muchos jugaron en la beta) y porque nos encontramos a los enemigos más duros -y grandes-. Pero para eso contamos con la ayuda de los otros dos guardianes de nuestra escuadra (que se seleccionan de manera automática, mediante matchmaking). 

Cuando los tengamos dominados, podremos acceder a los asaltos de Ocaso, con actividades semanales mucho más duras, pero que nos dejan las mejores sensaciones del juego: colaborar con guardianes desconocidos en batallas sin cuartel, para conseguir un botín exclusivo. 

Destiny 2 gameplay 2

Esta misma filosofía es la que se ha trasladado a las aventuras. Podemos jugar una tras otra, y conseguir cierta continuidad en la historia (que completa el argumento principal), y además disfrutar de secciones muy diferentes, no sólo se trata de repeler una oleada tras otra de enemigos. 

Destiny 2 captura 4

Duelos en el Crisol

El modo online pvp de Destiny 2 puede parecer el "patito feo" del juego. No está conectado con el tema principal, y todos los modos se han "recortado" a enfrentamientos 4 vs 4. Pero el catálogo de armas -ahora divididas en cinéticas, energéticas y destructivas- es excepcional. Los amantes de las escopetas de cartuchos (en la categoría de armas más potentes) han perdido una importante ventaja, pero el juego sigue siendo muy equilibrado. 

Las recompensas que ofrece este modo y la variedad de mapas (ninguno de ellos utiliza vehículos, por ahora, y tampoco hay carreras de colibrís) nos animan a entrar en el Crisol, pero no hemos tenido el mismo nivel de diversión frenética como con otros FPS como Call of Duty, Doom o Battlefield.

Destiny 2 captura 2

Por ahora, echamos de menos la presencia de un escenario cerrado para jugar por oleadas como el Presidio de los ancianos, que seguro llegará más adelante, con alguno de los DLC prometidos. 

La incursión

En primer lugar, hay que destacar que la principal mejora es la facilidad para acceder a este modo de juego. Ya no es necesario encontrar una escuadra de 6 amigos con el nivel suficiente para afrontar Leviathan (que es como se ha bautizado), sino que el sistema de clanes nos permite unirnos a un grupo ya creado para entrar en la misión, que tiene un nivel de luz recomendado de 270.

Por ahora el sistema de guía está en fase beta, pero más adelante puede convertirse en el mejor modo para que los jugadores novatos se atrevan con una hazaña de estas proporciones. 

Destiny 2 captura 7

A partir de ahí, y como en el primer juego, vamos a disfrutar de una cuidada sucesión de batallas contra hordas de enemigos, zonas  de difícil acceso y puzles, que requieren la colaboración de los seis guardianes para avanzar. La incursión de Destiny 2 es algo único (y difícil). 

En la órbita de Nessus descubrimos un escenario grandioso, que no se parece a ningún otro entorno del juego y que pondrá a prueba a los jugadores más diestros. Los Cabal (con armaduras resplandecientes, inspiradas en el antiguo Egipto) custodian una sucesión de estancias llenas de trampas, en que el trabajo en equipo es esencial para avanzar. Pero la recompensa, y los momentos épicos que nos aguardan, merece la pena

Apartado técnico y consideraciones finales

Destiny 2 se levanta sobre los cimientos del primer juego y mejora todos sus aspectos. Es un juego mucho más sólido, que "se abre" a partir de una campaña excelente, y que nos ofrece interminables horas de acción. Tiene un enfoque único en el campo de los MMO, que encaja a la perfección con las consolas -tradicionalmente este es un género más popular en PC- pero aún le quedan algunos detalles por pulir.

Destiny 2 subclases

En lo que respecta al apartado técnico, el control es sensacional, la banda sonora -coral e instrumental- impecable, y todo lo relativo al diseño, hasta el interfaz, nos encanta. Los escenarios son enormes y ricos en detalle, y los enemigos se comportan de manera inteligente. El juego luce a 4K en PS4 PRO (y también lo hará en Xbox One X cuando salga al mercado) pero echamos de menos la posibilidad de jugar a 60 FPS como en PC, donde casi "parece otro juego".

También es justo mencionar que, aunque nosotros no hemos experimentado ningún fallo, la propia Bungie ha reconocido que el juego se cuelga en algunos momentos, y tiene bugs que están tratando de reparar, y que estropean nuestra experiencia. 

Nos ha impresionado la evolución de Destiny 2, pero aún esperábamos más. El uso de las naves es testimonial (para adornar las pantallas de carga) y tampoco se han implementado mascotas, como se veían en los primeros artes conceptuales de Destiny y en Los señores de hierro. Además el aspecto social (aparte de echar unas risas bailando con otros guardianes) no está del todo desarrollado, y nuestras visitas a la Villa y al Viajero no son más que un trámite para conseguir equipo.  

Destiny 2 captura 6

Valoración

Destiny 2 es una perfecta evolución del FPS MMO de Bungie. Un juego enorme en que pasaremos horas tratando de convertirnos en leyenda, y colaborando con otros guardianes de todo el mundo. La campaña es genial, y el endgame consigue engancharnos.

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

La campaña, espectacular y bien narrada. La incursión para 6 jugadores y las infinitas actividades en los nuevos planetas.

Lo peor

El aspecto social del juego en la Villa y en el Viajero. Algunos bugs. Quizá la subida de nivel sea demasiado fácil.

Lecturas recomendadas